Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Los expertos advierten de que la enuresis es más que mojar la cama y puede derivar en sintomatología emocional

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 17 de mayo de 2022, 14:14 h (CET)

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)


La enuresis nocturna, mojar la cama por las noches de manera involuntaria, afecta al 10% de los niños de cinco años y al 3% de los adolescentes, según se puso de manifiesto en una reunión de trabajo celebrada este martes en Madrid y en la que los expertos advirtieron que este problema puede derivar en sintomatología emocional.


Durante esta reunión, el jefe del servicio de Psiquiatría y Salud Mental del Hospital Universitario Infanta Leonor de Madrid, el doctor Javier Quintero, indicó que "la enuresis primero afecta a la autoestima del niño para, adicionalmente, tener consecuencias en sus interacciones con los demás niños; y ello, en el contexto de desarrollo normal de un niño de entre 6 y 8 años, indiscutiblemente empieza a ser un problema adicional, que acaba derivando en sintomatología ansiosa, fundamentalmente, y depresiva en un segundo tiempo".


Por su parte, la pediatra del CAP Les Hortes de Barcelona, la doctora Almudena Sánchez, subrayó durante el encuentro que "la enuresis afecta en torno a un 10% de los niños de más de 5 años y al 5% de los pequeños de 10 años. En la adolescencia podría impactar a cerca del 3% y, en ocasiones, persiste durante la etapa adulta".


La enuresis nocturna, que constituye un problema de salud importante en niños y adolescentes, se define como “el escape de orina durante el sueño, sin que se produzca el despertar a partir de los 5 años al menos dos veces por semana o de una vez al mes", según explicó la doctora Sánchez.


CAUSAS


Las causas principales son un fallo en el mecanismo del despertar, ya que el niño enurético no despierta cuando la vejiga está en un grado suficiente de distensión, la alteración del ciclo circadiano de la vasopresina (hormona antidiurética), que hace que la producción de orina no disminuya por la noche y la inestabilidad vesical con contracciones involuntarias del músculo detrusor, entre otras.


Mojar la cama provoca alteraciones del sueño y se relaciona estadísticamente con una mayor tasa de fracaso escolar, pues no se produce un descanso reparador. Los expertos subrayaron que la enuresis es un estigma social y un trastorno con proyección muy negativa sobre la vida del niño y su familia. Además, existe una estrecha relación con otras patologías como estreñimiento, trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS).


En cuanto a la solución de la enuresis, los expertos señalaron que a partir de los 5 años tiene una tasa de curación espontánea alta, pero las investigaciones indican que la intervención temprana hace que los niños dejen de mojar la cama antes y sus complicaciones sean más leves y desaparezcan antes. Por eso, los especialistas coincidieron en recomendar la consulta con el pediatra si, pasados los 5 años, el niño sigue mojando la cama.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Darias se reúne con su homóloga sueca para impulsar las políticas sanitarias europeas

El torneo de ajedrez inclusivo de ONCE Euskadi se jugará la próxima semana

Arranca la campaña Jóvenes Activos de Aspaym para que los jóvenes con discapacidad física participen en sus asociaciones

MSF pide un puerto seguro para desembarcar a casi 250 supervivientes rescatados en el Mediterráneo por el 'Geo Barents'

Más de 42.000 especies están en riesgo de extinción en el planeta, nuevo récord

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris