Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Donde yo te Llevaría
Etiquetas:   Remitido   Bares   Restauración  

Bares y restaurantes, ¿deficiencias sanitarias?

Para trabajar en este tipo de empresas es necesario adquirir los conocimientos de un manipulador de alimentos
Redacción Siglo XXI
@DiarioSigloXXI
miércoles, 15 de febrero de 2017, 23:35 h (CET)

Unnamed

Los negocios de hostelería, y en especial los Bares y Restaurantes, deben "obligatoriamente" aplicar una serie de medidas de control y recibir formación sobre Seguridad e Higiene Alimentaria, puesto que su personal está en contacto con productos destinados a la alimentación durante su preparación, elaboración, transformación, envasado, suministro y servicio.

Para trabajar en este tipo de empresas es necesario adquirir los conocimientos de un manipulador de alimentos. Para ello, existe formación específica, el comúnmente denominado Carnet de Manipulador de alimentos, que es un documento acreditativo donde se reconoce que se ha superado el curso, necesario si trabajas en un bar, restaurante, supermercado, fábrica de envasados, guardería, en transporte alimenticio, residencias, etc., en definitiva, todos los trabajadores que estén en contacto con alimentos y trabajen en empresas alimentarias. Estas empresas tienen como obligación asegurar la correcta formación de sus empleados en lo relativo a unas correctas prácticas de higiene, adecuadas a la actividad laboral que desempeñen.

Algunos de los problemas más graves y comunes de los Bares y Restaurantes se encuentran en las condiciones físicas o el mantenimiento de sus instalaciones y maquinaria por limpieza insuficiente, baja previsión en los sistemas de control de plagas y desinfección, falta de agua potable, por almacenar productos sin refrigeración, etc., además de los típicos errores cometidos por sus operarios durante el procesado de alimentos.

Es de destacar el especial cuidado que ha de tenerse al procesar los alimentos, pues fácilmente podemos provocar una contaminación cruzada y, como consecuencia, intoxicar a una persona alérgica, por ejemplo. Nunca debemos manipular diferentes tipos de alimentos en el mismo lugar sin tomar las precauciones necesarias y sin una higiene y limpieza adecuadas.

Los alimentos en mal estado, o con falta de verificación de su procedencia o expedición, pueden provocar problemas importantes y por ello que se considere un asunto serio en este tipo de establecimientos. No hemos de fiarnos de ciertos alimentos, sobre todo si no llevan su correspondiente sello sanitario. Para ejercer en este sector hemos de operar con cierta responsabilidad y sobre todo, velar en cada momento por la salud de los consumidores.

El principal objetivo del curso de Manipuladores de Alimentos es que se aprendan una serie de prácticas correctas para la manipulación e higiene alimentaria, siempre con el fin principal de garantizar la salud de los consumidores y evitar riesgos de intoxicación.

El Centro de Formación Nacional forma y acredita a sus alumnos con este tipo de certificados, de validez en toda España y regulada según el Real Decreto 109/2010 y Reglamento CE 852/2004.

Puedes conseguir la titulación a través de su página web, donde se puede acceder de forma gratuita a los contenidos formativos necesarios para manipular alimentos. Lo primero que debemos hacer es leer el manual para Manipuladores de Alimentación, seguidamente accedes al examen y cumplimentas el test online, comprobando directamente si has aprobado (todo ello de forma totalmente gratuita). Por último, si apruebas, puedes introducir tus datos y si además quieres recibir tu Certificado y el Carnet de Manipulador, solo has de efectuar el pago correspondiente. En el mismo día recibes tu título, firmado y sellado por la entidad.

Hemos de concienciarnos que, en el caso de manipulación de productos destinados a la alimentación de las personas, es de gran importancia cumplir una serie de requisitos que garanticen la seguridad alimentaria, así como tener los papeles en regla y acreditar el carnet de manipulador de alimentos por parte de todos los empleados. No obstante, cuando los inspectores sanitarios encuentran un problema grave que pueda atentar contra la salud pública se toman ciertas medidas, entre las que podemos citar la destrucción del producto en mal estado o con falta de verificación, el cese de la actividad con el correspondiente cierre de las instalaciones, e incluso fuertes sanciones económicas.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Castillo de San Diego 2018, un icono de bodegas Barbadillo

Elaborado con frutos, de buena maduración, procedente de viñedos de 20 años de Gibalbín y Santa Lucía, en Jerez Superior

Restaurante Las Flores, en la mejor y más extensa playa de Marbella

A unos 5 kilómetros de la ciudad de Marbella, en dirección a Málaga, se encuentra este chiringuito-restaurante, a pie de playa, con una apetitosa propuesta gastronómica

Los galardonados vinos de Maior de Mendoza

La finca “Las Tablas” fue plantada en 1976, sobre laderas en pendiente, de suelos graníticos de xabre, frente al Océano Atlántico y protegida de los vientos del norte, a una altitud de unos 70 metros sobre el nivel del mar, en la zona más septentrional de la DO Rías Baixas

OXs

Cocina tradicional navarra en Madrid

​Altamirano, un referente en el Casco Histórico de Marbella

Los mejores pescados y mariscos, recién llegados del mar, cocinados con sabiduría, en un ambiente tranquilo y sosegado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris