Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Política   trump   EEUU  

Juicio político a Donald Trump: puede que esta no sea la batalla final

Maya Angelou murió hace cinco años, pero estuvo muy presente en la Cámara de Representantes de Estados Unidos en esta histórica sesión
Amy Goodman
@DemocracyNowEs
domingo, 22 de diciembre de 2019, 10:17 h (CET)

“Y a pesar de todo, me levanto, señora presidenta”, dijo el congresista Al Green, demócrata de Houston, en el comienzo de su intervención en la sesión de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que aprobó dar inicio al proceso de destitución del presidente Donald Trump. El representante Al Green tomó estas palabras del poema de Maya Angelou, “Still I Rise” (“A pesar de todo, me levanto”):


“Podrás inscribirme en la historia
Con tus mentiras amargas y retorcidas,
Podrás arrastrarme en el fango
Y a pesar de todo, como el polvo, me levantaré”.


Maya Angelou murió hace cinco años, pero estuvo muy presente en la Cámara de Representantes de Estados Unidos en esta histórica sesión. La representante Maxine Waters inició su encendido discurso también con una referencia a Angelou: “Lamentablemente, las reglas del debate no me permitirán citar todas las razones por las cuales este presidente debería ser destituido; hay muchas. Sin embargo, señora presidenta y miembros de esta Cámara, para citar a la fallecida Maya Angelou, ‘Cuando alguien te muestre quién es, créele la primera vez’”.


Al Green y Maxine Waters, ambos destacados miembros afroestadounidenses del Congreso, han liderado la campaña a favor del juicio político contra Trump. Green presentó la iniciativa ante la Cámara de Representantes por primera vez en mayo de 2017. A los pocos días, Green ya estaba recibiendo amenazas de muerte. Uno de los mensajes de voz amenazantes que recibió decía: “No vas a enjuiciar a nadie. Inténtalo y los lincharemos a todos ustedes. Vas a quedar colgado de un árbol”.


Pese a ello, Green ha logrado que la Cámara de Representantes debata y vote el proceso de destitución en tres ocasiones. En diciembre de 2017, la iniciativa tuvo el apoyo de 57 miembros del Congreso. Menos de dos meses después, esa cifra subió a 65. En julio de este año, 94 legisladores votaron junto a él. La congresista Maxine Waters se encuentra entre los primeros miembros del Congreso en reclamar el juicio político de Trump, y lo ha hecho de forma tenaz.


Al Green pronunció su discurso del miércoles parado al lado de un gran póster con la imagen de una niña hondureña llorando desconsoladamente mientras su madre es cacheada por oficiales de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza. En la parte superior del póster se leía la frase “Juicio político ya”. La icónica foto de Sandra María Sánchez y su hija Yanela, tomada en junio de 2018, se volvió viral. La imagen capturó de manera contundente la crueldad de la dura política de detención de inmigrantes de Trump. El representante Green expresó en su intervención: “Me levanto porque amo a mi país. Señora presidenta, ¿es posible que haya un hombre que esté más allá de la justicia? Esta fue la pregunta planteada en 1787 por George Mason en la Convención Constitucional”.


El congresista de Houston continuó: “En nombre de la democracia, en nombre de la república y por el bien de todos los que están sufriendo [Green señaló el cartel en este momento], votaré a favor del proceso de destitución y animo a mis colegas a hacerlo también. Nadie está más allá de la justicia en este país”.


El 4 de diciembre, Green envió un memorando a los miembros del Congreso que comienza con las siguientes palabras: “¿Cómo juzgará la historia a este Congreso que aprobó una resolución en la que se manifiesta que el presidente Trump hizo comentarios perjudiciales y racistas si, a la vez, no reclama que sea recusado por su repudiable lenguaje racista, antisemita, islamofóbico, transfóbico, xenófobo que instiga enemistad e incita a la violencia dentro de nuestra sociedad?”.


Donald Trump es el tercer presidente en la historia del país en ser sometido a un proceso de destitución, junto con Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998. Ni Johnson ni Clinton terminaron siendo destituidos de su cargo porque el Senado votó en contra de la destitución. Richard Nixon enfrentó el proceso en la Cámara de Representantes y la remoción de su cargo por parte del Senado en 1974, pero optó por renunciar para evitar el seguro resultado desfavorable.


Mientras Al Green, la representante Waters y muchos otros congresistas tienen una larga lista de delitos de Trump que consideran causal de juicio político, los demócratas de la Cámara de Representantes solo resolvieron acusarlo de dos delitos: abuso de poder, por sus intentos de presionar a Ucrania para desprestigiar a su principal rival político, Joe Biden, y a su hijo Hunter Biden, y obstrucción de la investigación del Congreso sobre ese abuso de poder.


En una entrevista para “Democracy Now!” brindada el miércoles por la mañana, horas antes de que comenzara la votación para avanzar en el proceso de destitución de Trump, el representante Al Green manifestó: “¿Si estoy satisfecho? Estoy en un punto en el que creo que debemos seguir adelante con el proceso de destitución, a partir de estas dos acusaciones. No creo que la Constitución prohíba añadir nuevos artículos de acusación”.


Green representa a un distrito con una mayoría de minorías en el suroeste de Houston. En la entrevista, continuó: “Si Andrew Johnson pudo ser sometido a un proceso de destitución, tal como se indica en el Artículo 10 de los artículos del proceso en su contra, por razones arraigadas en su odio, intolerancia y racismo, este presidente también puede ser destituido por estas razones”.


A esta altura parece claro que el Senado —con mayoría republicana— absolverá a Trump de los delitos indicados en estos artículos y que permanecerá en el cargo. Pero eso no logrará disuadir al congresista Al Green, quien concluyó: “Puede que este no sea el final. La Constitución nos permite someter a un presidente a un proceso de destitución varias veces si el presidente comete varios actos que así lo ameriten”.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Y, ¿Ahora qué?

Un escrito de Ángel Pontones

A 75 años de Hiroshima explotó Beirut

La capital libanesa ha padecido mucha destrucción desde que estalló la guerra civil de 1975 y luego con las dos invasiones israelíes, pero nunca antes había sufrido esta clase de destrozo en una época de paz

¿Es posible tanta indignidad?

​¿Nos merecemos los españoles tanta desgracia?

Razón y verdad

En el libro de Schopenhauer se explican también diversas estratagemas dialécticas para ganar en los debates

Voces coherentes

Para levantar el vuelo es preciso cuidar el semillero de las actitudes sociales, desde la franqueza personal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris