Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Al margen

¿La patria en peligro?

Rafael Torres Rafael Torres
martes, 24 de enero de 2023, 08:00 h (CET)
MADRID, 23 (OTR/PRESS) Una buena y eficaz manera de evitar que la patria esté en peligro es no poniéndola en peligro. Ahora bien; como para salvar a la patria es necesario que ésta se halle en peligro, los salvadores de la patria necesitan afanarse en la creación de las condiciones precisas para tener que salvarla. Una de esas condiciones, muy alimentada en España en los últimos años, es la destrucción de toda racionalidad en el diálogo político y su sustitución por eslóganes de comida rápida. Tóxica, ciertamente, pero rápida. Sólo con eso, ya la patria va poniéndose en peligro a gusto de los salvadores de la patria.

Sin necesidad de descender a los gárrulos insultos callejeros al actual presidente del Gobierno, reeditados en el curso de la manifestación habida en Madrid el pasado fin de semana, basta escuchar a los líderes políticos afectos a ésta, erigidos en salvadores de la patria precisamente, para pasmarse ante el menú ideológico que ofertan como alternativa al que mayoritariamente eligieron los españoles en los últimos comicios, un menú de un solo plato: "Sacar a Sánchez". Como "fast food" queda soso el condumio, pero la clave está en el aderezo, y es curiosamente Inés Arrimadas, a cuyo espectral partido ya no votará casi nadie, quien le pone la especia decisiva: "Pedro Sánchez es un peligro para España". Identificado el peligro que pone en peligro a la patria, ya no cabe otra que, "sacándole", salvarla.

Ya es un peligro, de entrada, que el tal Sánchez y su gobierno sean "ilegítimos", cual se han cansado de repetir los "legítimos" de toda la vida, pero hay más peligro, mucho más, o, como si dijéramos, el peligro de los peligros. Mañueco, Feijóo y Abascal lo concretan: el primero, presidente de un gobierno regional de la importancia de Castilla y León, afirma que Pedro Sánchez "es un hombre sin escrúpulos, capaz de cualquier cosa con tal de mantenerse en el poder"; el segundo asegura que al íncubo le ha abandonado la calle y que, en consecuencia, debe abandonar no sólo el cargo, sino ¡la política!; y el tercero, acaso noqueado momentáneamente al verse rebasado por la derecha, es más escueto: "Es un autócrata".

Hay muchas maneras de poner en peligro a la patria, y una de ellas es la de bombardear todo el rato a la población con la idea, llamémosla así, de que la patria está en peligro. En sitios menos civilizados, la percusión de ese mensaje adobado con todo tipo de salsas fuertes e indigestas genera insurrecciones y tumultos como los que tenemos tan recientes en la memoria, pero aunque los exordios a salvar a la patria no traspasan aquí los límites de la oralidad, no debería abusarse tanto de ello y dejar a la patria, que bastante tiene con sus cosas, en paz.

¿Está la patria en peligro? Los salvadores, sin duda, necesitan que lo esté.

Noticias relacionadas

Política y familia

El caso del poli que tal vez leyó a Jorge Amado

Cada día hay más funcionarios

España, dividida: ¿tren grande o túnel pequeño?

El ramal de Vox

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris