Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

José J. Rivero
Viajando por las emociones
José J. Rivero
No debemos de entender que es una simple una manera en la que afrontamos las situaciones complejas, va más allá, nos prepara para salir reforzados ante la vida
No deja de sorprenderme el maravilloso poder de la Madre Naturaleza a la hora de dotarnos de herramientas destinadas a potenciar esos tres conceptos para mí multi-relacionados como son salud, bienestar y felicidad. Hoy me gustaría acercarte a ese concepto que define una de las capacidades y habilidades humanas con un gran potencial: la resiliencia. Bajo este nombre en ocasiones impronunciable, heredado de la física y que se aplica a la energía de deformación que puede ser recuperada de un cuerpo deformado cuando cesa el esfuerzo que causa la deformación.

Imagínate ese potencial aplicado a eventos vitales, es decir, la energía que aplicamos a gestionar las situaciones que nos deforman por así decirlo, aquellos acontecimientos traumáticos que nos afectan de tal forma que nos cambian. Como te he comentado la evolución nos ha ido dotando de capacidades que nos permiten sobrevivir y salir mejoradas tras afrontar y superar elementos vitales altamente estresantes y que nos generan sufrimiento.

Me gustaría hacer incidencia en que no debemos de entender que es una simple una manera en la que afrontamos las situaciones complejas, va más allá, nos prepara para salir reforzados ante la vida. Ese concepto que cada vivencia me aporta en el que entiendo que debo de aprender para fortalecerme y crecer como persona. Otro elemento para mí fundamental dentro de esta forma de enfocar los problemas es la tenacidad, es decir esa capacidad necesaria para seguir un plan trazado en post de tus objetivos personales, laborales o sociales, a pesar de los obstáculos y retrocesos del camino Sin duda alguna existe una alta relación entre resiliencia y tenacidad, es decir, y volviendo a la física, esa energía que absorbe un material antes de alcanzar la rotura en condiciones de impacto.

  Estarás de acuerdo conmigo que es importante conocer nuestra capacidad de aguante para hacer frente a situaciones y objetivos vitales que nos ayudan a dedicar esfuerzos para salir de esas situaciones que nos dejan huella. Como observarás, ser tenaz nos ayuda a gestionar altas dosis de problemas, desde la visión de lucha y construcción nos permite fomentar en nosotros herramientas y posibles soluciones que nos ayuden a afrontar las situaciones. 

El sentirnos desarmados antes de tiempo, el que un problema me bloquee, afecta directamente sobre las posibilidades de gestión del mismo, ya que nos produce una situación emocional y cognitiva en la que me siento que yo no llevo el timón de mi barco.  Llevar el timón, sentirme independiente, no dejarme arrastrar, sentir y gestionar lo que me sucede, son las competencias personales que me hacen ser tenaz, potenciar mi capacidad de mirarme para dentro, buscar soluciones y entender lo que está pasando, además me permite sentirme autoeficaz, mejorando mi autoestima, y así siento que comienzo a llevar mejor la situación, asumiendo la autocrítica desde la construcción y el aprendizaje, dos conceptos primordiales en un proceso de cambio y crecimiento. Construirme implica ser creativos, buscar alternativas y potenciar el sentido del humor para asimilar ese pensamiento crítico. 

Por último debemos de mantener vivos nuestros valores, descubrir cómo ordeno mi jerarquía personal, conociendo cómo me he ido construyendo. Habrá momentos donde no te gustará lo que ves, pero hay que verlo para asumirlo, interpretarlo y si quieres cambiarlo, así tendremos esa seguridad de salir mentalmente sanos de nuestras crisis y así potenciar nuestra felicidad.

Artículos del autor

Por otra parte contemplamos el optimismo como ese aspecto que nos plantea entender que tu puedes intervenir en la manera que suceden las cosas en función de la interpretación de como afectan a tu vida y así fomentar cambios en tu futuro.

Me parece interesante destacar esa ambivalencia en la que nos empeñamos en movernos, en muchas ocasiones vamos de un lado a otro, sin ton, ni son.
Cuántas veces sin darte cuenta te has visto dándole vueltas y vueltas a una misma idea sin poder parar. Cuántas veces habrás tenido ganas de gritar en voz alta o decir: Para ya!!
En muchas ocasiones te habrás enfrentado a tu día a día con desánimo y tristeza, posiblemente incluso pensando que para que te levantas, en ocasiones esto sucede pues nos absorbe la rutina.
Si existe un objetivo fundamental dentro de la vida de las personas es ser felices, hoy más allá de ser una utopia, pasa por potenciar elementos que potencien modelos de felicidad más duraderos y sostenibles.
Estoy seguro que en más de una ocasión te habrás preguntado acerca de lo que es eso del estado de ánimo, como afecta a tu día a día, a tus decisiones vitales.
Estoy seguro que en algunos momentos de tu vida habrás sentido que tus proyectos vitales, todo aquello de da sentido a tu vida parece haberse encasquillado, es decir, no avanza.
Estarás de acuerdo conmigo en que no hay mejor experiencia en nuestro día a día que aquella que nos aporta algo más, aparte de generarnos placer y felicidad.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris