Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Autonomías
    

El Ayuntamiento inicia el plan integral para el control y reducción de la cotorra argentina y de Kramer

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 7 de mayo de 2021, 10:50 h (CET)

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)


El Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha esta semana el plan integral especial para controlar la población de cotorra argentina y de Kramer en la ciudad con un conjunto de actuaciones que se van a desarrollar durante los próximos dos años.


El objeto del servicio es gestionar, reducir y controlar la población de estas dos especies de aves exóticas invasoras por el riesgo que entrañan, ya que son vectores transmisores de enfermedades y generan problemas para la biodiversidad.


Además, sus nidos suponen un grave peligro para los ciudadanos en caso de desprendimiento, ya que algunas de las nidificaciones de la cotorra argentina llegan a alcanzar hasta los 200 kilos de peso.


Madrid es el territorio donde se encuentra la mayor concentración de cotorras de toda España. Según se desprende del último censo elaborado por la Sociedad Española de Ornitología (SEO) Birdlife en 2019, hay aproximadamente 13.000 ejemplares.


Este dato ya reflejaba un aumento incontrolado de la población, pues en 2015 se contabilizaban un máximo de 7.000 cotorras, con lo que en cuatro años su presencia se ha incrementado un 85%. Si se toma como referencia el año 2005, cuando se cifraba en 1.700 el número de ejemplares, el aumento representa el 665%. La cotorra de Kramer alcanza en la actualidad los 770 ejemplares.


El plan integral establece un calendario de actuaciones que se van a centrar en actualizar el inventario de los nidos existentes en todo el municipio partiendo del último censo de SEO Birdlife, el control de las puestas, la esterilización de sus huevos, la captura de los ejemplares mediante diferentes métodos, la retirada de los nidos, el estudio sanitario de la población capturada (control biológico y veterinario) y su gestión veterinaria, garantizando en todas las fases el mínimo sufrimiento para la especie.


QUEJAS VECINALES


El crecimiento del número de ejemplares de cotorras en la ciudad hace aumentar también el número de quejas vecinales al respecto. Desde el 1 de enero de 2018 hasta finales de marzo de este año se han registrado 1.139 reclamaciones de ciudadanos relacionadas con molestias acústicas o presencia de grandes nidos de estas aves. El mayor número se contabilizó en 2020, llegando a sumar 491 frente a las 374 de 2019 o las 208 de 2018 (66 en lo que llevamos de 2021). Esto supone un crecimiento de las quejas del 136% de 2018 a 2020. Latina (172 reclamaciones), Usera (152) y Carabanchel (136) representan los distritos con mayor número hasta la fecha.


En el censo realizado en 2019 se localizaron 4.408 nidos en Madrid y su población se estimaba en un máximo de 12.975 ejemplares, lo que suponía casi un 50% de la población nacional de cotorras. Donde más nidifican es en los árboles, fundamentalmente en la familia de las pináceas (81%), sobre todo en cedros y, en menor medida, en pinos, seguido de árboles caducifolios (6%), generalmente plátanos.


El barrio con mayor población de cotorras es Abrantes, situado en el distrito de Carabanchel, donde se estima que hay hasta 1.142 (8,8% del total).


El segundo barrio con mayor población es Ciudad Universitaria, en el distrito de Moncloa-Aravaca, que cría una población de 890-1.031 ejemplares (7,9 %). Le siguen por orden de importancia numérica, Las Águilas y Lucero, de Latina, y Casa de Campo, de Moncloa-Aravaca, con poblaciones entre 500-1.000 cotorras. Entre estos cinco barrios acumulan aproximadamente un tercio de la población del municipio de Madrid.


Las empresas adjudicatarias del servicio deberán revisar los nidos de estas especies para inventariar su censo y el número de ejemplares. Esta labor se desarrollará durante los tres primeros meses y facilitará la planificación correcta de los trabajos de control de puestas y su población.


En una segunda fase, que se desarrollará de manera solapada con la anterior, se llevará a cabo la esterilización de los huevos para su inviabilidad y la colocación de los mismos de nuevo en su lugar para evitar nuevas puestas. Es la técnica más efectiva, ya que el control de las puestas reducirá la tasa de renovación e incremento de la población de cotorras. Esta intervención se ejecutará hasta el mes de agosto, coincidiendo con el ciclo de puesta y nacimiento de las aves.


Las empresas procederán en paralelo desde el inicio del contrato a la reducción de la población actual mediante la captura de ejemplares con jaulas-trampa y redes. Todos los métodos empleados respetarán la normativa de bienestar animal.


El apeo de los nidos se realizará durante toda la vigencia del contrato retirando solo aquellos que supongan un riesgo para el ciudadano o para la estructura que lo soporta. La eliminación de nidos vacíos se llevará a cabo en el segundo año hasta la finalización del contrato.


Además, por primera vez, el Ayuntamiento de Madrid llevará a cabo un control biológico-sanitario pionero, debido al gran volumen de la muestra, con estudios veterinarios sobre los ejemplares capturados. Se realizarán muestreos aleatorios para comprobar el estado sanitario de la población de cotorra argentina.



Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris