Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Empresas
Lubricantes   Relaciones   Parejas   tipos   Remitido  

​Lubricantes íntimos, por qué debes usarlos en tus relaciones íntimas

Juegan un papel muy importante en la diversión de cualquier práctica sexual
Redacción
@DiarioSigloXXI
miércoles, 26 de enero de 2022, 09:00 h (CET)

IMAGEN

El uso de lubricantes para mantener relaciones sexuales es una práctica cada vez más extendida entre muchas parejas y por muchas personas. Los expertos en salud y sexología inciden en que echar mano de estos productos aumenta el placer y se convierte en un elemento más dentro del sexo.


La sexóloga Alba Povedano sostiene que los lubricantes juegan un papel muy importante en la diversión de cualquier práctica sexual en todo tipo de escenarios: autoexploración, mejoría en las texturas y sensaciones, cuando se utilizan con juguetes sexuales o para favorecer el sexo oral y anal.

En el caso de las mujeres, los lubricantes ayudan a combatir la sequedad vaginal e hidratan y protegen las zonas síntomas de las fricciones y microheridas que pueden formarse durante el sexo.


A su vez, más allá de proteger la zona íntima ante cualquier molestia no deseada, en términos generales el uso de lubricantes aporta a ambos sexos más seguridad, más placer y más comodidad en las relaciones sexuales.


¿Qué es y cuáles son los tipos principales de lubricantes íntimos?


Se entiende por lubricante íntimo todo aquel producto o sustancia que está diseñado para mejorar la fricción entre genitales y que ayude en las relaciones sexuales. Son geles íntimos que pueden tener base de agua o base oleosa, también de silicona.


Los que incluyen base de agua son los más naturales, irritan muy poco y se pueden usar con preservativos. Un aspecto que sí hay que reseñar es que se secan con facilidad, pero para poner freno a esta incidencia se puede aplicar un poco de saliva.


En el caso de los oleosos, su aspecto diferencial frente a los base de agua es que duran más. No son compatibles con el uso de preservativos y retirarlo del cuerpo es un poco más costoso. En cualquier caso, sí son muy efectivos para aportar placer en las relaciones.


La última opción son los lubricantes con silicona. Son más densos, su efecto es más duradero y se usan principalmente para favorecer las buenas sensaciones durante el sexo anal.


En el mercado, principalmente en tiendas eróticas, podemos encontrar propuestas para todo tipo de usos. Entre ellas, los Lubricantes Pjur son, para muchos expertos, los más avanzados del mundo. Su formulación está a la vanguardia de las necesidades de los consumidores desde hace más de 10 años.


La mayoría de sus formulaciones contienen componentes naturales que ayudan a una hidratación completa, a cerrar y curar heridas tras la depilación y a facilitar las relaciones íntimas. Son mucho más que un complemento sexual.


¿Cómo escoger el mejor lubricante sexual?


La elección de un producto u otro va a depender del destino de su uso. La variedad de texturas, unos más cremosos que otros, otros con un aspecto más líquido, influye en la decisión, así como el escenario para el que está diseñado.


La sexóloga Alba Povedano insiste en que los lubricantes con base de agua son más frescos, más naturales. Su carga química es muy baja y no alteran el pH de la piel o de las mucosas. Con los oleosos, el impedimento es que si las relaciones son con preservativos o con juguetes sexuales, su uso está desaconsejado.


A esto hay que sumar la calidad de sus materiales y un aspecto muy valorado por los consumidores, el compromiso ambiental. Algunos lubricantes pueden ser considerados ecológicos porque respetan el cuerpo, no ofrecen ningún tipo de afección, y a esto suman un especial cuidado en la cadena de producción y el ecosistema. Estos productos provienen de fuentes naturales, sin contaminación y con ausencia de sustancias químicas. La mayoría son de base acuosa.


Con los de silicona, que son muy populares entre quienes practican sexo anal, hay que prestar especial atención a su limpieza, ya que son más difíciles de lavar. Además, pueden manchar las sábanas. Por otra parte, no deben usarse con juguetes sexuales con base de este mismo material, ya que el lubricante puede llegar a romper el caucho con el tiempo.


Un último apunte interesante es que si el sexo resulta doloroso, aumentar la lubricación no es aconsejable. Algunas infecciones o enfermedades pueden presentarse con síntomas de dolor en pleno acto sexual, especialmente el sexo vaginal. En esos casos, lo mejor es consultar con un especialista en salud.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

AleaSoft: La Excepción Ibérica podría extenderse hasta septiembre del 2023

Los centros de negocios, la solución perfecta para desarrollar un proyecto empresarial

La banca se apoya en la innovación para buscar su futuro en el nuevo escenario de open banking

THIAMIDOL®, la revolución frente a las hiperpigmentaciones del acné que afecta al 74% de los jóvenes

Ciberseguridad o IA: estrategias del Gobierno para la digitalización de la Administración

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris