Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

José J. Rivero
Viajando por las emociones
José J. Rivero
Debería de ser tan básico que nos maravillásemos nada más y nada menos que de vivir, de experimentar esa sensación de tener la oportunidad de vivir este preciso momento, irrepetible y único
Hace unos días mientras disfrutaba impartiendo un taller de Saboreo, es decir esas técnicas dentro de la psicología positiva que potencian la parte hedónica de lo que realizamos en nuestro día a día, hablaba de uno de sus elementos fundamentales: maravillarse. Esa capacidad que tenemos de engrandecer los acontecimientos y vivencias por las que hemos atravesado y que nos producen asombro y alegría por el impacto que nos han producido en nuestra vida. Estarás de acuerdo conmigo que cada uno de nosotros y nosotras tenemos algo que nos maraville en nuestro mundo, el problema o la ventaja, todo en función de como lo mires, es que debemos de salir a buscarlo.

Recuerdo cuando de pequeño cada situación causaba ese impacto en mi vida, me sorprendía y me llenaba de asombro, lo que hacía que la magnificará en su justa medida y la disfrutara mucho más de los que en un primer momento hubiera pretendido. Con el tiempo vamos perdiendo esa capacidad de asombro que nos sobrecoge y nos recorre en la infancia.

Debería de ser tan básico que nos maravillásemos nada más y nada menos que de vivir, de experimentar esa sensación de tener la oportunidad de vivir este preciso momento, irrepetible y único. Sin embargo lo convertimos en vulgar y rutinario, sin sentido lo apagamos y restamos su resplandor inicial. Pensamos y pensamos en tantas cosas que no disfrutamos y que lo único que hacen es ensombrecer las mil y una maravillas que nos brinda cada día.

Maravillarse implica estar presente en ese momento que estas mirando una paisaje descubriendo aspectos únicos, matices irrepetibles que nos asombran y nos interpelan, eso debería de sucedernos constantemente viendo un amanecer, un paisaje, etcétera.

Como verás, todo radica en capar y apreciar la simplicidad unida a la complejidad, ese es el matiz de lo que vivimos y no disfrutamos, aquellas situaciones que producen la capacidad de sorprendernos y que no disfrutas, ni vivencias. Maravillarse implica centrar todos tus sentidos en encontrar lo sublime en lo cotidiano, en aquello que está a tu lado y en miles de ocasiones es simple.

Por lo tanto maravillarse es la manera que tenemos de no relativizar las cosas, sin que potencia el ser conscientes de que todo lo que está a tu lado responde a un objetivo fundamental que es la perfección. Esa perfección que te construye y te permite vivir más feliz. Maravillarse implica vivir tu entorno, ese mundo en el que desarrollas tu vida día a día.

Por lo tanto, maravillarse es el verdadero placer de percibir la realidad de una manera constructiva, centrada en las potencialidades de las vivencias, de aquello que tienes y no anhela.

Artículos del autor

No me cabe duda que coincidirás conmigo en que la esperanza y el optimismo juegan un papel crucial en nuestras experiencias cotidianas, puesto que nos plantean la posibilidad de poder experimentar la sensación de que algo bueno está por venir o nos puede ocurrir.
Decía John H. Newman que en un mundo superior puede ser de otra manera, pero aquí abajo, vivir es cambiar y ser perfecto es haber cambiado muchas veces.
Seguramente hoy te estarás preguntando si vale la pena que te hagas propósitos en la noche de fin de año, como lo has venido haciendo año tras año.
​Como me gusta compartir en familia momentos tan importantes como preparar la Navidad. No es menos cierto que con el tiempo la perdida de estos momentos nos causa dolor.
Es asombroso ir descubriendo mientras te vas adentrando en el concepto del conocimiento científico del funcionamiento de las personas, que existe una tendencia dirigida a la entropía que parece dominar nuestra existencia.
Hace unos días desde el Club Deportivo al que pertenezco: CorreAyo, me pedían que escribiese una reflexión sobre el papel que juega la Actitud positiva a la hora de afrontar una carrera importante.
No me cabe la menor duda que la creatividad es como esa buena especia alimentaria que condimenta un buen plato, ya que juega un papel fundamental en nuestro proceso de transformación y cambio personal.
Normalmente cuando hablamos de dolor y de sufrimiento lo vinculamos con elementos de desajustes personales, de rupturas con tu propia vida e incluso de elementos que atentan contra ti mismo provocando cambios en negativo, difíciles y en ocasiones imposibles de abordar.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris