Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   vacunas   Comisión Europea   Carolina Darias  

Ministerio de Vacunas Perdidas

La Comisión Europea ya ha advertido de que no va a consentir que haya más corrupción en España con las vacunas
Jesús  Salamanca
martes, 9 de marzo de 2021, 10:30 h (CET)

¿Qué pasa con estos chicos del Gobierno que arrasan con cuanto tocan? No se conforman con los ‘atracos’ efectuados en los 35 años de desgobierno andaluz y de los cientos de casos de corrupción; el robo del dinero de los parados; los 960 millones de los ERE; Invercaria; el fraude con la formación; Mercasevilla; las casi diarias orgías con y sin mujeres de moral distraída… ¡Cuánto malhechor suelto, Señor!

Y ahora aparece el caso de las vacunas. Éramos pocos… Existe un desfase de casi 30.000 dosis con respecto a las recibidas. Sanidad no sabe dónde están ni quien las ha podido desviar. El descuadre entre los informes de Sanidad y las dosis recibidas es monumental y muy sospechoso, además del retraso de varios envíos y el recorte. La Comisión Europea ya ha advertido de que no va a consentir que haya más corrupción en España con las vacunas como presunto negocio.

Pensábamos que sólo faltarían las de los alcaldes socialistas que se creían indispensables; la del arzobispo balear; las de los políticos que creían estar por encima del bien y del mal; la del secretario de la Conferencia Episcopal Española; las de los trabajadores de algunas consejerías de Sanidad… Hoy son conocidos como los “VACUNAJETAS”. ¿Y entre todos esos aprovechados y caraduras suman 30.000 dosis? ¿Las ha revendido el Gobierno? ¿Estamos ante nuevos casos de corrupción y latrocinio? ¡Cuánto degenerado ha tocado pelo y alfombra roja!

Lo que sí es cierto es que vamos muy retrasados vacunando. ¿Quién ha autorizado a vender vacunas a Andorra? ¿Quién se ha embolsado el importe? Hasta ahora paga Europa y España no ha soltado ‘castaña’ alguna. ¿Quién decide las tropelías que se están cometiendo? Ha pasado un año desde que el Gobierno bicéfalo se tomó posesión y esto ya me recuerda al estraperlo. Lo sorprendente es que las CC.AA. tampoco se quejan siendo las más perjudicadas. ¡Lagarto, lagarto…!

Espero que no acaben diciendo que se extravían porque las dosis son muy pequeñas. Estos gobernantes son capaces de todo, menos de hacer las cosas bien; incluso, si tiene que salir Simón a hacer chistes con el tema, sale y asunto concluido. A muchos españoles nos gustaría saber cuántos ‘vacunajetas’ ha habido y cuántos se desconocen aún. “¡Ande Andarán!”, como diría José Mota. Visto lo visto, las más formales han sido las infantas, Elena y Cristina, que han pagado sus 12€ por vacuna en otro país y no han gastado de casa. Tenemos dos dosis más. Cualquiera hubiéramos hecho lo que ellas.

Estaría de ver que ya estuvieran vacunados los ‘peces’ del Consejo de Ministros, los diputados del Congreso y los altos cargos y cargas de otras instituciones. También sería desagradable sorpresa que se hubieran vacunado quienes mucho han ‘ladrado’ contra las infantas. Duele comprobar que los medios de comunicación no han sido claros con el tema de las dosis extraviadas porque hace pensar en un control férreo y amenazador a los medios que ya ni siquiera existía en el tardofranquismo. ¡Cuánta ‘rata’ y cuánto ratero hay mangoneando las arcas del Estado y campando a sus anchas!

Creo que ya no nos sorprende tanto mangoneo. Ese ADN está incrustado en el histórico de las ideologías del actual Gobierno. Precisamente esas siempre dejan su huella por donde pasan: bien arramplan, o bien destrozan. Nunca es una huella en positivo. En ese descuadre de dosis huele a podrido, y mucho.

Hay sinvergüenzas que siempre hacen negocio; da lo mismo que sea con el hambre, la miseria, la guerra… o la salud. ¡Qué bien ha venido la pandemia a algunos! Desde la venta fraudulenta de test, mascarillas y respiradores por parte de Salvador Illa, unido al caos permanente de encargos y llegada de material sanitario, siempre ha olido a albañal y a reventa. En fin, ya tenemos otro ministerio más: el Ministerio de Vacunas Perdidas.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Ayer estuvimos en Colón

Medianías intelectuales y políticos de precio barato han decidido que las academias nacionales de Lengua e Historia son bazofia del pasado

Recorrido vital

Sin contar con los ciudadanos no hay ciudadanía que valga, ni gobernantes leales

​Las distinciones de Andalucía

La diferencia entre la Medalla de Andalucía y la Bandera de Andalucía radica en que la primera es de carácter autonómico y la segunda provincial

Vio Dios que el mundo era bueno y nos creó libres

El gran atributo de la libertad que se nos regaló cada vez lo usamos peor

​Brutal patada de Íñigo Errejón

La ciudadanía ya está harta y debe plantearse en serio acabar con este tipo de vándalos que se cubren con la piel de ‘padres de la patria’
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris