Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Insomnio   Experiencia   Reflexión  

Estampas de la fase 1

Un relato de insomnio de Francisco Castro Guerra
Francisco Castro Guerra
@FranKastroMod
miércoles, 20 de mayo de 2020, 09:35 h (CET)

El camión de la basura se ha adelantado hoy y me ha pillado con el paso cambiando. No he podido salir a tiempo al balcón. No a aplaudir, que eso ya no es tendencia desde que abrieron la veda a los paseos, sino a ver la escrupulosa coordinación de sus operarios. Es admirable, en escasos segundos son capaces de saltar del camión en marcha, acercar el contenedor a la trasera del vehículo y dejar que este engulla los 300 o 400 kilos de residuos orgánicos que esperaban su destino. Después, con agilidad circense, brincan y vuelven a su pequeño espacio en la plataforma lateral del camión. Silencio de nuevo en la calle cuando se alejan y el rugido de la aceleración y el roce de las ruedas en el asfalto se disuelven en la noche.

El toque de queda de la fase 1 ya sonó hace rato y dos amigos regresan juntos a sus casas, callados y a una distancia prudencial. La noche de mayo es tan tranquila y muda que parece un antiguo camposanto abandonado. De súbito, resuena una voz desde una ventana en algún edificio fuera del campo visual. Increpa a los muchachos.

– ¡Eh! !Irresponsables! ¡Ya pasó la hora del paseo, marchaos a casa! Por culpa de gente como vosotros no pasaremos a la fase 2. ¡Y encima vais sin mascarilla! ¡Os tendría n que denunciar! ¡Sinvergüenzas!

Reconozco la voz de la mujer. Es una vecina que está todo el día en la calle, a cualquier hora, entrando y saliendo de las tiendas sin comprar nada y pasando ratos eternos charlando con todo el mundo sin importar la distancia. Y nadie le recrimina nada.

Los dos chicos no responden. Aceleran el paso y con la cabeza gacha pasan justo por debajo de mi balcón. El que parece de mayor edad sostiene una urna cineraria entre sus manos. El otro, casi un niño, camina a su lado dejando escapar de sus labios un ligero sollozo apenas audible.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​La falacia de la España “multinivel”

Favorece en exclusiva a las dos comunidades más pedigüeñas, chantajistas e insolidarias del Estado español

Los liderazgos pandémicos se copian, sus consecuencias también

Hoy, un día más, el Presidente de un Gobierno de coalición, dice que ha alcanzado prácticamente todo lo que se propuso

Administraciones paralelas y lelos

A mi juicio, todas estas barbaridades se crearon, como verdaderas mafias para “colocar” a los suyos y eternizarse en el poder

​Hacienda perdona a las CCAA, pero acogota a la ciudadanía

El Gobierno necesita imperiosamente disponer del apoyo de los comunistas de Podemos y los separatistas de Cataluña y, en menor grado, del País Vasco

Exigencia del Gobierno a las autonomías

Europa debe conocer el miedo de las comunidades autónomas a quedarse sin su parte de los fondos. La unanimidad que presentará el Gobierno no es tal ni es real
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris