Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Rafael Merino
Rafael Merino
La saltadora de altura cántabra cierra un inolvidable 2016, en donde sumó un oro olímpico, una Diamond League y ser elegida mejor atleta de la temporada.
El atletismo es su filosofía de vida. No es su trabajo. Se trata de su camino hacia la felicidad, hacia el disfrutar de su deporte. Hacia la sonrisa eterna. Ruth Beitia (Santander; 1979) cierra un magnífico 2016, el mejor curso de toda su trayectoria como saltadora de altura. A su histórica medalla de oro (primera mujer en conseguirlo en atletismo para España) en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, se suma el rotundo triunfo de la Diamond League, un campeonato de Europa, un subcampeonato del mundo en pista cubierta y el ser considerada como la mejor atleta de este curso. Con motivo de su visita a Madrid, en donde recogió el Premio Maria de Villota en la categoría de Hazaña Deportiva, este medio, junto con otros más presentes en el evento, tuvo la ocasión de charlar con la saltadora de altura cántabra.

Han pasado casi veinte años desde que batió el récord de España de salto de altura (1998), ¿cómo consigue estar dos décadas al máximo nivel en un deporte tan exigente como el atletismo?
La clave es llevar toda mi vida con el mismo entrenador, Ramón Torralbo. Siempre me ha visto como una persona más que como un deportista. Siempre se preocupó porque fuéramos personas antes que atletas, que estudiásemos...que creciéramos como personas. Ramón ha sido un punto fundamental. También ha sido importante la pasión. El atletismo no es mi deporte ni mi profesión, es mi pasión. Disfruto con ello. Cada día. Eres tú y tienes que dar cada día lo mejor de ti.

Tiene usted una aproximación al atletismo casi filosófica…
Del atletismo y de cualquier deporte. Es básico disfrutar. Son muchas horas de entrenamiento, de sacrificio y por eso, cuando estás en el día clave, tienes que dar el máximo y afrontar ese día, disfrutando al máximo. Con una sonrisa.



Después de anunciar su retirada al concluir los Juegos Olímpicos de Londres, usted volvió y ha ganado el oro olímpico, oros europeos, medallas mundialistas, dos Diamond League, mejor atleta de 2016… ¿qué ha cambiado en estos últimos cuatro años?
Cambió fundamentalmente el convencimiento de que cualquiera que fuese el resultado, todo suma. El convencimiento de que hay que vivir día a día. No hay que llevar piedras en la mochila. Esa carga de ansiedad que puede atenazarte no es necesaria. La vida me ha dado esta oportunidad de competir. Te das cuenta de que hay que disfrutar y que cada competición es una oportunidad que hay que aprovechar. En estos cuatro años, desde Londres a Río de Janeiro, sólo tuvo una competición mala. Fue en Praga, en los Europeos de Pista Cubierta. Quedé quinta, pero si hubiese quedado primera, tampoco me hubiese sentido bien. Fue culpa mía. Las condiciones de la pista me sacaron de mi momento zen.

¿Podría afirmarse que el atleta es mejor según pasa el tiempo y va madurado como deportistas y como persona?
En estos 26 años que llevamos trabajando Ramón y yo, está claro que él ha aprendido como entrenador y yo he ido aprendiendo como atleta. Ha sido un aprendizaje conjunto. Estos últimos cuatro años han sido increíbles. La vida me ha dado una segunda oportunidad competitiva. El año que viene el Mundial es en Londres, en el mismo estadio y la misma pista que me quitó todo y que al mismo tiempo me ha dado todo. En estos cuatro años mi corazón ha palpitado para conseguir mis sueños. En todo este tiempo hemos sabido crear un equipo de trabajo profesional y multidisciplinar en el que figura Toñi, mi psicóloga. Ella también ha sido fundamental.

¿Y hasta dónde tiene pensado llegar Ruth Beitia?
No me marco fechas. Ya lo hice una vez y en aquella ocasión también fue meditado, pero ahora mismo estoy convencida que dejaré el atletismo el día que esté en el sofá y tenga pereza de ir a entrenar. El deporte me ha dado todo como deportista y como persona. Todos los reconocimientos que tengo se los debo al deporte. No quiero fallarle. En el año 2011, tuve que ver la final de Daewo desde la grada y entonces me prometí que no volvería a ver una final desde la grada, y, desde entonces, ha sido así.

¿Ha pensado en qué hará cuando llegue el momento de su retirada?
Voy día a día. Soy una persona del ‘aquí y ahora’. No quiero pensar más allá.

Es un país marcado por un deporte como el fútbol, ¿qué le diría a los niños que empiezan en el atletismo?
Les diría que no van a estar solos. Que van a formar parte de algo fantástico. El atletismo es increíble y muy gratificante. Todo el mundo tiene cabida en él. No todos pueden llegar a ser campeones, pero cada uno tiene su propia marca. Lo fundamental, lo que siempre digo, es que los chavales prueben, prueben y prueben. Que hagan ciclos completos de deportes para descubrir que les gusta más y encuentren su deporte favorito. Lo importante es que, entre todos, formemos en valores. El deporte forma parte de la educación familiar. Los chavales tienen que disfrutar. No puede ser que, ahora, todos los padres, quieran tener héroes en casa y deportista de élite. Lo primero que tiene que hacer un padre es preguntar a su hijo si ha disfrutado. El tiempo pone a cada uno en su sitio.

Finalmente, ¿qué significa para usted la concesión del premio María de Villota?
Significa muchísimo. María era una referente deportiva para mí. Compartíamos algo muy especial que es la sonrisa. Me encantaba en lo personal. Por desgracia, la conocimos un poco más tras su fallecimiento. Para mi recoger este Premio que lleva su nombre es un gran honor y un orgullo

Artículos del autor

Se avecinaba un encuentro sin excesiva exigencia. Ni física ni mental. Y se acabó resolviendo un compromiso con susto. El Real Madrid pasó de carecer de adversario a encontrarse un serio obstáculo.
El Real Madrid suma su quinta victoria en Euroliga en vísperas del clásico europeo contra el Barcelona de este viernes en el Palau Blaugrana.

Era ya momento de disfrutar y ahorrar energías en el caso del Real Madrid y de tratar de no recibir una sonora derrota en el caso del grupo isleño.

El Real Madrid tiene el nivel de los mejores equipos de Europa, cuenta con cinco o seis jugadores que podrían estar perfectamente jugando en la NBA. Hoy (por el día del partido, en el que se hizo esta entrevista), por ejemplo, parecía que lo teníamos medio ganado el partido… y nos han acabado ganando.
El susto se transformó en reacción inmediata, y el Real Madrid se apuntó el éxito en un gran duelo entre Llull y Campazzo con Doncic como invitado estrella.
Imagino que será una carrera exigente, Si sopla el viento, que es algo que se espera, y con una temperatura tan alta, puede servir para romper la carrera.

El cuadro de Laso se apuntó un estreno victorioso en otra demostración tangible e intangible de que Llull es el amo.

El ciclista asturiano Iván García Cortina, una de las promesas más firmes del pelotón español y que estará en los Mundial de Ciclismo de Qatar, ha firmado dos temporadas con el Bahréin-Merida, primera escuadra árabe del World Tour.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris