Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
Etiquetas:   Alzheimer   mayores   Enfermedades   Familia  

"Es difícil ver cómo mi padre se apaga día tras día: charlas, pasear, conducir..."

​Entrevista a Maribel Cerezuela, bloguera y amante de la literatura
Aurora Peregrina Varela Rodriguez
domingo, 4 de abril de 2021, 12:09 h (CET)

CYMERA 20210330 205718


A pesar de que el mundo le ha dado muchas satisfacciones, ahora Maribel está viviendo el lado más amargo: el ver a su padre con Alzheimer.  Sentir como su familia está pendiente día tras día de la evolución de su enfermedad, y la impotencia de tener que delegar todo en su madre y hermano porque vive en la ciudad donde trabaja, lejos del pueblo donde vive la familia.

Hoy no vamos a hablar de su amor a la literatura, ni de sus poesías inacabadas o su blog donde comparte las creaciones de los poetas y amantes de la literatura. Hoy hablamos de una efermedad que deja sin mente ni fuerzas a las personas, el Alzheimer, su padre lo padece. Le preguntamos  y queremos que nos haga partícipe de su historia porque es similar a cada una de las historias de las familias que viven con una persona enferma.

¿Cómo descubrió que su padre tenía Alzheimer?

Se lo han diagnosticado hace menos de cinco meses. Tenía despistes propios de sus 88 años, pero nada grave. Tal es así que renovó el carnet de conducir porque tiene muy buena visión y estaba muy bien. Ocurre que el pueblo donde él vive ha estado confinado por el coronavirus. No se podía entrar ni salir. Eso le ha afectado más que nada. Un hombre que iba todos los días a tomar su café con leche y media de aceite llueva o truene, ya no podía hacer nada. Ni reunirse con los amigos a jugar su diaria partida de dominó. Nada. Eso le ha afectado mucho. Lo llevamos al médico y le diagnosticaron alzheimer.

¿Qué cuidados requiere un enfermo de este tipo?

Dedicación exclusiva y personas pendientes de él. Aunque sea respetuoso, nada violento, amable, pero la efermedad tiene sus consecuencias. No controla los esfínter, se hace sus necesidades encima, le molesta muchísimo el pañal de plástico cerrado a la cintura y se lo quita durmiendo.

¿Cuál es el día a día de una familia, que convive con un enfermo de Alzheimer?

La familia sufre poque mi padre tocaba la bandurria, le encanta la música, bailar un pasodoble, sembrar flores en el huerto o cojer los frutos que él mismo ha cuidado y sembrado. Ahora no puede hacer nada de esto y verlo sentado, serio, sin ánimo, sabemos que sufre aunque no lo diga. Todos lo pasamos muy mal. Mucho más mi madre y mi hermano que están las veinticuatro horas con él.

¿Qué complicaciones de tipo laboral os ha traído en casa, el estar en esta situación?

Al tener mi padre 88 años, estar jubilado y cobrando su pensión, digamos que, a diferencia de otros hogares, el suyo no está tan mal. El Ayuntamiento del pueblo le ha puesto una persona, Asistencia a domicilio, que le ayuda a mi madre. Es poco tiempo para todo lo que necesita, pero estamos muy agradecidos porque si lo pensamos, es de una ayuda que no se valora lo suficiente. No hay suficientes palabras de agradecimiento al Ayuntamiento.

¿Cuántos años tiene su padre y si padece alguna otra enfermedad que empeore las cosas?

Mi padre nació en el 1932. En agosto hará los 89 años. Ha tenido cáncer de próstata, pero el Doctor Megino dió con su enfermedad a tiempo y, aunque nadie creía que por la edad lo superara, se quedó muy bien a pesar de las sesiones de quimioterapia recibidas. Ahora toma pastillas para el dolor de huesos y la pastilla del alzheimer, aricept, 5mgr.

¿Qué grado de Alzheimer tiene vuestro padre?

No sabría decirte. Dado su evolución negativa y su deterioro cada vez más pronunciado diría que ha avanzado a peor su enfermedad en poco tiempo.  En concreto desde finales de octubre a la actualdad.

¿Qué le diría a su hermano, como cuidador de un enfermo de Alzheimer?

A mi hermano, al que admiro por su amor y paciencia, no ya como hijo, sino como persona, le digo siempre que no queda otra que ser positivo, nunca negativo. La vida nos ha dado esta fase y no se puede evitar. Él ayuda a mi madre y a mi padre haciendo las veces de enfermero, auxiliar de clínica, cocinero, limpiador, empleado de hogar, lo hace todo. En su nombre y en el de todas las personas que viven con esta enfermedad les doy las gracias y siento verdadera impotencia. No se puede hacer nada más de lo que hace cada día por nuestro padre.  Le pone hasta canciones de Antonio Molina porque lo ve como se ríe, canta y mueve los brazos como dirigiendo una orquesta. Ama la música.

¿Os deja tiempo libre, convivir con un enfermo de estas características?

No. Me explico, mi hermano es amante de la fotografía, de la acuarela, pintaba cuadros, leía mucho, ahora todo lo tiene parado. Imposible asistir a unas clases, o irse de la casa a fotografíar un paisaje. De alguna manera su vida ha cambiado totalmente. Vive para y por su padre y su madre. No puede alejarse mucho porque mi padre siempre está demandando atención aunque él no sea consciente de ello.

¿Qué habéis sacrificado de vuestra vida personal a causa de la situación hoy día de salud  de vuestro padre?

Mi hermano, como decía antes, todo. Mi madre ya no la lleva nadie al mercado de los pueblos vecinos a comprar una maceta o unos calcetines. En mi pueblo no hay tiendas, todo hay que comprarlo fuera. Aquí entra en el círculo de personas que hay que darles un agradecimiento infinito un hermano de mi madre, mi tío Miguel, que los lleva en su coche al médico para ponerse la vacuna del coronavirus, o que lleva a mi hermano a comprar verdura y frutas al pueblo más cercano. Gracias tío Miguel.

¿Cuál es su estado de ánimo y vuestra salud en estos momentos?


Mi padre no sabemos muy bien porque habla poco, pero sus expresiones son reflejo de que a veces sufre mucho de ver a mi madre que no sabe como evitarle a él la enfermedad. Ella, 86 años, tiene achaques y varias enfermedades como azúcar y fibromialgia. Lo está llevando fatal.


¿Recibís el apoyo de alguien: amigos, familiares, o alguna institución que trabaje con enfermos de Alzheimer?


Sí. Mi tío Miguel como decía antes se desvive por ayudarles en todo lo que necesiten. Ni mi hermano ni yo conducimos. El ayuntamiento, insisto, al  que hay que agradecer el que nos haya aprobado una Asistenta Social por horas. Mi tía Concha le pone a mi madre la inyección de Insulina cada día porque es diabética. Mi familia tiene un apoyo en la familia, día a día, que no se puede valorar.


¿Qué le pedís a la vida a partir de ahora?

La impotencia a veces, la ansiedad, el no poder controlar, desespera. No podemos hacer nada. Sólo vivir el día a día y esperar que no le hagan daño las pastillas que se toma o que tenga reacciones adversas que le hagan sufrir. Estoy segura que mi padre se da cuenta, no siempre, pero se da cuenta de todo lo que está padeciendo y lo que sufren los que están día a día a su lado.


¿Cómo evolucionó la enfermedad en su padre?, y si queréis, dejadme su nombre, por la ayuda, que sin querer, está brindando a familias como la vuestra.


Está evolucionando  muy deprisa, diría que a peor. No veo mejora. Sí le ha mejorado muchísimo, gracias a los consejos de una amiga médico, el eritema de piel que tiene en la cabeza que con unas cremas se le está curando muchísimo.


Mostrándonos fotos de su padre, Maribel, nos cuenta:


"¿Impotencia? No sé la palabra exacta, pero como puedes observar el deterioro es increíble y sin remedio según los médicos. Tiene seguro privado, Adeslas, pero ante enfermedades como el Alzheimer nada se sabe con certeza. No tiene cura" .


"Las gafas que usa, es porque superó una operación de cataratas. Tuvo cáncer de próstata hace unos cinco años que superó cuando ni el mismo médico lo daba por hecho. Tiene mucha fortaleza, se alimenta bien, siempre unas almendras y nueces en su dieta, pero con el Alzheimer no sabemos qué hacer".


Gracias Maribel, no publicaremos fotos de vuestro padre ya que necesitaríamos su permiso y no puede darlo ahora. Publicaremos un dibujo de Alzheimer cedido por Toja Lz para esta publicación, ya difundido en una anterior entrevista.


Está claro que la vida está llena de obstáculos y la ayuda de vecinos, familiares y amigos es lo que nos va salvando, así que desde aquí también emitimos este mensaje. 

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​¿Cuál es el destino de una mascota si fallece su dueño?

Los animales domésticos dejarán de ser "bienes muebles" y serán considerados "seres vivos dotados de sensibilidad"

​UniRaid: “el desafío imposible” de cruzar el desierto con fines solidarios

Se trata de una hazaña, donde nada, excepto el recorrido se puede dejar en manos de la improvisación

Cinco trucos para mejorar la acústica del hogar

La exposición continua a altos nieves de ruido afecta a la calidad de vida y favorece el desarrollo de problemas de salud como el estrés

El 50% de los jugadores online son jóvenes

El mayor número de usuarios se encuentra en las casas de apuestas y los salones de juego

¿Por qué elegir MrFerry para tu viaje a Canarias?

Los buques tienen todas las comodidades y servicios
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris