Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Juan de Dios Ramírez Heredia
Juan de Dios Ramírez Heredia
El día 8 de abril se celebra en todo el mundo el DIA INTERNACIONAL DEL PUEBLO GITANO

Ese día los gitanos y las gitanas se acercan a la ribera de los ríos para arrojar pétalos de flores que, flotando sobre las aguas, atravesando fronteras, simbolizan el sentimiento de libertad de un pueblo que considera la tierra toda como patria universal del género humano.

Luego se depositarán luces flotantes sobre las mansas aguas en recuerdo de nuestros antepasados, especialmente del más de medio millón que murieron en los campos de concentración nazis durante la II Guerra Mundial.

En esta época especialmente dura que nos ha tocado vivir, cuando nuestra gente está siendo objeto de cruel persecución en países de vieja tradición democrática; cuando quienes huyendo del hambre y la miseria de sus países de origen creen encontrar en la vieja y próspera Europa una esperanza de vida más humana y son expulsados como lo están siendo en la actualidad, hay que levantar la voz para reclamar de los gobernantes y de la sociedad un gesto de solidaridad para no perder del todo la esperanza.

El día 8 de abril debemos salir a la calle con una sonrisa y la mano tendida a quien quiera estrechárnosla. Y a quienes nos escuchen debemos decirles como somos en realidad. Que nuestro pueblo no se parece en nada a la imagen pervertida y falsa que se está ofreciendo de nosotros en algunos medios.

El día 8 debemos sentir el orgullo de pertenecer a un gran pueblo. Somos más de catorce millones de personas repartidos por todo el mundo. Catorce millones de seres humanos con una historia común, con una lengua común, con una cultura en gran medida compartida y con el deseo manifiesto de querer seguir siendo lo que somos: gitanos y gitanas del siglo XXI.

21 03 22 Mesa del Congreso de Londres


El Congreso de Londres, un sueño que parecía inalcanzable
Han pasado ya 50 años desde que el 8 de abril de 1971 nos reunimos en Londres un grupo de gitanos y gitanas procedentes de 28 países de todo el mundo para hablar de nuestro presente de entonces, pero, sobre todo, para reflexionar sobre nuestro futuro. Aquello fue un acontecimiento único, absolutamente impensable para muchos de nosotros. Allí descubrimos que existía, de forma latente, un deseo compartido por una numerosa élite gitana internacional de ser nosotros, y solo nosotros, los artífices de nuestro destino y los administradores de nuestra libertad.

En aquel cónclave autoconvocado solo participamos gitanos y gitanas entre los que destacaban un numeroso grupo de personas procedentes de los países comunistas de entonces. Y no lo olvidemos: en Rusia y sus países satélites vivían las tres cuartas partes de los gitanos europeos. Por eso despertó en nosotros un gran interés lo que pudieran contarnos los gitanos y gitanas que venían de aquellos países. En 1971 el “Telón de Acero” y el “Muro de Berlín” parecían murallas inexpugnables.

Grandes logros del Congreso de Londres
Quienes tuvimos la inmensa suerte de participar en aquel encuentro dijimos que deberíamos tener una bandera que nos representara. Y la aprobamos: la azul y verde. Que un himno universal acompañara nuestras celebraciones. Y Jarko Jovanovich lo compuso con su balalaika. Que debíamos obtener el reconocimiento de la Naciones Unidas, y en 1978 lo logramos. Que debíamos crear una institución académica para que trabajara en la normalización y estandarización de nuestra lengua, el rromanó. Y en la Universidad René Descartes de París, Marcel Courthiade, que Dios tenga en su Gloria, se hizo cargo de esa importantísima misión. Y para culminar un proyecto político, donde todos los gitanos del mundo se sintieran acogidos y representados, nació la Unión Rromaní Internacional.

Nombres para la historia
El primero de todos es Vanko Rouda, fundador del Comité Internacional Gitano y junto a él su hermano Leula y Grattan Puxon, el Secretario General de aquel encuentro. Ellos fueron el motor y el alma del congreso. Y junto a ellos Slobodan Berbeski, presidente del Congreso y el Dr.Jan Cibula, elegido primer presidente de la Unión Rromaní Internacional. Jarko Jovanovich, compositor del Gelem, Gelen y Raya Rudikova gitana de origen ruso. Y muchos más que harían muy larga esta lista.
21 03 21 Du00eda Internacional del Pueblo Gitano

Y también en España

El Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad el día 10 de marzo de 2017 instar al Gobierno a declarar oficialmente el 8 de abril como Dia del Pueblo Gitano, así como a reconocer la bandera gitana azul y verde con una rueda roja de 16 radios y el Gelem Gelem como himno. “La finalidad es que estos símbolos puedan ser utilizados protocolariamente en las conmemoraciones, actos y eventos institucionales relativos al Pueblo Gitano".

El Consejo de Ministros de España aprobó el 6 de abril de 2018, el reconocimiento del día 8 de abril como el día del Pueblo Gitano, tal y como se viene haciendo en el Consejo de Europa y en distintos países de nuestro entorno. Y el Pleno del Senado de España se unió a esta celebración mediante una solemne declaración institucional.

Desde la Unión Romani hacemos un llamamiento a todos los ciudadanos para que se unan a nosotros en esta fecha de tan amplio relieve internacional.

Artículos del autor

La siguiente secuencia del incidente es casi indescriptible. El joven no quería soltar su presa a la que seguía golpeando al tiempo que intentaba zafarse de la joven que tiraba de él. Al final los tres terminaron en el suelo; el joven, el viejo y la muchacha, revueltos en una escena de violencia inaudita. Sabía que si yo intervenía para separarlos acabaría tirado en el suelo también y cuando me disponía a hacerlo, ¡gracias a Dios! apareció la policía. Alguien debió avisarles.

Hoy hace 40 años que mis oídos oyeron por primera y única vez como suenan los disparos de las pistolas y las ráfagas de las metralletas. Antes solo los conocía por las películas del Oeste o por las escenas bélicas que aparecían en la TV. Luego supimos que se encontraron más de 40 balas de las cuales 23 impactaron en el techo y 13 en la zona de tribunas, a escasos centímetros de las cabezas de los diputados sentados en las últimas filas.

En julio de 2003 se reunieron en Budapest importantes personalidades de la vida política e intelectual de Europa con el fin de estudiar la realidad de la comunidad gitana europea. Allí estuvieron representados no solo las Naciones Unidas o la Unión Europea sino altos mandatarios del centro y del Este de Europa, entre ellos cinco primeros ministros. Para ellos la transterritorialidad del pueblo gitano era una realidad evidente y como tal fuimos tratados.

Pero este año mi felicitación no puede ser como la de años anteriores. La sociedad española y, por supuesto, la de todo el mundo está para muy pocas fiestas. Y nosotros, los gitanos y las gitanas, mucho menos.

Y llegó la democracia a nuestro país, once años después y el panorama de nuestra comunidad en España había cambiado muy poco. El estudio demográfico más serio realizado por el prestigioso Instituto de Sociología Aplicada, arrojaba una cifra letal para un pueblo que padecía un analfabetismo absoluto del 80% de sus integrantes.

El reinado de Enrique IV fue muy alborotado por causa de los conflictos sucesorios, el enfrentamiento entre los nobles y la propia guerra civil de sucesión castellana, pero nada fue suficiente para impedir que el Rey diera su más contundente testimonio de su afecto por Don Miguel Lucas de Iranzo.

Pero no, hablaban en rromanó. Hombres y mujeres cuyas familias habían vivido separados y perseguidos durante siglos. Pero habían conservado las costumbres y tradiciones comunes siendo su principal tesoro la vieja lengua con la que salieron de la lejana India nuestros más remotos antepasados.

Comprenderán que este no es el momento de valorar su aportación al flamenco. Eso ya lo han hecho muchos comentaristas. Hoy quiero poner de manifiesto que Vicente Castro Jiménez, Parrita, fue un fiel seguidor de su estirpe flamenca, genuinamente gitana, que siguió las huellas de su hermano mayor “El Peti”, ganador del prestigioso Festival del Cante de las Minas.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris