Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Festival del vino 2016 - D. O. Somontano
José J. Rivero
Viajando por las emociones

Psicólogo colegiado T-1141, Experto en Coaching Personal, Master en Mediación y Gestión del Conflicto, Master en Psicología de la Educación, experto en Psicología Positiva y coordinador de Positiva Hoy. Miembro Fundador de Felicidad Sostenible y Autor y director del Proyecto La Laguna Feliz.

Pertenece a la Sociedad Española de Psicología Positiva, dedicando parte de su dilatada carrera a la terapia individual y de pareja, es psicólogo del Centro de Orientación Familiar (COF2000), donde realiza tareas de terapeuta y mediador familiar. Con una amplia trayectoria en el campo social del que ha sido coordinador de diferentes proyectos, y técnico en formación y empleo. Además, es miembro de Comisión Ciudadana de Convivencia del Ayuntamiento de La Laguna, es miembro de Observatorio Canario de la Familia, miembro de la plataforma anti pederastia de Tenerife, miembro de la comisión del Congreso Internacional Fé y Cultura.

Actualmente se dedica a potenciar el entrenamiento en competencias para la vida, comunidades felices y organizaciones saludables, tanto desde la realización de charlas, su colaboración en Canarias Radio La Autonómica, en Onda CIT Tenerife, Teide Radio en Despierta Tenerife y con la columna de opinión Positivando del periódico Diario de Avisos en Tenerife, así como a la docencia universitaria como: Docente Colaborador y Tutor profesional del Master de Psicología de la Educación de la ULL, Profesor Colaborador del ISTIC, a través de diferentes universidades españolas. Coordinador académico del Postgrado de Humanización de la Salud y del Máster de Orientación y Mediación Familiar.

Máster en Psicología de la Educación por la Universidad de La Laguna y participa en diferentes proyectos universitarios a través de la gestión del conflicto, el fomento de la convivencia, las competencias profesionales, etc.

Es miembro de la Comisión Deontológica del Colegio Oficial de Psicólogos de Santa Cruz de Tenerife, así mismo ha realizado ponencias y talleres en congresos internacionales, así como para diferentes universidades españolas como la Menéndez Pelayo, Universidad de Comillas, etc.




Twitter: @jriveroperez
Email: j.riveroperez@gmail.com
José J. Rivero
Últimos textos publicados
¿Eres feliz en tu trabajo?
Es fundamental poder aprender a generar pensamientos positivos
Si realizamos una revisión de la abundante bibliografía acerca de los diferentes estudios realizados en organizaciones y empresas laborales acerca de aquellos factores que influyen en nuestra motivación y rendimiento. Nos encontramos con un serie de elementos que hacen que nuestras empresas resten felicidad a las personas, ya que potencian entornos despersonalizados, carentes de vinculaciones y referentes hacia la persona. Además muchos líderes siguen jugando a ser jefes, como si de ejércitos y generales napoleónicos se tratara. Sin duda existe una desvinculación entre lo que las personas saben hacer y lo que al final terminan haciendo. Lo que hace que el talento se escape por las cañerías de las empresas debido al descuido o poco aprovechamiento que hacemos del mismo.

Es cierto que son muchas la variables que modulan e influyen sobre la mejora de nuestra felicidad y el bienestar en las organizaciones y empresas, sin duda el engagement, es decir el compromiso o el grado de implicación de los trabajadores con su empresa u organización incide sobre el esfuerzo y el rendimiento. Genera sin duda esa sensación de realización en positivo que experimenta el trabajador con su trabajo.

Existen otros factores que inciden sobre la felicidad en el trabajo, unos con un carácter más personal e intrínseco como la sensación de eficacia, el efecto que produce el trabajo sobre el desarrollo y crecimiento personal. Lo que implica que las organizaciones saludables realicen esfuerzos dirigidos a incentivar el cuidado personal y la salud. Así como práctica de esas fortalezas del carácter que ayudan a dar sentido a aquello realizamos.

Además es fundamental el poder aprender a generar pensamientos positivos, así como el poder sentirse que participas en la empresa a través de los procesos de cambio, fundamentalmente en los proceso de toma de decisiones. Ya que todo ello se vincula al desarrollo personal y laboral, así como al crecimiento de la propia organización. Lo que sin duda ayuda al cuidado y mantenimiento del talento y su proyección.

Lo que suele suceder cuando hablamos de felicidad en nuestros diferentes entornos laborales, parece que existiese una tendencia a devaluar el papel de las emociones positivas, del sentido del humor, la creatividad y el rendimiento. Es como si existiera una norma explícita que manifestara la completa sumisión al pensamiento racional sin la vivencia emocional. Sin duda este planteamiento es un auténtico disparate. Ya que sin duda alguna la idea central a la que llegan la gran mayoría de las investigaciones es que las personas felices rinden más y para ello debemos de potenciar entornos laborales que potencien el cuidado personal, es decir.

Por lo tanto las organizaciones modernas buscan personas felices y comprometidas con sus trabajos, para ello deben de cuidar el talento de sus trabajadores, pero no se puede quedar ahí, debe de ir más allá y potenciar a la persona, dándoles las posibilidades de expresarse y crecer como personas en todos los ámbitos de su vida. Entender que un trabajador saludable es un trabajador con mayor salud y bienestar. Pero además el fomentar el trabajo en competencias para la vida, desde la actitud positiva, el optimismo o la autoeficacia. Ya que las empresas que propician y fomentan la felicidad personal y laboral son, a la larga, las que mayor crecimiento van a experimentar.
miércoles, 28 de septiembre de 2016.
 
Los buenos sentimientos...
Como siempre la sabiduría popular se ha ido adelantando mostrándonos, en ocasiones, el camino que nos acercará a esa ansiada felicidad que buscamos con tanto ímpetu.

En muchas ocasiones habrás escuchado expresiones del tipo: en el fondo tu amigo tiene buenos sentimientos. Estarás de acuerdo conmigo que para poder definir esos buenos sentimientos hemos de acudir al efecto que producen los elementos que sin duda potencian el bienestar y la salud en nuestras vidas. Que aunque parezca mentira, no habían sido objeto de estudio de ninguna de las disciplinas hasta estos momentos y que por ejemplo la misma psicología apenas comienza a portar métodos que ayuden a las personas destinados a potenciar sus vidas, a mejorar la gestión y el conocimiento de sus emociones positivas.

Sin duda ese grupo de emociones, más difíciles de describir, y de las que quizás no obtenemos unos resultados tan perceptibles a corto plazo, y que implican un trabajo de crecimiento constante, cuyo objetivo principal es transformar nuestras vidas, cambiar nuestra actitud, es decir, que inciden y definen la manera en la que cambiamos y vivimos.

Para comenzar me gustaría citar un estudio que llevaron a cabo Debora Danner, David Snowdon y Wallace Friesen acerca del contenido emocional de las vivencias de ciento setenta y ocho monjas que en el momento de decidir entrar en la orden describieron sus emociones y sentimientos. Los resultados nos muestran que las que describieron sus vida de manera más positiva, definiéndose como más felices vivieron en ocasiones hasta diez años más que las que se definían con expresiones más negativas. Se han realizado otros estudios longitudinales y se han observado objetivos similares, parece que los buenos sentimientos influyen directamente en la longevidad de nuestras vidas.

Veremos a lo largo de este pequeño artículo como podemos afirmar que las personas que se sienten bien, se describen como felices y experimentan más emociones positivas. En primer lugar son más creativas, segundo poseen más herramientas para afrontar su vida, viven más años y por último, sin duda alguna contagian esa felicidad compartida. Sin duda podríamos llegar a afirmar que nos ayudan a avanzar en nuestra vida, preparándonos para abordar esos momentos vitales que nos ponen a prueba. Es importante resaltar entre los beneficios que obtenemos al convertirnos en personas de buenos sentimientos.

Alice Isen ha demostrado cómo los sentimientos positivos inciden sobre la creatividad, para ello estudió la relación de esta con el optimismo, descubriendo que la creatividad no es solo una cuestión relacionada únicamente con el talento de cada uno de nosotros y nosotras, sino que está muy relacionado también con el estado de ánimo por el que atravesamos en nuestra vida.

Pero podemos ir más allá, afirmando que las personas que toman decisiones y que gestionan conflictos sienten que toman mejores decisiones y se sienten más creativos y con todas sus competencias activadas cuando se sienten a gusto con lo que están haciendo y su estado de ánimo es positivo.

Por lo tanto, parece ser que los buenos sentimientos juegan un papel modulador y potencian nuestras habilidades y competencias, ya que influyen sobre la autoconfianza y la autoeficacia. Es decir activan nuestra capacidad de generar ideas novedosas y sin duda alguna disminuyen la posibilidad de que caigamos derrotados ante la vivencia de situaciones traumáticas y dolorosas. Sin duda refuerzan nuestra alegría de vivir ya que incluso llegamos a la conclusión de que la gente en general es buena. Aumentando así nuestro ánimo vital y todo ello motivado por aquello que decía mi abuela: Tiene buenos sentimientos.
miércoles, 21 de septiembre de 2016.
 
¿El vaso está lleno?
¿Dónde situamos la responsabilidad de lo que nos sucede en cada momento?
Si hiciésemos una encuesta para conocer: ¿Cómo define cada uno de nosotros y nosotras las diferentes situaciones problemáticas por las que atravesamos en nuestra vida? ¿O simplemente dónde situamos la responsabilidad de lo que nos sucede en cada momento?

Seguramente coincidirás conmigo que nos moveríamos recorriendo dos polos de lo que parece ser un continuo, es decir, algunas personas pensarán que son ellas las únicas responsables de todo aquello negativo que sucede en el universo y que total la vida es una serie de acontecimiento negativos que te suceden y que simplemente te acostumbras más o menos a irlos gestionando. Por el contrario, seguramente nos encontraremos a otro grupo de personas que entenderán que simplemente la vida es maravillosa y que las cosas que les suceden en la vida simplemente hay que abordarlas como elementos de aprendizaje y que la vida solo tres brinda cosas buenas y bonitas.

Gracias a Dios la vida es más compleja y la realidad no se distribuye siguiendo un continuo, sino que más bien lo negativo y lo positivo comparten un mismo universo de situaciones, es decir, es posible que estés pasando un momento bajo debido a que has tenido un problema de pareja, pero al mismo tiempo te sientas bien ya que a nivel laboral estás atravesando por unos momentos óptimos.

Ambas situaciones no son incompatibles, ni contradictorias, por mucho que algunos gurus vendedores de la felicidad suprema insistan en convencerte de ello. Lo que sucede es que vivimos en una realidad compleja y si echas la vista a atrás te darás cuenta que cada unos de tus días confluyen diferentes situaciones tanto positivas, como negativas que influyen en tu estado de ánimo de una manera o de otra. Pero no es menos cierto que lo que depende de ti es la gestión que hagas de esas vivencias y como tanto las emociones, como tu actitud ante la vida y el cómo has decidido enfocar tu realidad, es decir el grado de optimismo o de pesimismo con el que has decidido valorar cada situación, van a incidir sobre tu salud y tu bienestar.

Las diferentes investigaciones nos muestran un universo de vivencias a las que respondemos de una forma o de otra, o incluso no respondemos. Existen personas que describen la vida como un sufrimiento constante al que han de acostumbrarse, donde se agolpan momentos negativos que debemos de afrontar, observar o simplemente evitar. Para estas personas vivir sería como lanzar una pelota contra una pared de manera aleatoria y sin ningún fin. Es decir, la vida es un cumulo de circunstancias que se van sucediendo y simplemente en función de la madre naturaleza y de la suerte de las situaciones que me vengan seré más o menos feliz.

Es curioso observar como cada vez más los datos parecen corroborar que al final somos cada uno de nosotros y nosotras los responsables de transformar nuestra realidad, entendiendo que existen situaciones vitales que pueden ser más estables, ya sean buenas o malas. Por ejemplo el vivir una ruptura de pareja o la perdida de un ser querido incidirá, sin duda sobre nuestro bienestar de manera negativa además de tener una incidencia de mayor duración en el tiempo. La gestión personal que yo realice de dicha situación hará que esta situación incida más o menos tiempo y con mayor o menor intensidad sobre mi estado de ánimo e incluso que en algún momento la personas pudiese entender que es incapaz por mi misma de solucionar dicha situación.

De la misma manera existen situaciones positivas que puedo propiciar que aparezcan en mi vida que van a tener mayor o menor incidencia sobre mi bienestar y con una duración variable, por ejemplo el salir de fiesta tiene una repercusión sobre mi bienestar intensa pero de corta duración, sin embargo el encontrar una actividad con la que me identifique tendrá una incidencia de mayor duración e intensidad.

Por esa razón es tan importante que aprendamos, y la felicidad se puede aprender según demuestran los estudios, a conocer qué herramientas debo de poner en mi vida que tengan una repercusión sobre mi felicidad haciéndola más perdurable. Entendiendo que la mayor parte de nosotros y nosotras dibujamos una realidad lo más positiva posible de nuestra vida, y que sin duda respondemos al mismo objetivo, ser felices.
miércoles, 14 de septiembre de 2016.
 
 
Educar es un potencial
martes, 6 de septiembre de 2016.
 
Educando la mirada
miércoles, 31 de agosto de 2016.
 
Educar para el éxito
martes, 23 de agosto de 2016.
 
¿Hablamos o nos comunicamos?
El lenguaje y la comunicación son las herramientas fundamentales dentro de cualquier proceso de convivencia
miércoles, 17 de agosto de 2016.
 
Una apuesta por la felicidad
Existen tres maneras de afrontar la vida
martes, 9 de agosto de 2016.
 
¿Eres autoeficaz?
Ser eficaz plantea que la persona responde positivamente ante un conjunto de creencias en sus propias capacidades
miércoles, 3 de agosto de 2016.
 
Felicidad: una ciencia
lunes, 25 de julio de 2016.
 
Crecimiento y cambio: convivir
La manera en la que nos relacionamos con el entorno va a modular mi posibilidades de crecimiento vital
martes, 19 de julio de 2016.
 
Melancolía y añoranza
Cuando nos sentimos melancólicos nuestro estado de ánimo suele asociarse a la tristeza
martes, 12 de julio de 2016.
 
No sé qué hacer: estoy bloqueado
Podemos generar confianza y seguridad luchando contra esa emoción, el miedo que nos impide actuar con seguridad en muchas ocasiones
martes, 5 de julio de 2016.
 
Gurús y la otra felicidad
La ciencia de la felicidad nos plantea que el cambio y el crecimiento personal se basan en vivir tanto situaciones positivas como negativas
miércoles, 29 de junio de 2016.
 
Necesito unas vacaciones ¡ya!
¿Cómo no desacostumbramos a desconectar y gestionar nuestras vacaciones siendo capaces de evitar las prisas y esas preocupaciones habituales?
jueves, 23 de junio de 2016.
 
Vive tu presente
Debes saber que tú puedes cambiar tu experiencia diaria en cada momento de tu vida
lunes, 13 de junio de 2016.
 
La culpa y el perdón
Lo primero que deberíamos hacer es pensar en tu pasado y hacer un pequeño escaneo
lunes, 6 de junio de 2016.
 
Parejas en crecimiento
No bloquear, ni criticar a tu pareja. Es fundamental el potenciar el respeto mutuo
martes, 31 de mayo de 2016.
 
Mediación y bienestar
El uso indebido y cada vez más normalizado del paracetamol afecta reduciendo la sensación de placer, afectando a nuestra sensación de alegría
lunes, 23 de mayo de 2016.
 
Mi universo sensorial
¿Te habrás fijado en las múltiples sensaciones que recoge tu cuerpo?
lunes, 16 de mayo de 2016.
 
Cara a cara
Parece que estamos adquiriendo unas nuevas formas de relación que ponen en entredicho las existentes
domingo, 8 de mayo de 2016.
 
Crisis y sentido del humor
El sentido del humor va a jugar un papel fundamental sobre las emociones positivas
miércoles, 4 de mayo de 2016.
 
Felicidad ¿sin sentido?
Los momentos de felicidad al vacío (por así decirlo) son buenos, pero no nos permiten disfrutar de una sensación optima de felicidad si no la buscamos más unida a nuestro sentido
lunes, 25 de abril de 2016.
 
Genes, cultura y felicidad
En nuestra vida hemos jugado el papel de ser entrenadores de futuras generaciones
lunes, 18 de abril de 2016.
 
Líderes del siglo XXI
El líder positivo entiendeque los pequeños cambios son el motor de la transformación personal y de las organizaciones.
lunes, 11 de abril de 2016.
 
¿Quién dijo miedo?
El miedo es una vivencia innata a todos los animales, incluidas las personas
lunes, 4 de abril de 2016.
 
¡Cambia tu actitud!: Cambia tu vida
En esos instantes de tu vida toca hacer un paréntesis y sentir tu momento presente
lunes, 28 de marzo de 2016.
 
Archivo
21/03/2016 Nada más y nada menos que felicidad
14/03/2016 Una felicidad compartida: la laguna en positivo
07/03/2016 La adaptación hedonista
29/02/2016 Experiencias positivas
22/02/2016 La música y la felicidad
14/02/2016 Amar es resonar
08/02/2016 Líderes y adversidad
01/02/2016 Parejas en positivo
24/01/2016 La lista de las cosas más importantes
17/01/2016 Blue monday
10/01/2016 Organizaciones felices y sostenibles
06/01/2016 Suerte o tú mismo
03/01/2016 ¿Soy un Peter Pan?
28/12/2015 Pensamiento mágico
19/12/2015 El optimismo mejora la salud
13/12/2015 Devorados por el tiempo
07/12/2015 Vivir una navidad feliz
28/11/2015 Contagios positivos
23/11/2015 La psicología en la calle
16/11/2015 Educando positividad
09/11/2015 Enfocar y desenfocar: Positividad
02/11/2015 Conecta 2.0
25/10/2015 Felicidad y los niños
19/10/2015 Autoestima positiva
11/10/2015 Día Mundial dedicado a la Salud Mental
04/10/2015 Tu agenda de la felicidad
27/09/2015 Vivir es convivir
21/09/2015 Una vuelta al cole feliz
13/09/2015 De felicidad, cambio y psicología positiva
07/09/2015 Potencia tu esperanza
31/08/2015 Dejarse llevar o fluir
23/08/2015 Educar vs vivir
16/08/2015 Pensamiento en positivo
09/08/2015 La curiosidad por conocer me hace feliz
02/08/2015 Vivir es una oportunidad
26/07/2015 Sinfonía de la vida: La integración
19/07/2015 Si quieres desconectar, conecta con tu vida
12/07/2015 Hagamos la felicidad sostenible
05/07/2015 Vive, siente y disfruta
28/06/2015 El disfrute como elemento creativo
21/06/2015 Pensamiento positivo: El motor del cambio
14/06/2015 ¿Estoy estresado?
06/06/2015 Optimismo y actitud positiva
31/05/2015 Inteligencia emocional, ira y felicidad
23/05/2015 Una experiencia óptima única
17/05/2015 Miedo a perder el control
10/05/2015 Lo extraordinario existe
03/05/2015 ¿Cuidado?: Gestiona tus miedos
25/04/2015 Actitud en positivo
19/04/2015 Vivir el presente y saboreando el presente
12/04/2015 Emoción, creatividad y vida
05/04/2015 Creatividad en tu vida
29/03/2015 Comunicación positiva
22/03/2015 Celebraste el Día Mundial de la Felicidad
15/03/2015 Educar sin felicidad
07/03/2015 Viajar en el tiempo
01/03/2015 Hemos roto, ¿y ahora?
22/02/2015 Caution: Positividad muy alta
15/02/2015 Mejora tu relación: Dedícale tiempo
08/02/2015 La crisis de ansiedad
 
Quiénes somos  |   Qué somos  |   Contacto  |   Aviso Legal  |   Creative Commons  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris