Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Fernando Jáuregui
Fernando Jáuregui
La semana política
Fernando Jáuregui nació en 1950 en Santander y estudió Derecho y Periodismo en Madrid. Lleva 32 años dedicado a tareas informativas, habiendo desempeñado diversos cargos en Europa Press, Informaciones, Diario 16, El País, El Periódico, El Independiente, Ya y El Correo. En la actualidad colabora en ABC y en Colpisa, y dirige la revista Más-Más y los sitios digitales Ocio Crítico, Diario Crítico y Diario Hispanoargentino. Ha sido corresponsal de EFE en Naciones Unidas (Ginebra), de Pyresa y de otros medios en Lisboa durante la revolución de los claveles. En radio ha colaborado con COPE, RNE y actualmente con Onda Cero. También colabora en Telemadrid y Telecinco, donde ha sido subdirector de Informativos y director del programa 'Mesa de Redacción'. Ha publicado 18 libros sobre actualidad e historia contemporánea, el último de ellos 'Cinco horas y toda una vida con Fraga'. Fue directivo de la Asociación de la Prensa de Madrid y ahora es miembro de la directiva del Club Internacional de Prensa. Ha sido subjefe de prensa del Ministerio de Hacienda (con el ministro Jaime García Añoveros), director de comunicación del Ayuntamiento de Madrid (con el alcalde Juan Barranco) y director general de comunicación de la ONCE.
Fernando Jáuregui
Últimos textos publicados
Cuando la policía sale a la calle a protestar...
MADRID, 26 (OTR/PRESS) Nunca me convenció la ley de Seguridad Ciudadana, motejada como 'ley mordaza' por la entonces oposición de izquierda al Gobierno de Mariano Rajoy. Creía entonces, y creo ahora, que la legislación que trata de garantizar la seguridad de los ciudadanos no debe poner el acento en la represión de conductas, sino precisamente en garantizar la paz y la tranquilidad en las calles, pero, al tiempo, también la libre expresión de los derechos de manifestación y similares. Lo importante es que usted, yo, todos, estemos convencidos de que la actuación de las fuerzas de seguridad es la correcta y proporcionada, sin abusos por un lado ni dejaciones por otro. Y, lamentablemente, no parece ser esta la percepción de buena parte de los españoles.

Me parece grave, qué quiere que le diga, que policías, guardias civiles, policías urbanos, salgan a manifestarse contra una ley del Gobierno. No porque se manifiesten, que están en su derecho, sino porque protestan contra la legislación que regulará su relación con el pueblo. Un país bien gestionado es aquel en el que la ciudadanía respeta a los encargados de velar por su seguridad, cosa de la que tampoco estoy seguro, más allá de que la derecha acuda a manifestarse con la policía contra una actuación legal del Gobierno de Pedro Sánchez.

De la misma manera, considero preocupante el divorcio patente entre una parte importante de las fuerzas de Seguridad, sobre todo la Guardia Civil, contra el ministro del Interior, en esta ocasión Fernando Grande-Marlaska. Es esta una brecha que evidencia muchas anomalías, y pienso que buena parte de la protesta callejera contra la ley va dirigida también contra la persona de un ministro que ha resultado, pese a sus condiciones personales de buen talante, demasiado polémico.

Las leyes que limitan las libertades, ejercicio al que son muy proclives, en general, los gobiernos de todos los colores, suelen ser impopulares: recuérdese aquella malhadada de la 'patada en la puerta' que acabó haciendo dimitir al ministro Corcuera. Y ahora, esta 'ley mordaza' que, dicen los responsables de nuestra seguridad, se quiere reformar para convertirla en una normativa excesivamente benigna para los transgresores de la ley. No estoy seguro de que sea del todo así, pero, en todo caso, tampoco estoy dispuesto a defender una ley del PSOE/UP que, como le ocurrió a su antecesora en tiempos del PP, no está consensuada con la oposición.

Sánchez ha sacado adelante 'sus' Presupuestos con una holgada mayoría, y debo decir que me parece una buena noticia, pese a las pegas que la oposición pone a los que apoyan estas cuentas de un Estado 'al que quieren destruir'. Pero ahora el presidente del Gobierno, que pretende mantenerse, dicen en Moncloa, en el poder al menos hasta comienzos de 2024, debe enviar un mensaje a la población en general en el sentido de que no solamente quiere vencer al PP, pactando apenas la renovación del Consejo del Poder Judicial y nada más, sino convencernos a todos de que gobierna para nuestro bien. Para el de todos. Incluyendo el de quienes van a manifestarse este sábado con las Fuerzas de Seguridad.

fjauregui@educa2020.ees
sábado, 27 de noviembre de 2021.
 
España no está rota aún, pero sí mal cosida
MADRID, 24 (OTR/PRESS) La botella se puede ver medio llena o medio vacía. Que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado (español) incluso por Bildu, dando estabilidad aparente a la Legislatura, parece una buena noticia si no se quiere ir más allá. Lo mismo cuando ves a los líderes de la 'España vaciada y envejecida' (lo dicen ellos) tratando de organizar una ofensiva para financiarse, o sea, para sobrevivir, frente o a pesar de 'las otras Españas'. Para mí, son dos avisos, muy serios, de que el país precisa repensarse: en una primera ojeada, ni siquiera profunda, España aparece, si no rota, sí, al menos, mal cosida.

Oigo voces acaso demasiado indignadas por el hecho de que Pedro Sánchez haya logrado aprobar, con nacionalistas y separatistas, 'sus' Presupuestos gracias a la alianza, en la que él negó que fuese a embarcarse al llegar a las alturas del poder, con quienes 'quieren romper el Estado': una inmoralidad, dicen en ámbitos del PP. Sospecho que hay que bucear algo más a fondo: ni las contrapartidas inmediatas para lograr que Esquerra Republicana de Catalunya y Bildu cooperen para aprobar las cuentas del Estado (español, insisto) son desorbitadas, ni creo, sinceramente, que esta aprobación cuartee la unidad de la nación. Déjeme ser optimista: puede que sea al contrario, si Pedro Sánchez, que está en el centro de todas las tormentas, acertase en su gobernación del barco en medio del maremoto.

Pero, con franqueza, no estoy del todo seguro de que Sánchez, cuya zigzagueante trayectoria hacia el poder causa cierta inquietud, sea capaz de gestionar, con Presupuestos o sin ellos, los intereses de las diecisiete Comunidades que integran el conjunto de España. Los ocho de la 'España vacía y avejentada' miran de reojo los planteamientos de, por ejemplo, Valencia, Murcia, Baleares y, hasta cierto punto, Andalucía. El País Vasco y Navarra van a su aire, con el superpetrolero del concierto y el cupo, y nada quieren saber de las angustias de los demás. Y Cataluña, claro, se mira el ombligo, incapaz de gestionar eficazmente sus propios intereses más allá de la confrontación con el Estado, y véase, si no, la actitud chulesca del Govern frente a la sentencia del castellano recién dictada por el Supremo, que esa, la de los idiomas, es otra.

Y todos ellos, de Galicia a la peculiaridad de Canarias, de Zaragoza a Sevilla, miran con cierta hostilidad a Madrid. Que es la Comunidad que más aporta a los fondos solidarios del Estado, pero la que se beneficia también del 'efecto capitalidad' y de un sistema fiscal que los demás impugnan como 'dumping'. Madrid, escollera de todas las políticas, donde, para colmo, el partido que gobierna en la región se empeña en darse tiros en el pie, o en la rodilla. Una situación que, me parece, no tiene parangón en ningún otro país de Europa, incluyendo la Gran Bretaña del eterno conflicto escocés, o la Italia partida entre norte y sur.

En estas condiciones, gestionar los Presupuestos supone algo más que obtener una palanca para mantenerse en La Moncloa hasta el año 2023, o cuando sea que Sánchez, temeroso del 'efecto Yolanda Díaz', decida concluir la Legislatura. España se va fracturando, quizá no rompiendo, poco a poco. Es ya un clamor ciudadano la necesidad de un pacto entre el Gobierno central y la oposición -ya solo queda el PP: Ciudadanos está desaparecido en combate y Vox es un punto y aparte que a veces aporta algo más de inquietud al panorama general- para poner en marcha las reformas y cambios en profundidad que se evidencian como imprescindibles. No solo para introducir mecanismos de corrección en la financiación territorial o para plantar cara a la insurrección del independentismo catalán. Hace falta un gran pacto moral, ético y estético, para afrontar el futuro inmediato. Nuestro futuro.

Fjauregui@educa2020.es
jueves, 25 de noviembre de 2021.
 
Las encuestas sirven de poco, lo siento
MADRID, 22 (OTR/PRESS) ¿Es ya Yolanda Díaz una lideresa 'mundial', como dice, sin duda con exageración no pequeña, Ada Colau? ¿Juega Isabel Díaz Ayuso a ser la 'solista' de la orquesta del PP, como sugiere, naturalmente sin decir nombres, Pablo Casado? Pues en estos parámetros, tan personalistas, anda ahora balanceándose la política española, que cada día se interroga por su futuro: ¿elecciones en 2022? ¿Aguanta Sánchez, entre lideresas mundiales, solistas, rumores de golpes internos en los partidos, hasta 2023? Demasiadas variables en el horizonte inmediato como para que las encuestas, incluso las que están bien hechas, sirvan para algo, lo siento.

Un amigo, politólogo veterano, suele decir que las encuestas son la 'fake news' del periodismo, aunque la afirmación corre el riesgo de ser casi una 'boutade', porque, en el fondo, sirven, como mínimo, para ver tendencias. Pero no valen para asegurar el futuro. Hoy, el de la izquierda depende de una plataforma, sin nombre aún ni concreción, que algún día montará Yolanda Díaz, a quien, por cierto, los sondeos consideran ya la política con mayor popularidad del país, lo que hace que esté recibiendo ya estopa considerable desde 'el otro lado'. Y eso que no se ha estrenado, más allá de su labor como ministra de Trabajo.

Creo que la vicepresidenta, heredera de Pablo Iglesias pero que aún no ha asumido del todo -ni lo hará-- su herencia, inquieta ya en las filas del PSOE: veremos por dónde acaba saliendo la rivalidad que viene en el seno del propio Gobierno. De la misma manera que en el Partido Popular, que alguno de estos días dejará de ser una jaula de grillos, preocupa más de lo que se dice esa otra plataforma de 'la España vaciada' que, de coordinarse lo suficiente, podría arañar, se calcula, hasta cerca de una veintena de diputados, que tendrían la llave de la gobernación en España, según den su apoyo a la investidura de uno u otro de los dos contendientes finales en las próximas elecciones.

Este panorama puede influir más aún que la evolución de la economía en la decisión última de Sánchez sobre si adelantar o no las elecciones, inicial y oficialmente previstas para finales de 2023. Hoy por hoy, manteniéndose la actual alianza de fuerzas en el 'Gobierno Frankenstein', y dando por supuesto que Vox apoyase a su no tan amigo Casado en una investidura, la izquierda lograría sacar adelante la investidura de su candidato, que no sería otro que Sánchez.

Pero una quiebra de la alianza con Esquerra, con la que aún ni se ha comenzado a concretar aquella 'mesa de negociación' con el Gobierno central, y lo que pueda ocurrir entre Podemos y Yolanda Díaz tendrá también influencia en un eventual resultado favorable para Pablo Casado. Que sería, y no otro, el candidato de la derecha, apúntenlo quienes otra cosa piensan o dicen.

Todo está mucho más abierto de que se cree en Moncloa, donde los 'tracking' demoscópicos muestran que la victoria futura del 'sanchismo' depende de demasiados factores, externos e internos, y que se acusa un cansancio del electorado ante determinadas formas y conductas. No, hoy por hoy, los sondeos no son, ya digo, los adivinos del futuro, sino los cómplices del presente. Y un elemento de juego para cultivar las especulaciones y ensoñaciones de los 'ivanredondos' de turno.

fjauregui@educa2020.es
martes, 23 de noviembre de 2021.
 
 
Pero ¿habrá fiesta de la Constitución o no?
lunes, 22 de noviembre de 2021.
 
Test para saber si Casado llegará a la meta
domingo, 21 de noviembre de 2021.
 
...y aquí no ha pasado nada
sábado, 20 de noviembre de 2021.
 
Ahora, 46 años después
viernes, 19 de noviembre de 2021.
 
Basta ya de tonterías en el PP
jueves, 18 de noviembre de 2021.
 
España, por fin dispuesta a afrontar la 'nueva realidad' latinoamericana
miércoles, 17 de noviembre de 2021.
 
Quedan 20 días para acabar con la ignominia
lunes, 15 de noviembre de 2021.
 
Esto huele a una larga precampaña electoral
domingo, 14 de noviembre de 2021.
 
Nuestros vecinos votan; ¿nosotros?
sábado, 13 de noviembre de 2021.
 
Escribo tapándome la nariz
viernes, 12 de noviembre de 2021.
 
Manda pelotas (de goma, claro)
miércoles, 10 de noviembre de 2021.
 
Pero ¿para qué sirve este Parlamento?
martes, 9 de noviembre de 2021.
 
El cartel 'de mujeres' de Yolanda Díaz
lunes, 8 de noviembre de 2021.
 
Odón, el verso quizá no tan suelto
domingo, 7 de noviembre de 2021.
 
Por qué los españoles no nos creemos casi nada
jueves, 4 de noviembre de 2021.
 
La mujer que es Santiago Carrillo
martes, 2 de noviembre de 2021.
 
Sánchez, algo más de 30 segundos... con Casado
lunes, 1 de noviembre de 2021.
 
Sánchez engorda su álbum de fotos
domingo, 31 de octubre de 2021.
 
Sánchez y el 'cambio' de Lampedusa
sábado, 30 de octubre de 2021.
 
Que no, que Sánchez y Yolanda Díaz no rompen
lunes, 25 de octubre de 2021.
 
La debilidad de 'Superman Sánchez'
lunes, 25 de octubre de 2021.
 
Los premios 'Princesa de Asturias' necesitan una reflexión
lunes, 25 de octubre de 2021.
 
Batet, en el centro de una tormenta intolerable
viernes, 22 de octubre de 2021.
 
Pedro Sánchez IV
jueves, 21 de octubre de 2021.
 
Archivo
20/10/2021 Habrá que creer a Otegi, qué remedio
18/10/2021 El PSOE es bastante más que el sanchismo
17/10/2021 El único que llevaba corbata por allí
16/10/2021 'Casado a La Moncloa', quizá algo más que una 'fake news'
15/10/2021 Pedro I 'el aplaudido'
14/10/2021 Presupuestos como de broma
12/10/2021 Salir de Madrid, al menos un poco
11/10/2021 Felipe, la estrella del congreso de Pedro
10/10/2021 El retorno a la normalidad depende de dos hombres
08/10/2021 'Avanti tutti' con Pedro Sánchez
07/10/2021 Los Presupuestos más locos de la Historia
04/10/2021 'Las Díaz' y Puigdemont
03/10/2021 Aquel discurso de Felipe VI ya no tendría sentido
02/10/2021 Llenar plazas de toros y esas cosas
30/09/2021 Menos broncas y más curro, presidenta
27/09/2021 Los partidos se van de fiesta
26/09/2021 ¿Seguimos sin un pacto para fortalecer a la maltrecha Justicia? Increíble
25/09/2021 Olvidémonos de Puigdemont de una vez
23/09/2021 Pablo e Iván hacen unos bolos
22/09/2021 Un partido antipático
17/09/2021 La Prensa vuelve a los pasillos (o algo así)
15/09/2021 La dimisión de Marlaska
12/09/2021 Pasó la Diada, ¿llega la Mesa?
10/09/2021 Criticar, por principio, al Gobierno
09/09/2021 Yo, tertuliano, protesto: nos invaden
08/09/2021 Política testicular, con perdón
06/09/2021 Este lunes, un día clave para nuestra democracia
05/09/2021 La tormenta estaba sobre la Zarzuela
04/09/2021 A hacer puñetas, nunca mejor dicho
03/09/2021 La política va de guapos/as
02/09/2021 Otoño tormentoso: rayos y truenos por doquier
31/08/2021 Los dos hombres de quienes depende la felicidad de muchos
30/08/2021 Doña Leonor y el mundo que nos cambia tanto
29/08/2021 Entrevistar en la tele a un talibán
28/08/2021 Sánchez: "España lo ha hecho bien" (¿Lo ha hecho bien?)
27/08/2021 Dejad a Lorca en paz
26/08/2021 La ya imposible relación del Gobierno con los jueces
25/08/2021 Tenemos unas preguntas para Pedro Sánchez
23/08/2021 Las 'sorpresas' que nos prepara Sánchez para este curso
19/08/2021 Vaya, Merkel y Macron han vuelto a olvidar a Sánchez
17/08/2021 Una 'nueva masculinidad' para la política española
14/08/2021 Cuando el calor en agosto es noticia, malo
12/08/2021 Hasta los messmísimos de Messi
11/08/2021 ¿Qué están haciendo con nuestros niños?
09/08/2021 El veraneo de las ministras y ministros
08/08/2021 18 medallas (más las de Pedro Sánchez)
07/08/2021 Carta al resto de españoles de un madrileño harrrto
03/08/2021 La supervivencia de 'esta' España, ¿solo dos años?
02/08/2021 Un plan sobre el regreso del llamado Emérito
01/08/2021 La España de las cloacas
31/07/2021 Balance de un fin de curso 'horribilis'
30/07/2021 El caso es que no encuentro un titular, presidente
29/07/2021 Apostemos: qué dirá (y no) Pedro Sánchez este jueves
28/07/2021 Encuestas para todos los gustos (y disgustos)
26/07/2021 El futuro se llama Adriana
25/07/2021 Esto es Hollywood
24/07/2021 Yolanda Díaz, jefa de la oposición
23/07/2021 Sánchez toma la temperatura en Manhattan
22/07/2021 No estamos en el revisionismo. Ni en visitar a Franco en Mingorrubio
21/07/2021 Casado, el próximo presidente del Gobierno (o no...)
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris