Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

La Universidad de Almería se desvincula del informe de un profesor que pretende demostrar la presencia de grafeno en la vacuna de Pfizer

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 2 de julio de 2021, 19:35 h (CET)

MADRID, 02 (SERVIMEDIA)


La Universidad de Almería se ha desvinculado del informe de uno de sus profesores que pretende demostrar la presencia de grafeno en la vacuna de Pfizer contra la Covid-19.


Se ha difundido en redes sociales y en webs un supuesto informe que se utiliza para defender que las vacunas contienen grafeno. Pero ni es un informe de la Universidad de Almería (UAL) ni demuestra que la vacuna contra la Covid-19 de Pfizer lleve óxido de grafeno.


Esta verificación ha sido realizada en el marco del proyecto #VacúnaTE que Maldita.es y la agencia de noticias Servimedia desarrollan contra la desinformación sobre las vacunas de la Covid-19 con el apoyo de Google News Initiative.


El documento, realizado por un profesor de la UAL, Pablo Campra Madrid, no es un informe oficial de la universidad, ni es un estudio publicado en una revista científica ni ha sido revisado por pares. Ante la difusión que ha tenido, la UAL ha emitido un comunicado en el que aclaran que no suscriben sus conclusiones y explican que se desconoce el origen del vial que se ha analizado y que el informe no aporta datos sobre su "trazabilidad". La trazabilidad, que permite conocer de dónde viene una determinada muestra, es un requisito fundamental de la investigación científica, según los expertos consultados por Maldita.es.


Además, como ya se ha desmentido repetidamente, no es cierto que las vacunas contra la Covid-19 contengan grafeno. Al revisar las fichas técnicas de las distintas vacunas que están en uso en la Unión Europea y en España (Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen) se puede comprobar que ni el grafeno ni el óxido de grafeno están entre sus componentes.


En el comunicado, la UAL afirma que "es rotundamente falso" que la universidad haya realizado un "estudio científico" en el que se concluye que la vacuna contra la Covid-19 de Pfizer lleva óxido de grafeno, como se ha difundido en redes sociales y webs. "La Universidad de Almería, como institución académica, apoya sin fisuras las vacunas como instrumento científicamente incuestionable para luchar contra las enfermedades", se puede leer en el comunicado.


La UAL aclara que lo que se difunde es un "informe no oficial" que la universidad "ni suscribe ni comparte" realizado por Pablo Campra Madrid, doctor en Ciencias Químicas y profesor de la Escuela Politécnica Superior de la UAL.


De hecho, en el propio informe se indica que "los resultados y conclusiones de este informe no implican posición institucional alguna de la Universidad de Almería". En el apartado de 'conclusiones y recomendaciones' del informe, Campra afirma que el estudio microscópico que ha hecho de un supuesto vial de la vacuna Comirnaty "aporta sólidas evidencias de presencia probable de derivados de grafeno, si bien la microscopía no proporciona una prueba concluyente".


Asegura que es necesario "realizar un muestreo significativo de viales similares" para poder extraer conclusiones generales sobre la vacuna contra la Covid-19 de Pfizer. "Los análisis de este informe corresponden a UNA SOLA MUESTRA, limitada en volumen total disponible para procesar. Es por tanto necesario realizar un muestreo significativo de viales similares para extraer conclusiones generalizables a muestras comparables, registrando origen, trazabilidad y control de calidad durante la conservación y transporte previas a los análisis", precisa.


En su comunicado, la UAL destaca que la muestra que se analiza en este informe es "de origen desconocido con ausencia total de trazabilidad". En el propio documento, en el apartado de 'antecedentes', Campra aclara que la "procedencia y trazabilidad" del vial que analiza es desconocida y que lo recibió por mensajería el 10 de junio.


En este sentido, Adolfo Bastida Pascual, profesor del Departamento de Química Física de la Universidad de Murcia, explica que para que se considere un procedimiento de análisis como científico se han de seguir "unos estrictos protocolos" que garanticen la fiabilidad de las conclusiones a las que se llega y su reproducibilidad, es decir, que permita a otros investigadores llegar a los mismos resultados.


Uno de estos protocolos es la trazabilidad, que hace referencia a que cada etapa de manipulación y medida de la muestra ha de quedar "perfectamente registrada y documentada". En este caso, según Bastida, "aunque el vial original fuera válido, habría que tener constancia de cómo se ha manipulado durante todas las etapas de análisis y cuales han sido los protocolos que se han seguido para garantizar que no ha sido contaminado a posteriori".


En esta misma línea, Alberto Nájera, profesor de Radiología y Medicina Física de la Universidad de Castilla-La Mancha y vocal del Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (Ccars), explica que la trazabilidad es un "requisito fundamental en cualquier investigación" y que el hecho de que el informe no cuente con datos sobre la trazabilidad de la muestra es un "fallo metodológico" que compromete la calidad del análisis.


Además, en el apartado de 'Antecedentes', Campra expone que Ricardo Delgado Martín, fundador de ‘La Quinta Columna’ que ya ha difundido otras desinformaciones sobre las vacunas contra la Covid-19, fue quien solicitó la "prestación de servicios" para detectar grafeno en la muestra.


Pablo Campra también ha difundido desinformación sobre la pandemia de Covid-19. Por ejemplo, ha defendido el uso del dióxido de cloro para tratar la enfermedad, algo sobre lo que ya han advertido los expertos consultados por Maldita Ciencia.


Para denunciar bulos relacionados con la desinformación de las vacunas contra la Covid-19, Maldita.es dispone de una canal de WhatsApp a través del número +34 644 229 319 para que cualquier persona pueda comprobar automáticamente casos de desinformación que llegan a través del teléfono u otras vías.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris