Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Revolución Francesa   Fascismo   Dictadura  

"Cuando finalmente vinieron a buscarme a mí, no había nadie más que pudiera protestar"

Este último punto es patente actualmente en las Comunidades Autónomas donde apoyan a los gobiernos de evidente signo conservador, siendo generosa esta definición
José Enrique Centén
miércoles, 26 de agosto de 2020, 09:46 h (CET)

Hoy 26 de agosto de 2020 se cumplen 231 años que se aprobó por la Asamblea Nacional Constituyente, uno de los documentos fundamentales de la Revolución Francesa «Democracia, Libertad y Derechos humanos». Base ideológica la Revoluciones de todas las naciones para salir de la opresión ejercida por reyezuelos, dictadores y sátrapas. Muchas veces traicionado ese documento una vez conseguido sacudirse del yugo por partidos políticos que, amparados en ese postulado han logrado legalizarse, al menos en España, cuando en realidad están pregonando un ideal totalmente contrario, antidemocrático y fascista, por desear el retorno de los Principios Fundamentales del Movimiento, o abolición de todos los partidos políticos menos el suyo. En España ya hay uno en el Congreso, y muchos otros grupúsculos erráticos y violentos con ese mismo ideario, amenazando vicepresidente del Gobierno, ministros, representantes de las

Comunidades Autónomas, incluso el mayor partido de la oposición, por boca de uno de sus parlamentarios, se reconocen herederos del franquismo. Ninguno de los partidos representados en el Congreso de los Diputados ha alzado la voz en contra de esa actitud, ¿a qué están esperando?, no se acuerda ninguno de los diputados del poema Martin Niemöller «Ellos vinieron», popularizado por Berltot Brech y que empieza:

«Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio,

porque yo no era comunista, ...


Terminando:


... Cuando finalmente vinieron a buscarme a mí,

no había nadie más que pudiera protestar».

Los principios que defiende ese grupo del Congreso en la actualidad, es mantener el ideario antidemocrático y fascista de la FE-JONS de 1934, de los siguientes puntos:



2.- España es una unidad de destino en lo universal. Toda conspiración contra esa unidad es repulsiva. Todo separatismo es un crimen que no perdonaremos.



6.- Nuestro Estado, será un instrumento totalitario al servicio de la integridad patria. Nadie participará al través de los partidos políticos. Se abolirá implacablemente el sistema de los partidos políticos, con todas sus consecuencias: sufragio inorgánico, representación por bandos en lucha y parlamento del tipo conocido.



7.- A nadie le será lícito usar su libertad contra la unidad, la fortaleza y la libertad de la Patria. Una disciplina rigurosa impedirá todo intento dirigido a envenenar, a desunir a los españoles o a moverlos contra el destino de la Patria.

Estos supuestos demócratas alientan este punto y con él admiten el punto 18 del Mein Kampf: «Exigimos la persecución despiadada de aquellos cuyas actividades sean perjudiciales». Fórmula aplicada sistemáticamente por la FE-JONS desde 1936 y durante la Dictadura.


25.- Nuestro movimiento incorpora el sentido católico de gloriosa tradición y predominante en España a la reconstrucción nacional.



27.- Nos afanaremos por triunfar en la lucha con sólo las fuerzas sujetas a nuestra disciplina. Pactaremos muy poco.

Sólo en el empuje final por la conquista del Estado gestionará el Mando las colaboraciones necesarias, siempre que esté asegurado nuestro predominio.

Este último punto es patente actualmente en las Comunidades Autónomas donde apoyan a los gobiernos de evidente signo conservador, siendo generosa esta definición. Al estar imponiendo la Religión católica, tauromaquia y la caza en la enseñanza pública, entre otras muchas en contra de los principios de libertad y de la Constitución de 1978, por la que están representados en el Congreso, pero que no se les permitiría representación en ningún Parlamento del planeta con estos postulados claramente fascistas.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Una ‘especie’ nueva

No nacen mujeres y hombres, nacen entes

​Un médico interino de Atención Primaria denuncia

Reflexión personal sobre las carencias y los peligros colectivos que enfrenta nuestra sanidad pública

La alternativa económica del PP

En el Partido Popular se sabe que toca gobernar. Se ven movimientos, equipos que nacen y la batuta que dirige

Zona de confort

Se ha puesto de moda hablar de la “zona de confort” y de la “calidad de vida”

Muerte tenebrosa

"El miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son en realidad”, (Tito Livio)
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris