Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Regateo  

Sueños con fecha de caducidad

Un mundo de promesas y buenos deseos que se quedaron sin llama antes de lo eternamente esperado.
Lara Franco Andrés
@laram87
miércoles, 25 de junio de 2014, 15:11 h (CET)

El loco mundo del deporte rey. Espacio donde conviven cada uno de los momentazos que este atípico Mundial 2014 nos está dejando grabados en la retina. Anécdota tras anécdota, eliminación tras eliminación y “fracaso” tras “fracaso”.

Brasil está haciendo mella en las conocidas como “grandes selecciones” y actuando de guillotina para los favoritos postulados a ganar esta competición y sumar así otra cotizada estrellita a su palmarés.

Pero bueno, al lío, en definitiva después ya de varios días y tras pasar la malísima resaca mundialista, lo que sigue pesando es la desilusión y la vergüenza más solemne de cara a la sorprendente actuación de nuestro combinado nacional.

Si hace una semana rompía una lanza a favor y más que merecida hacia la selección española, hoy y después de reflexionar si son justas estas palabras, no hago más que pensar en la cara más dura que han mostrado estos jugadores que un día nos hicieron soñar tanto y que a día de hoy han perdido sino es toda, casi toda nuestra admiración.

“Pandilla de vagos” bueno, llamémoslo como queramos. Hoy por hoy es lo que han demostrado, es más ni tan siquiera eso. Lejos de asumir la derrota, pedir disculpas por una actuación más que vergonzosa donde el espíritu de la Roja se quedó en Las Rozas, a su regreso a España, no han sido capaces de actuar como un grupo ni como una verdadera selección.

Aficionados dispuestos, entregados y más que comprensivos que se desplazaron al aeropuerto a recibir a los que nos hicieron campeones. Niños ilusionados y familias enteras que a su modo querían seguir apoyando y rendirlos así su particular homenaje y que se quedaron a cuadros cuando les comunicaron que no verían a sus “ídolos”. Suena muy tópico, pero me lo han puesto muy fácil y no se puede evitar. La eterna selección española saldría del aeropuerto tal y como abandonó Brasil, por la puerta de atrás y a la chita callando.

Tal y como nos gusta en este país. Alardear de todo, presumir y vender el cuento de la lechera para luego echar las culpas a otro si las cosas no salen bien y no asumir la derrota. Parecía que esta palabra no tenía cabida en nuestro vocabulario y al final (o muy al principio según como se mire) nos la han “clavado” por partida doble y por chulitos. No está mal presumir, porque dada nuestra circunstancia podíamos hacerlo, pero siempre y cuando tengamos un grupo de deportistas motivados, ilusionados y completamente dispuestos a seguir con el sueño de un país que volvía a creer en todo esto. Y esta vez, nada ha sido así. 

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Las vacunas y las matemáticas

La Estadística ha demostrado en muchos países, también en España, que a mayor vacunación menos contagios

Qué vida

Qué vida, puede ser un simpático saludo navarrico, la práctica habitual o los proyectos deseados

​Cuidad vuestra parcela, que el mundo está muy lejos

Antes pensaba cambiar el mundo, creía que nuestra opinión cambiaría las cosas. Ahora sé que es absurdo pensar a lo grande

Traidores a la profesión periodística

La libertad de expresión y de información es un derecho fundamental al que hay que alimentar en el día a día frente a la violencia y el odio de este Gobierno sectario y radical

​La cultura cutre y las Navidades laicizadas de las izquierdas

Blak Friday, compras navideñas, banquetes, borracheras de final de año y bacanales juveniles se han convertido en el sustituto actual de lo que fueron unas fiestas religiosas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris