Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Regateo  

The show must go on

La inminente y clara renovación de Pablo Laso hasta junio de 2016 sigue dando continuidad a un proyecto que no solo funciona, sino que hoy por hoy asusta a cualquier rival. Buenos momentos para los blancos que nos hacen recordar en muchos partidos la complicidad que viven los jugadores de nuestras selecciones.
Lara Franco Andrés
@laram87
lunes, 25 de noviembre de 2013, 16:49 h (CET)

Abran los ojos y despierten del sueño blanco. Miles de aficionados al baloncesto todavía seguimos sumidos en la magia en la que nos envuelven cada jornada los chicos de Pablo Laso.

Ambientazo dentro y fuera del Palacio, da lo mismo a domicilio o como locales. El proyecto del Real Madrid de vértigo que estamos viendo esta temporada nos deja casi sin palabras y no podemos más que alabar y disfrutar del nivelazo que tiene este equipo que vive sus mejores momentos. Bueno, eso y seguir con la boca y los ojos bien abiertos para no perder detalle de los destellos de calidad del eje blanco.

Un equipo que enamora y que sorprende. Que divierte en cada uno de sus ataques. Que confía en sus posibilidades y que deja rienda suelta a la creatividad. Esos son los ingredientes básicos que junto con la estabilidad que aporta Laso en el banquillo, han hecho que la dura y siempre crítica grada blanca vuelva a presumir de equipo y sobre todo vuelva a llenar las localidades de una cancha que vibra y asfixia al rival.

Han conseguido despertar el interés de un público que no se entrega a vítores. Pero en cualquier caso esto supera cualquier barrera de afinidad. Sea cual sea el color de la camiseta que defiende cada uno, todo aficionado al baloncesto se hace eco del ver para creer. Cada partido del Madrid esta temporada es puro espectáculo y nadie quiere perderse el festival. Aunque pique o corroa la envidia.

Allá por donde pasan firman buenas sensaciones. Y ahora bien, ¿fruto de la casualidad o de un proyecto fuerte, estable y perfectamente trabajado o estudiado? Allá cada uno con sus pensamientos, pero desde luego que si tenemos que quedarnos solo con el azar…siete de siete en Liga e invictos también en Euroliga a mi parecer es demasiada buena fortuna.

Laso ha conseguido crear un grupo que sabe adaptarse a cualquier partido. Donde la calma, la confianza y el buen ambiente conviven con la competitividad y con el hambre de seguir creciendo y rindiendo a un nivel superior. Cuando disfruta el equipo y también la afición, desde luego que hay algo que se está haciendo bien.

Todo eso y que hoy por hoy el promedio en cada posesión de los blancos ronda los 14.7 segundos. Ataques de vértigo mucho más rápidos que sus rivales que hacen que el alto factor anotador marque la diferencia al final de cada partido.

Además es el equipo con menos cambios de plantilla estas dos últimas temporadas. Son un grupo sólido, se conocen, saben qué es lo que funciona y su fluidez somete al rival. Figuras potenciales como Rudy, Carroll, Mirotic o el mismísimo Sergio Rodríguez es lo que necesitan. Estabilidad y compromiso. Son las señas de identidad de este Madrid que se presenta de récord.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Redescubriendo el inmenso valor del ser frente al parecer

La privacidad y el anonimato frente a la cultura de la permanente e insoportable exposición constante

Viaje festivo y feminista a EE.UU.

Cuando se viaja a otro país es imprescindible llevar una agenda clara y organizada. Vean en Instagram cómo presume la tropa de Irene Montero de reuniones con apenas diez personas

¿Permitiremos que los “diferentes” nos impongan otra ética o moral?

Se está creando una sociedad que amenaza con quebrar todos aquellos principios por los que nos hemos regido durante siglos

Por unos Sanfermines sin violencia hacia los animales

Debemos hacer frente a una profunda reflexión sobre la licitud moral que nos asiste para infligir sufrimiento a inocentes

Hay que volver a lo esencial

Juan García, Cáceres
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris