Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Luis Héctor Epul   Cultura   saber sin fin  

Luis Héctor Epul, pulmón de la vida cultural marplatense

Hay tanta poesía en mis pulmones que mis respiraciones finales serán un poema y mi último suspiro un verso...
Abel Pérez Rojas
@sabersinfin
martes, 22 de junio de 2021, 10:49 h (CET)

Los pulmones y el sistema respiratorio permiten el ingreso de oxígeno a nuestros cuerpos. Gracias a ello vivimos.


Hay personas que son una especie de pulmones para la vida cultural de su entorno, porque  propician la visibilidad del talento, porque provocan redes de intercambio artístico y las causas humanitarias son beneficiadas gracias a su intervención.


Luis Héctor Epul es una especie de pulmón para la vida cultural de su querido Mar del Plata.

Originario de San Carlos de Bariloche, en la provincia de Río Negro, en el sur de Argentina, en la Patagonia, Luis Epul radica en Mar del Plata desde los catorce años de edad.


Dice que el amor por la radio nació con él, el cual se consolidó cuando pudo cursar estudios al respecto en la Casa del Puente. Transitó por la locución deportiva y la comercial, hasta que fue cayendo en lo relacionado al amor a las raíces argentinas.


Conocí hace unas semanas, gracias a los buenos oficios de mi amiga Aurora Olmedo, al distinguido Luis Héctor e inmediatamente hicimos un clic de amistad. Luis es periodista, locutor, profesor de Protocolo y Ceremonial, y figura relevante de la actividad cultural de Mar del Plata. Tras sus espaldas carga con varias décadas a favor de las artes de Argentina.


Por las venas de Epul corre sangre mexicana, chilena y argentina, tal vez, esa combinación le hace ser un individuo extremadamente amable y siempre dispuesto a ayudar. Previo a la primera entrevista que le realicé, acudo a Internet para documentarme sobre su brillante trayectoria, pero mi búsqueda no es tan provechosa como imaginé.


Pese a la fructífera vida cultural y comunicativa de Luisito –como le llamo a veces de cariño–, encuentro escaso registro de su camino. Es en ese momento cuando surge la primera intención de dedicarle un artículo a la abnegación de Luis Epul, pues no concibo que personas como él no cuenten con un registro abundante en Internet, pese a su aporte por los demás.


Luis Héctor ha sido un activo partícipe de todos los encuentros donde se destacan las raíces, costumbres y tradiciones de Argentina. Luis Epul ha recibido, entre otras distinciones: Vecino Destacado por defender la cultura y la historia de Argentina, Ciudadano al Mérito, por el Concejo Deliberante del Partido del General Pueyrredon, entre tantas otras. Colaboró en el monumento a los caídos en Malvinas, en el Barrio 2 de Abril y organizó a través de la conducción y la locución, los encuentros tradicionalistas, como muestras artísticas, presentación de bailarines, músicos y cantantes en la réplica del Cabildo de Buenos Aires en la ciudad de Mar del Plata.


Ha participado en numerosas emisoras radiofónicas marplatenses, actualmente conduce y produce el programa sabatino Escenario, a través del cual convoca a figuras de la literatura, de las artes plásticas, cantantes, ejecutantes y diferentes manifestaciones del quehacer cultural.


Luis ha colaborado junto a otro grande, Alfredo Oteman, creador del Reconocimiento Nacional a las Artes, Faro de Oro, en la realización de dicho galardón que ha inspirado a creativos y figuras sociales.

Aunque Luis Epul no se asume como poeta, lleva un poeta dentro, que está a la vista de todos, por ello sus micrófonos han sido refugio y escenario para todos los amantes del arte.


Percibo que la labor de Luis Héctor Epul no ha sido lo suficientemente reconocida por las autoridades argentinas, sin embargo, sé que personas como él realizan su labor no por reconocimiento, sino por el placer que implica dar de sí, antes de pensar en sí.


Sin duda, Luis es un pulmón en la vida cultural de Mar del Plata, hago votos para que así siga por muchísimos años más.

Gracias por tu amistad, querido Luis.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Disarmonía incongruente

Necesitamos abandonar el seguidismo de las necias intemperancias para reivindicar con ahínco la presencia ilusionada de las personas con las mentalidades abiertas

Política de máscaras venecianas

El pueblo no quiere tierras; desea convivencia, vivir sin puertas, sin vividores, sin consejeros serviles, sin mercenarios baratos…

​Cómo saber si eres idiota

Expondré en este artículo unas sencillas fórmulas, interrogantes que fácilmente nos podemos hacer y contestar, para descubrir si somos normales o somos como la mayoría

Fortalecerse

Afianzarse como familia irradia un horizonte despejado, al saber acompasarse y acompañarse, de vivos tonos y timbres, para no morir de frío y poder florecer desvivido por vivir

​Los números cantan

Se impone, a estas alturas, definir con claridad, qué es lo que de verdad queremos conseguir los gitanos españoles
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris