Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   VOX   Donald Trump   Fascismo  

VOX y la herencia trumpista

VOX sería un virus pandémico que podría arrasar con los principios de la sui generis democracia española al poseer un ADN dotado de la triple enzima tardofranquista
Germán Gorráiz López
@ggorraiz
miércoles, 13 de enero de 2021, 11:05 h (CET)

El puzzle inconexo del caos ordenado puede esbozarse mediante la llamada “Teoría de las Catástrofes” del científico francés René Thom y se basaría en dos conceptos antinómicos para intentar “comprender el orden jerárquico de la complejidad biológica”.Así, el concepto de estabilidad o equilibrio se refiere a un sistema que permanece estable aunque registre un cambio, principio que trasladado a la esfera política se traduciría en la Reforma del Régimen del 78 sin alterar sus principios esenciales (Monárquico, centralista y neoliberal), tesis que defenderían los partidos del establishment dominante del Estado español (PP, PSOE y Ciudadanos). En la orilla antónima, encontramos el concepto de cambio cualitativo o discontinuidad que se produce cuando simples cambios cuantitativos pasan a ser otra cosa diferente y el sistema se transforma internamente de modo radical en una nueva realidad que modifica su situación de equilibro interno y se crea una situación nueva (Nuevo Régimen Tardofranquista), tesis defendida por VOX.

El tsunami electoral de VOX
El establishment del Estado español estaría formado por las élites financiera-empresarial,política,militar, jerarquía católica,universitaria y mass media del Estado español,herederos naturales del legado del General Franco que habrían fagocitado todas las esferas de decisión (según se desprende de la lectura del libro “Oligarquía financiera y poder político en España” escrito por el ex-banquero Manuel Puerto Ducet), e iniciado asimismo una deriva totalitaria que habría ya convertido a la seudodemocracia española en rehén del establishment. Sin embargo, al cabo de 4 décadas, la crisis económica,el progresivo descrédito de la Monarquía, la crisis de Cataluña y la desafección política de la sociedad española motivada por los sangrantes casos de corrupción de la élite político-económica han hecho oscilar en sus valores los esquemas idílicos de la Transición y la vigencia de la Constitución del 78 en la que se sustenta el actual status quo , elementos desencadenantes del tsunami electoral protagonizado por VOX.

La estrategia electoral de VOX se basó en la técnica de la manipulación de las masas expuesta por Edward L. Bernays en su libro “Cristalizando la opinión pública”, en el que desentraña los mecanismos cerebrales del grupo y la influencia de la propaganda como método para unificar su pensamiento. Así, según L. Bernays, “la mente del grupo no piensa, en el sentido estricto de la palabra. En lugar de pensamientos tiene impulsos, hábitos y emociones. A la hora de decidir su primer impulso es normalmente seguir el ejemplo de un líder en quien confía”, por lo que la propaganda de VOX está dirigida no al sujeto individual sino al Grupo en el que la personalidad del individuo unidimensional se diluye y queda envuelta en retazos de falsas expectativas creadas y anhelos comunes que lo sustenta.

VOX y la herencia trumpista
VOX sería un virus pandémico que podría arrasar con los principios de la sui generis democracia española al poseer un ADN dotado de la triple enzima tardofranquista (mantenimiento de la "unidad indisoluble de España”,control estricto de la inmigración y retorno al “pensamiento único heteropatriarcal”) y cuyo primer efecto nocivo sería el finiquito del paradigma vigente en las últimas décadas (Teoría de lo “políticamente correcto). En consecuencia, una hipotética mayoría electoral de PP, Cs y Vox se traduciría en la ilegalización de partidos refractarios a los postulados de la Constitución (Unidas Podemos y los partidos independentistas vascos y catalanes) así como la suspensión sine die de las Autonomías como punto final de una feroz ofensiva recentralizadora que supondrá la asunción de las actuales competencias autonómicas (Sanidad, Educación, Policía y Prisiones) por el Estado Central y la posterior implementación de un nuevo Estado tardofranquista.

Dicho régimen bebería de las fuentes del centralismo bonapartista y del paternalismo de las dictaduras blandas y devendrá indefectiblemente en un régimen autocrático, forma de gobierno ejercida por una sola persona,especie de parásito endógeno de otros sistemas de gobierno (incluida la llamada democracia formal) que partiendo de la crisálida de una propuesta partidista elegida mediante elecciones libres, llegado al poder se metamorfosea en líder Presidencialista con claros tintes totalitarios (inflexible, centralista y autoritario), lo que le convertiría en heredero natural del legado trumpista.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La banda sonora de mi vida

Cada vez que veáis a alguien cantar o tocar, pensad que ellos marcan nuestra vida y firman cada momento con su marca particular

​El golpe se avecina en Perú

Dos formas de derrotar al golpismo. Castillo: o moviliza a las masas o cogobierna con derechistas

​¿Desordenada o genio?

¿Soy un desastre, o una persona que piensa que Dios no te ayuda si madrugas, que el musculo engorda, y que la noche es larga y hay que aprovecharla?

Cultura y Deporte, ministerio desprestigiado

Nada que ver el actual figurante de Cultura y Deporte con los brillantes currículos que presentaban otros ministros del ramo y el prestigio que han dado a España

¿Nos enteraremos de una vez?

Manifiesto que los masones están dirigiendo el mundo, instaurando el Novus ordo seclorum, para dominar a la Humanidad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris