Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Políticamente incorrecta  

Agresiones neonazis y por qué Gallardón no debe de subvencionar el día del Orgullo Gay

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
jueves, 10 de junio de 2010, 01:25 h (CET)
Entre imágenes falsificadas por agencias como Reuters, pillada in fraganti falsificando una imagen que muestra a un hombre de paz de la flotilla del Marvi Mármara inclinado sobre un soldado israelí y en donde por arte de birlibirloque el cuchillo jamonero que porta ha desaparecido, la prensa antisemita española, que es casi toda con El Mundo de Pedro José Ramírez a la cabeza y un presidente del gobierno que no dudó en fotografiarse con el palestino al cuello… suceden casos y cosas como la acontecida la pasada semana en la universidad Autónoma de Madrid. O el veto judeófobo en el día del Orgullo Gay.

En la Autónoma se estaban celebrando unas jornadas empresariales hispano-israelíes. Enterados del asunto, una flotilla de pacifistas se personó en lo que antaño fuera centro de la excelencia y de un tiempo a esta parte refugio de violentos y totalitarios, y lo hizo, como suele hacer, es decir, amedrentando al personal presente. Esta vez al grito de “Israel asesinos”. Venían los salvajes buscando al embajador de Israel. Raphael Schutz, afortunadamente, no se encontraba en el recinto universitario. Si no hoy, posiblemente, viendo cómo actuaron los camisas pardas, estaríamos hablando de, como poco, un incidente internacional gravísimo.

Poco inspirado estuvo uno de los sorprendidos empresarios presentes en la Autónoma al dirigirse a un compatriota en hebreo. Los pacifistas que tenían rodeado el aula, al escuchar una para ellos extraña lengua, se abalanzaron sobre los empresarios, que a Dios gracias consiguieron refugiarse dentro de un coche de la policía nacional. Coche que fue zarandeado, pintarrajeado, salvajemente golpeado. Los gritos se los pueden imaginar. Y si no son capaces de hacerlo, visionen “La lista de Schindler”. Entre los nazis de los años 30 y los nazis de hoy no hay tanta diferencia. El resultado del frustrado linchamiento fue un israelí herido de una pedrada [de la paz] en la cabeza. Y el poco prestigio que a la Universidad Autónoma aún le queda, por los suelos. “No podemos hacer nada si no lo autoriza el Rector”, trataban de explicar las fuerzas del orden a los aterrorizados ciudadanos extranjeros. Y el Rector que estaría haciendo algo más importante, como gastar dinero público en alguna idiotez. Que se sepa, a día de hoy no se han practicado detenciones, pese a existir imágenes que identifican claramente a los violentos.

Día del Orgullo Gay en Madrid. Los organizadores de este lucrativo negocio-parque de atracciones (250.000 € ingresan por las carrozas) han decidido, alucinen, vetar la presencia en el evento de los homosexuales de Israel. COLEGAS, confederación de gays y lesbianas, ha emitido una tajante nota de condena hacia estos comportamientos antisemitas, tan poco propios de una democracia. Los censuradores, para que se sepa, son FELGT y COGAM. O sea gentes como, Beatriz Gimeno, la que llamó machista al profesor Jesús Neira por defender a una mujer que estaba siendo golpeada. Entre otros. Para el portavoz de COLEGAS estas organizaciones, tan cercanas al PSOE de Bibiana Aído y ZP, “dan la espalda al único país democrático de Oriente Próximo que tiene un respeto por los Derechos Humanos homologable a otras naciones de Occidente, y el único oasis de derechos para los propios gays y lesbianas sin temor a que los ahorquen en una grúa públicamente”. Eso es. Exactamente así.

Pero… ¡a la FELGT y COGAM qué les importan los gays ahorcados por serlo! ¿Acaso se han manifestado alguna vez frente a la embajada iraní, como sí ha hecho COLEGAS, en defensa de los homosexuales asesinados por la teocracia de Ahmadineyah, tan amiguita de Chávez y los socialistas? A la FELGT y a la COGAM lo que les importa, hechos son amores, es imponer a la sociedad española su modelo socialista de la vida. Imponer su dictadura.

Hace tiempo que en FELGT y COGAM visten con camisa negra. Como la viste la inmensa mayoría de la izquierda española. Y, seamos justos, también de la derecha socialista. De esa derecha que demostrará su peor rostro si mantiene las ayudas a un desfile discriminatorio con tintes antisemitas. Los vetos neonazis que se los paguen los de Zerolo de su bolsillo. Con mi dinero, no. ¿Te enteras, Gallardón?

Noticias relacionadas

¡Adiós, amigos, no pudimos despediros!

¡Qué pronto se pasan las hojas del libro que no se quiere leer!

Pena de post-muerte

Si Guzmán hubiese muerto durante el Fujimorato, lo más probable es que le hubiesen permitido un entierro

Evaluando la cumbre de la CELAC

El debutante presidente peruano se destacaba por ser el único con sombrero y por sus discursos en favor de diferentes nacionalidades indígenas de su país

Lo que Castillo podrá decir en la ONU

Constantemente habla del sufrimiento de los que tienen raíces amerindias y africanas

Años de “diálogo”, solo beneficioso para las izquierdas y el separatismo

“La abundancia de palabras inútiles es un síntoma cierto de inferioridad mental”, Gustave Le Bon
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris