Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Derecha   Política   Ideología  

Derecha fuerte... sinónimo de progreso

Cuando no existe el principio de servicio público, las “lindes” no dejan de ser, simplemente, cortinas correderas
Ángel Alonso Pachón
@AAP1942
viernes, 7 de mayo de 2021, 02:18 h (CET)

Los analistas políticos comentan que es necesario una “derecha fuerte”.


Lo que no dicen, dichos analistas, es a qué llaman ellos “derecha fuerte”.


Lo que sí se vislumbra entre sus comentarios es que esa “derecha fuerte” sería el contrapeso a VOX.


La indefinición, sigue siendo, parece ser, el alma mater de la política.


Definir y concretar en política, con todos los riesgos advenedizos, es muy arriesgado, pero señalar las “lindes” ideológicas, sociales y de convivencia es el principal deber moral de todo partido que quiera tomar parte de la “Asamblea”.


Lógicamente, cuando no existe el principio de servicio público, las “lindes” no dejan de ser, simplemente, cortinas correderas, pero si el compromiso social es “fuerte” las lindes son “muros” de mayor o menor altura, pero “muros”.


Quizás cuando los analistas políticos hablan de la necesidad de una “derecha fuerte” se refieren a las famosas “lindes” en forma de “muros”.


Por último, siguiendo con el símil, unos muros que no reflejen en sus paredes los por qué, los para qué y los ideales, serían un engaño y les podríamos colocar el apelativo, sin ningún escrúpulo, de “muros ultra” (porque no explican sino que obligan).


Una “derecha fuerte” es aquella que tiene sus ideas y el desarrollo de las mismas CLARO.


Cuando eso no se da, aparecen los llamados “ULTRAS”, que son los que sacan los colores a los que con su mayoría de votos se dedican a “pastorear” cómodamente, sin profundizar en sus compromisos.


Puede que algún día, si somos consecuentes, en nuestros “juramentos políticos” encontremos los muros infranqueables, que cada uno se compromete a respetar.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Calendario de Adviento

Cuidado con esas falsas esperanzas que pueden diluirse con la cruda realidad burocrática

Constitución, parlamentarios, ciudadanos

Los votos son poder, los gobiernos son delegaciones del pueblo

​La Vanguardia, la valedora de la burguesía separatista catalana

Vemos como un medio de comunicación, que en otro tiempo se caracterizó por su objetividad, ha caído en lo más bajo del proselitismo y el sectarismo separatista

Larga vida a nuestra Constitución

Estoy tratando de digerir la rabia y la pena que me causa la decisión de la mesa del Congreso de no invitar a los parlamentarios constituyentes al encuentro

Un poco de historia

Amo a España y sé algo de su historia que hoy comparto con mis lectores
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris