Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Nacional
    

Casado anuncia que el PP acudirá al Constitucional si Sánchez aprueba una ley de seguridad que le daría “poderes absolutos”

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 9 de julio de 2021, 14:54 h (CET)

MADRID, 09 (SERVIMEDIA)


El líder del Partido Popular, Pablo Casado, anticipó este viernes que su formación recurrirá al Tribunal Constitucional (TC) la ley de seguridad nacional si “acaba aprobándose tal y como se ha informado a los medios”, al considerar que se trata de “una especie de mili civil obligatoria” que “le permite poderes absolutos” al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y “conculca libertades”.


Al intervenir en las jornadas de verano de Sociedad Civil Catalana, tildó de “auténtica locura” la ley de seguridad nacional que prepara el Ejecutivo y con la que sostuvo que pretende “aprobar una especie de mili civil obligatoria” por la cual “podemos movilizar a toda la población civil cuando nos dé la gana por el motivo que consideremos oportuno”, además que poder “expropiar bienes y servicios si el Gobierno lo estima oportuno”.


Por todo ello, Casado anunció que “si esta ley acaba aprobándose tal y como se ha informado a los medios de comunicación, el PP la recurrirá al TC porque pensamos que conculca libertades fundamentales y que va totalmente en contra de lo que dice nuestra Constitución en cuanto a las garantías que tiene que tener un Gobierno para limitar la propiedad privada o la libertad de las personas”


“No hace una ley de pandemias con millones de personas que se han contagiado y más de 100.000 fallecidos” y “este Gobierno radical, de un partido comunista como Podemos y un partido sanchista que nada tiene que ver con el PSOE clásico”, sí “aprovecha la pandemia para avanzar en su agenda de ruptura legal y social”, censuró.


“Es una auténtica locura”, sentenció Casado, criticando que el Gobierno “en vez de preocuparse por la salud, por la recuperación del turismo y por el sistema sanitario, lo que hace es aprobar una ley que le permite poderes absolutos a Sánchez sin control parlamentario y por supuesto sin que la oposición tengamos nada que decir”.


Según Casado, en el Gobierno “no tienen sentido del ridículo” porque un año después de la pandemia exhiben “triunfalismo” y quieren “avanzar en una agenda de merma de libertades” en vez de trabajar en una ley de pandemias en un momento en el que “hay una incertidumbre absoluta a nivel de qué medidas se pueden tomar” en las comunidades autónomas.


Deploró que haya “mala planificación sanitaria” por parte del Gobierno central, así como “un gran uso propagandístico de todo lo relacionado con la salud”, algo que es “muy irresponsable”. “No nos cansamos de pedir una ley de pandemias que se haría en 15 días y daría un marco legal con certidumbre para evitar los contagios y tratar de una forma más eficaz a los que hayan enfermado”, reiteró.


“INTERVENCIONISMO ORWELLIANO”


En cuanto a la recomendación del ministro de Consumo, Alberto Garzón, de moderar el consumo de carne y la respuesta del jefe del Ejecutivo, Casado consideró “una tomadura de pelo estas gracietas de Sánchez hablando de sus gustos culinarios”, ya que dijo que para él es “imbatible” que le pongan “un chuletón al punto”.


Casado estimó que a Sánchez lo que le gusta es su Agenda 2050 de “ingeniería social” en la que decía que “había que reducir el consumo de carne”, que “no se podía viajar a ningún sitio en avión si estaba a menos de tres horas de viaje” o que “no había que comprar tanta ropa”. A su juicio, esto supone “un intervencionismo orwelliano de las libertades de los ciudadanos”.


En este punto, se preguntó quién es Sánchez “para decirnos si comemos carne, si compramos ropa, si compramos un móvil o si tenemos que viajar en avión”. Opinó que “cuando esto se hace en plena pandemia, con seis millones de desempleados y dos millones de familias haciendo las colas del hambre”, la “tomadura de pelo” se traduce en “indignación”.


Del mismo modo, se preguntó quién es Garzón para decir “a un país con dos millones de familias pidiendo comida en parroquias y ONG que tienen que limitar el consumo de carne”. Le urgió, en todo caso a tomar las medidas adecuadas para el crecimiento económico y que “todos los españoles puedan comer carne si quieren”.


El líder de la oposición abundó en que esta “ingeniería social” lleva “al nepotismo, al clientelismo e incluso a la corrupción”. “Lo que intentan es moldear nuestra vida, pero no la suya”, previno, y consideró que es algo “muy grave”. “Esta broma de la carne de Garzón y de todos estos comunistas 3.0, no tiene ninguna gracia” porque “no se puede demonizar a un sector como la ganadería” ni castigar a la restauración, la hostelería o el turismo.


“Los disparates que dice este Gobierno cotizan en bolsa”, avisó, y “esto crea incertidumbre, confianza y creo que la gente ya está harta”. “Les decimos que dejen de meterse en nuestra casa y váyanse ya a la suya”, pidió de nuevo, llamando a Sánchez a “dejar decidir a los españoles qué Gobierno quieren tener” porque “todo lo que propuso en campaña ha caducado y debería revalidar la confianza de los españoles en unas elecciones”.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris