Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Empresas
Abogados   Derecho penal   Currículum   Remitido   Entrevista   Beatriz Uriarte Arreba  

Beatriz Uriarte, abogada penalista: “En España el delincuente va por delante de la Ley. Necesitamos reformas estructurales que protejan a las víctimas”

Entrevistamos a la letrada Beatriz Uriarte Arreba, socia del área de procesal-penal de Ospina Abogados, despacho referente en el ámbito penal español
Redacción
@DiarioSigloXXI
lunes, 1 de noviembre de 2021, 11:43 h (CET)

Beatriz Uriarte (1)

Nacida en Santander en el año 1992 estudió derecho en la Universidad de Cantabria y su máster de acceso a la Abogacía en la Universidad Nebrija, aula donde en la actualidad imparte clases al igual que en la Universidad Complutense. Especializada en Derecho penal tiene una amplia trayectoria en procesos de violencia de género y delitos sexuales, aunque no se encasilla, ya que ostenta un máster en penal económico por la Universidad de la Rioja.


Beatriz Uriarte se incorporó a Ospina Abogados desde el nacimiento del despacho en el año 2016, convirtiéndose en una referente del mismo pese a tener aún una carrera joven -no llegando a los 30 años de edad- pero con un amplio currículum de éxitos que la han convertido en una cara conocida para la televisión, y otros medios de comunicación, entre ellos  tres casaciones, de diferente índole, obtenidas ante el Tribunal Supremo.


Pregunta. ¿Por qué decidiste dedicarte al Derecho penal?

Respuesta. Que me perdonen mis compañeros de otras ramas, pero el Derecho penal es la pura esencia de la abogacía, manteniéndonos en contacto con dos principios fundamentales del Derecho como son la tutela judicial efectiva y el principio a la libertad personal individual, además de buscar el necesario equilibrio con la seguridad ciudadana que implica la protección al bien jurídico que es lo que busca salvaguardar el Código Penal con su condena a conductas reprochables. Siempre desde niña me ha gustado empatizar con los problemas de las personas, y ahora que tengo la oportunidad de ejercer como abogada penalista es un placer poder contribuir con mi trabajo a aliviar los problemas que llegan hasta mi mesa.


P. ¿Cuál es el caso más importante que ha gestionado en su carrera? 

R. En Ospina Abogados todos los casos son importante, ya que nuestra seña de identidad es el trato cercano y personalizado a cada uno de nuestros clientes independientemente de su problema, y por supuesto su condición económica, pero no puedo ocultar mi satisfacción por haber conseguido junto a mi compañero y Director del despacho, Juan Gonzalo Ospina, tres recursos de casación en cinco años, lo que es un enorme motivo de satisfacción personal y profesional.


P. Se la reconoce como una letrada experta en violencia de género, ¿es usted una de las mejores penalistas de la actualidad en la materia?

R. En España tenemos la tremenda fortuna de contar con abogados muy bien formados y preparados para desempeñar su labor, por lo tanto es muy atrevido considerarme una de las mejores. Le digo más, me ruboriza que me considere experta en ello, aunque como consecuencia del alto volumen de trabajo que desempeñamos en el despacho relativo a violencia de género o delitos sexuales puedo decirle que estoy muy familiarizada con esta tipología delictiva. Además he de reconocer que son casos muy humanos que te atrapan en lo personal.


Tenemos mucho camino que trabajar como sociedad en este aspecto, y sin duda las víctimas necesitan un asesoramiento integral desde el minuto uno. ¿A qué me refiero? Pues simplemente que cuando una mujer denuncie una agresión física o psicológica, de parte de su pareja o ex pareja, sería interesante que hubiera una unidad de policía o fiscalía, e incluso sanitaria, en unas mismas dependencias. No como ahora que son procedimientos que se dilatan en el tiempo por más de 48 horas desde que se interpone la denuncia, obligando a la víctima a acudir a la comisaria, posteriormente dirigirse al hospital para realizar un parte médico, para tener que retornar a comisaría para ratificar la denuncia, con las esperas que ello conlleva y las incertidumbres que las víctimas padecen en esos momentos tan críticos. Sin olvidar los plazos para que señalen el juicio y las constantes revictimizaciones que todo ello suponen a la mujer denunciante. Créanme que es algo que he vivido en demasiadas ocasiones acompañando a víctimas y queda mucho camino por trabajar en esta materia. 

Beatriz Uriarte y Juan Gonzalo Ospina

P. Debido a su juventud, no llega a los treinta años, ¿se ha sentido menospreciada en los tribunales por su edad o género?

R. En general podría decir que no he encontrado mayores dificultades en el ejercicio de mi profesión por la edad, en todo caso la cortesía de algún profesional con muchos más años de trayectoria que yo, que me han dedicado palabras de ánimo en mi carrera o sorpresa por mi tenacidad. Y si en algún caso puntual me he sentido ninguneada no hasido nunca por Jueces o Fiscales, sino por parte de profesionales del sector fuera de la sala, aunque prefiero no hacer señalamientos públicos para que nadie pueda meter en el mismo saco a la amplia mayoría de buenos servidores públicos que tenemos en nuestro país por las malas prácticas de unos pocos.

En cuanto a mi condición de mujer creo que en los Juzgados españoles está ampliamente superado el debate sexista, o yo no lo he percibido.


P. ¿Cuál prevé que será el futuro de Ospina Abogados a cinco años vista?

R. La principal clave del éxito de nuestro despacho es que Juan Gonzalo Ospina ha logrado forjar un equipo de trabajo muy sólido y con las funciones y roles de cada uno muy definidas. Desde la dirección técnica que desempeña “Juango”, sobre cómo enfocar el procedimiento, al estudio jurídico que lleva el caso (que recae en los abogados más jóvenes) y finalmente la redacción de los hechos jurídicos para que sean visuales y cercanos para quienes tienen que leerlos –ahora mismo estamos trabajando en un caso ante Audiencia Provincial y Tribunal Supremo-, hacen que este trabajo escalonado y organizado nos esté haciendo crecer mucho no solo como profesionales sino como despacho, hasta tal punto que pronto sumaremos un excepcional jurista a nuestro equipo, del que permítanme que no les diga aún el nombre, pero que muy pronto pondremos en valor.


P. ¿Se podría decir que son un despacho especializado en penal económico?

R. Somos un despacho penalista, y como tal ejecutamos el penal económico sin ocultar que supone un importante porcentaje que rondará el 70% u 80% de nuestros casos e ingresos, concretamente las estafas financieras, blanqueo de capitales, las criptomonedas tan de moda ahora o el ya cotidiano phishing nos generan un alto volumen de trabajo, pero no dejamos en absoluto otros aspectos vitales de nuestra profesión y que antes exponía, como son: delitos sexuales y violencia de género, delitos de tráfico, lesiones, extradiciones o los casos que trabajamos en la Audiencia Provincial, Nacional o el propio Tribunal Supremo. Como verá lo más correcto es denominarnos como un despacho puramente penalista.


P. ¿Considera el Derecho penal en auge?

R. Por supuesto. El Derecho penal, por diversos motivos, está creciendo muchísimo en los últimos años en nuestro país. El principal motivo es que se han criminalizado muchas conductas y el legislador se ha dado cuenta de la necesidad de tener una imposición punitiva en base a penas de cárcel o multas para conducir y proteger los diferentes bienes jurídicos. Por lo tanto todo apunta a que el crecimiento del Derecho penal continuará, y la sociedad está sabiendo valorar lo que puede aportarles.


P. ¿Se puede vivir de la abogacía siendo solo penalista?

R. Claro. Se puede vivir de ejercer como abogada penalista al igual que de cualquier otra rama del Derecho que se ejecute con pulcritud, exactitud, y ganas de trabajar, pero además si tu trabajo te ilusiona, como es mi caso, no solo te reconforta económicamente sino personalmente, que también es importante para sobrellevar el día a día de una profesión muy humana, y algunos días demasiado dura. 

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El desconocimiento del proceso monitorio, que muchas veces termina en embargo

Washaby, el detergente eco en cápsulas que rompe con lo establecido

Cómo dejar de sentirse culpable por el antojo de chocolate con la regla

Natuka lleva el concepto ‘realfooding’ al mundo de las mascotas con menús personalizados a domicilio

eXp World Holdings anuncia una facturación récord de 1.000 millones de dólares en el primer trimestre de 2022

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris