Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
España
Etiquetas:   Uber   Remitido  

Uber, detalles importantes para determinar un fracaso

Blacklane es una start up berlinesa fundada en 2011
Redacción
@DiarioSigloXXI
viernes, 16 de octubre de 2015, 05:11 h (CET)

Unnamed 14

Por Estela Ruiz

Muchos se preguntaban- tal si hubiera una inquina especial contra este servicio-, por qué Uber, hasta su desaparición el primer día de 2015, era atacado por determinados gremios y autoridades constantemente, y, sin embargo, otros servicios parecidos, como  Blacklane, operaban sin ningún tipo de problema por las calles de las ciudades. Y la solución es tan simple que, desechada una tirria dirigida hacia la empresa californiana, ésta se halla en la propia definición de cada uno de estos servicios.

Uber, fundada en San Francisco en marzo de 2009, conecta mediante una aplicación a particulares con particulares. La idea intrínseca puede que no sea mala: aprovechar el recorrido que tiene que hacer un automóvil para que, comisión mediante, otros usuarios con parada en ese trayecto puedan aprovechar ese viaje. En la teoría son todo ventajas: partición de gastos, menor contaminación o incluso hacer nuevas amistades. Pero la práctica resultó en una extensa flota de taxis piratas que, mediante la ausencia de pagos de impuestos o de licencias, podían ajustar los precios al máximo, lo que, como es normal, provocó la ira de gremios de conductores profesionales como los taxistas.

Por otro lado tenemos a Blacklane, start up berlinesa fundada en 2011, que también utiliza coches ajenos para que los usuarios puedan realizar sus trayectos. La diferencia, y aquí radica la respuesta de por qué esta empresa opera con total tranquilidad, es que ésta hace uso de chóferes profesionales, contactando para ofrecer sus recorridos con las compañías contratantes de éstos, en cualquiera de las 186 ciudades- y creciendo-, donde puede usarse este servicio a través de su aplicación o de su página web.

Detalles, desde luego, más que importantes. A raíz de éstos vemos como un modelo de negocio mal trabajado, aunque pueda funcionar en determinados lugares, no es exportable a todos los rincones, pues siempre habrá algún sitio donde se defienda lo propio con uñas y dientes. Mientras Uber, desaparecido en España como servicio de trayectos, intenta reinventarse con estrategias como la de la comida a domicilio, Blacklane se expande con los mismos objetivos con los que nació, sin problemas añadidos que le obliguen a echar el freno.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Isabel Celaá inaugura en Barcelona un seminario sobre la LOMLOE

La ministra de Educación se reúne con representantes del mundo económico y social para abordar la transformación de la Formación Profesional

Claves sobre la Ley de la Segunda Oportunidad

La cuantía total de la deuda no podrá ser superio a los 5 millones de euros

​Los principales incentivos fiscales para cuidar el medio ambiente

La adquisición de vehículos energéticamente eficientes y la mejora energética en los hogares, entre las más populares

Análisis de la legislación sobre las máquinas recreativas en Madrid

​Un informe revela que existen 15.680 máquinas trapaperras en la Comunidad solo en cafeterías y bares

Elecciones a la Comunidad de Madrid 2021: Isabel Díaz Ayuso vence

Los resultados, trasladados a la actualidad política, han demostrado la influencia de las redes en las campañas políticas y la agenda política
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris