Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Nacional
    

Iglesias rechaza que el consenso constitucional se haga en torno a sus "elementos menos progresistas"

Agencias
@DiarioSigloXXI
domingo, 6 de diciembre de 2020, 10:52 h (CET)

MADRID, 06 (SERVIMEDIA)


El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, considera que debe quedar "atrás una forma estrecha de celebrar nuestra Constitución que se limitaba a recordar a los 'padres' oficiales del texto constitucional, y que buscaba la escenificación de un cierre de filas de las elites políticas en torno a los elementos menos progresistas del constitucionalismo".


Así lo expone en un artículo publicado este domingo en 'Público' y recogido por Servimedia con motivo del 42 aniversario de la aprobación de la Carta Magna en referéndum, y que titula 'Horizonte republicano para el constitucionalismo social y democrático'. El grueso del texto lo dedica a alentar, como muchas otras veces, la "posibilidad de un nuevo horizonte republicano".


El vicepresidente entiende que, con las noticias publicadas sobre las supuestas actividades económicas irregulares del Rey emérito, "se rompió el tabú por el cual el poder mediático en España no se hacía eco de algo de lo que todo el mundo hablaba", pero que todavía "la mayoría de los medios de comunicación se empeñan en opacar lo obvio: que cada vez más ciudadanos, si pudieran decidir, optarían por que España fuera una república".


"No cuestiono las convicciones y valores democráticos del Jefe del Estado. Tanto él como la institución que representa merecen todo el respeto y la cortesía institucional por parte de los que ocupamos responsabilidades de gobierno", asegura Iglesias, para a continuación defender su derecho a criticar la institución: "Pero nuestro respeto a los símbolos oficiales del Estado y nuestra cortesía como autoridades no nos restan libertad de opinión como dirigentes políticos y como demócratas. Por eso nadie se debe ofender si decimos lo evidente, que hoy la monarquía está sometida a un debate social en España, acrecentado además por el furor monárquico de la ultraderecha".


Esa supuesta patrimonialización de la monarquía por la derecha y el que comunidades como Cataluña y el País Vasco sean mayoritariamente republicanas le sirve para concluir que "la monarquía no es hoy, para millones de españoles, un símbolo de unidad entre los ciudadanos y los territorios del Estado".


EMPRESARIOS Y MONARQUÍA


El vicepresidente y líder de Podemos considera que la necesidad de un nuevo modelo económico diferente al de las élites empresariales "que quisieron que la monarquía fuera su marca y su embajadora", y de un nuevo modelo social que privilegie lo común y los servicios públicos, también alientan lo que él identifica como agenda republicana.


Iglesias cree que pervive en España la dicotomía histórica entre "la idea de España estrecha y centralista, que siempre se ha reivindicado monárquica", y la que representaría el actual Gobierno de coalición y sus aliados parlamentarios: "una España con más justicia social, más plural, más democrática, más federal, fraterna y plurinacional".


Además, interpreta que "el pacto de la Transición implicaba para la oposición democrática a la dictadura aceptar la monarquía como condición para que los herederos del franquismo aceptasen que España se convirtiera en una democracia", por lo cual "se dijo que Juan Carlos I era la única garantía para evitar un golpe de Estado". Pero, advierte: "Si hace 40 años eso era cierto, hoy no lo es".


En suma, el vicepresidente establece que "atrás quedó una forma estrecha de celebrar nuestra Constitución que se limitaba a recordar a los 'padres' oficiales del texto constitucional, y que buscaba la escenificación de un cierre de filas de las elites políticas en torno a los elementos menos progresistas del constitucionalismo, precisamente aquellos que fueron resultado de la imposición de los sectores que menos creían ayer y menos creen hoy en el espíritu social y democrático de nuestra Constitución".


Frente a ese enfoque, él contrapone, uniendo ya el aniversario de la Carta Magna y su defensa personal del republicanismo, que "los verdaderos padres y madres de la Constitución fueron los hombres y mujeres anónimos que se lo jugaron todo para restaurar la democracia", y que "el mejor homenaje que podemos hacer hoy a esos héroes y heroínas de la patria es aspirar a una nueva república".



Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris