Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Política   Europeas  

Cañete VS Miguel Arias

Había alguna ausencia, la más notable la de su sustituta en Agricultura, la ministra García Tejerina
José Luis Heras Celemín
jueves, 22 de mayo de 2014, 03:04 h (CET)
A cuatro días de las elecciones al Parlamento Europeo, Cañete, el popu-lar cabeza de lista del Partido Popular se enfrentaba, con el micrófono en la mano y ante un auditorio expectante, a Miguel Arias, su alter ego, un hombre afable, gordito y sesentón.

El enfrentamiento tuvo lugar en el Club Siglo XXI de Madrid, en una comida en la que hacía de anfitrión el presidente del Club Eduardo Zaplana y en la que al candidato Cañete, ex ministro de Agricultura, únicamente le acompañaron unos pocos: la alcaldesa de Madrid Ana Botella, el ministro Wertz, Pedro Barato (el del sindicato agrícola), Hernández Mancha, la ex ministra Isabel Tocino y pocos más. También había alguna ausencia, la más notable la de su sustituta en Agricultura, la ministra García Tejerina, que, se dijo con pretensiones de disculpa, andaba por Cantabria con su paisana Soraya (la vicepresiden-ta del Gobierno) en un acto electoral previsto de antemano.

En el ambiente, flotaba el resultado del debate entre Cañete y Elena Valenciano, con las declaraciones, valoraciones e informaciones acerca del supuesto machismo del candidato del PP.

A la hora de comer, alguien presentó el acto, Zaplana dio la bienvenida al invitado y después, aún se iba por el primer plato, Miguel Arias se incorporó, se acercó al atril, empezó a hablar y… barrió al Cañete candidato que, encorsetado en los parámetros de los sociólogos asesores, desapareció de escena para dejar paso a un hombre de hablar tranquilo, con las ideas saliendo por la boca a borbotones y con unas formas ajenas a los diseñadores de campañas electorales, pero que conectan con la gente de la calle: pescadores, agricultores, trabajadores varios, autónomos, empresarios, jubilados, hombres y mujeres de casa (con trabajo o sin él), y el resto de los ciudadanos electores.

De pie, con la figura de sesentón de pelo blanco y libre de cualquier suerte de corsé y cárcel de papeles, Migue Arias obvió la imagen de Cañete, superó las influencias ambientales y se entregó a lo que tocaba: El análisis de Europa, una realidad plurinacional, con una población de 400 millones de personas, estructurada en torno a los Tratados de la Unión y necesitada de unas políticas europeas capaces de:

- Hacer frente a un euroescepticismo y una eurofobia en ascenso.

- Propiciar un futuro con liderazgos concretos.

- Avanzar en la Unidad Bancaria.

- Perfeccionar el Banco Central Europeo, supervisor de las normas de los Estados de La Unión e idóneo para encauzar las relaciones de los Estados con la Banca.

- Conseguir la unión fiscal, con un Presupuesto unitario y una autoridad supranacional emanada de una redefinición de la soberanía nacional armónica.

- Garantizar un Estado del Bienestar capaz de tener en cuenta, y superar, los problemas derivados de la evolución demográfica inminente con unos datos que, prevé y dice Ángela Merkel, significan un cambio de parámetros importantes: Europa, con el 7% de la población del planeta, un PIB del 25% mundial y un gasto social del 50%, al cabo de unos pocos años (en el 2040) habrá visto su población reducida al 5% del total mundial, su PIB significará sólo el 15% y tendrá un gasto social que habrá que acomodar.

- Fijar una política exterior conjunta encargada de: La realidad europea en la “aldea global”. Las relaciones con Usa, Rusia, China y los países emergentes. Los vínculos con América Latina. Las fuerzas Armadas europeas. Y la estabilidad mundial.

Después, como realidades a tener en cuenta, enunció algunas de las últimas noticias europeas y las incertidumbres que llevan incluidas: En Gran Bre-taña, el tercer partido en los pronósticos (con una intención de voto del 30 %), no tiene representación en su Parlamento Nacional. En Francia, el Frente Na-cional que lidera Marine Le Pen, puede ser el partido más votado. En Italia, el partido de Beppe Grillo, que encabeza los sondeos, anuncia en su programa electoral que pretende abandonar la Unión.

Según él, estas realidades, trascendentales de cara al futuro de Europa, son tan importantes que hacen que deban abandonarse las cuestiones menores para tratar de conseguir el futuro común asentado en los dos grandes parti-dos europeos.

A continuación, en el turno de preguntas, atendió las que se formularon en torno a algunos temas generales:

- Abstención Prevista: Importante y debida, según él, a una escasa información por parte de una prensa y unas instituciones que no han hecho pedagogía.

- Machismo: Que zanjó con una frase: “No estuve afortunado a la hora de expresarme y los hechos desmienten la imagen que se quiere dar de mí”.

- Formación de la Comisión Europea: Teniendo en cuenta que el Tratado de Lisboa se modifica, dijo que en el futuro inmediato corresponde al Presiden-te de la Comisión: Distribuir carteras. Organizar métodos de trabajo que hagan eficiente la participación de los 28 miembros. Marcar prioridades políticas, ban-carias y fiscales. E impulsar un liderazgo decidido porque “o Europa se erige en líder o se convierte en un mero comparsa de los Estados Unidos, de China y de los que mandan”.

4.- Imagen de España: Que resumió en un origen moderado con Felipe González, perfeccionada en época de Aznar, con una bajada acusada en los 8 años de Rodríguez Zapatero, estabilizada por Rajoy al llegar al gobierno, y en franco ascenso en la actualidad “cuando los europeos cuentan con nosotros”, una vez convencidos de que “la marca España funciona, porque hemos puesto en orden nuestra casa”.

Al filo de las cuatro de la tarde, se acabaron las preguntas mayores. Le siguieron la realidad de Ucrania, sus afecciones europeas y las prevenciones rusas. Y acabó ocupándose de los “Paraísos Fiscales europeos”, unas islas fiscales a erradicar.

Al terminar, superado y dominado Cañete, Miguel Arias, vencedor indis-cutible del enfrentamiento con su imagen de campaña, al partir hacia el aeropuerto (para acudir a un acto electoral en Valencia, dijo alguien), manifestó su disposición humilde, demócrata y conformista para “servir donde nos toque”.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Elecciones autonómicas

Valentín Abelenda, Gerona

​Las familias son las grandes protagonistas

Enric Barrull Casals, Gerona

​¿Quién es la mano que mece la cuna?

Suso do Madrid, La Coruña

Un paseo por la esperanza

Venancio Rodríguez Sanz, Zaragoza

​Miramos al Cielo y Caminamos por la tierra

Domingo Martínez, Burgos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris