Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Nacional
    

Robles recomienda a ERC preocuparse más por la gestión de la Generalitat en las residencias y menos por la actuación del Ejército frente al virus

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 5 de mayo de 2020, 20:33 h (CET)

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)


La ministra de Defensa, Margarita Robles, aconsejó este martes al senador de ERC Bernat Picornell que se preocupe más por la gestión que la Generalitat de Cataluña está realizando en las residencias de ancianos y menos por la actuación de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el coronavirus.


Lo hizo durante la sesión de control al Gobierno en el Senado al responder a una interpelación formulada por Picornell sobre el papel de las Fuerzas Armadas en el conjunto del Estado, en general, y en la crisis del coronavirus, en particular.


La ministra comenzó su intervención trasladando su reconocimiento y homenaje a los más de 25.000 fallecidos por el coronavirus, de los cuales cinco pertenecían a las Fuerzas Armadas, al tiempo que transmitió su más sentido pésame a sus familiares. “Que sepan que estamos muy próximos y los sentimos muy cercanos. Su dolor no nos es indiferente”, comentó.


También agradeció el esfuerzo que está realizando la sociedad española, los profesionales sanitarios, los trabajadores de los servicios esenciales y los miembros de las Fuerzas Armadas, que “están escribiendo una página heroica de nuestra historia en este momento, con una única finalidad: salvar vidas y estar al lado de los más vulnerables”.


Por ello, espetó a Picornell, que durante su intervención puso en duda la utilidad de las Fuerzas Armadas, lo siguiente: “no sé en qué mundo vive” por ignorar las más de 18.000 actuaciones que los militares han llevado a cabo desde la aplicación del estado de alarma a través de la red hospitalaria del Ministerio de Defensa, levantando hospitales de campaña, transportando material sanitario, alimentos y trasladando enfermos. “Sea generoso, reconózcalo, no pasa nada por reconocerlo”, le animó.


A su vez, recordó con emoción que los militares también han trasladado con respeto a “muchos fallecidos a cambio de nada, por principios, generosidad y humanidad”.


Robles también evocó las desinfecciones realizadas en infraestructuras críticas y servicios esenciales para llamar a la reflexión sobre la situación de las residencias de ancianos en Cataluña, puesto que un 43% de las actuaciones de las Fuerzas Armadas en esta comunidad autónomas se han producido en instalaciones de este tipo.


“Sería muy bueno que se preocupara más por la actuación de la Generalitat, en la que su partido está presente, en las residencias y menos por el papel de las Fuerzas Armadas”, aseveró.


La ministra negó que los militares hayan actuado armados durante la ‘Operación Balmis’ y defendió que únicamente han ido cargados de “equipos, humanidad, corazón, valor y principios”.


Por otro lado, y ante las críticas por la inversión en defensa, explicó que muchos lugares de España, como Ferrol (A Coruña), Cartagena (Murcia) y Cádiz viven de ese esfuerzo inversor.


Esto le sirvió para parafrasear la cita de Francisco de Quevedo (1580-1645), que popularizó Antonio Machado (1875-1939) tres siglos más tarde: “Sólo los que son necios confunden el valor con el precio”.


Por último, reafirmó su homenaje a los militares que luchan contra el coronavirus y a los que están desplegados en operaciones internacionales, puesto que “hay ciertas demagogias que están fuera de lugar”.


Por su parte, Picornell subrayó que en el siglo XXI los garantes de la democracia no han de ser las Fuerzas Armadas sino la ciudadanía, lo que le permitió afear que el Gobierno destine más de 20.000 millones de euros a Defensa y menos de 1.000 millones a cultura.


También consideró “ilegítima” la “deuda militar” y contrapuso el coste del material de defensa con el gasto necesario para afrontar la crisis derivada de la pandemia del coronavirus. Lo hizo ejemplificando que el gasto de un misil es el equivalente al de un millón de mascarillas.


Dejó claro que en España se asiste a una emergencia sanitaria, no a una guerra, por lo que afeó la, a su juicio, sobrexposición de “militares uniformados” en las ruedas de prensa de balance de la pandemia. “No le debemos nada a este ejército ni a ninguno del mundo”, dijo.


Picornell remató su intervención dudando de la utilidad de la Unidad Militar de Emergencias (UME), de la que dijo que “hacen pocas salidas al año a un coste elevadísimo”, ya que únicamente “sirven para limpiar la imagen del Ejército”.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris