Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Junta de Andalucía   socialistas   Administraciones   Contratos   Auditoría   Andalucía  

Administraciones paralelas y lelos

A mi juicio, todas estas barbaridades se crearon, como verdaderas mafias para “colocar” a los suyos y eternizarse en el poder
Gabriel Muñoz Cascos
sábado, 31 de julio de 2021, 10:36 h (CET)

Por las noticias que nos van llegando a través de los medios de comunicación social, nos vamos enterando en estos días, con pelos y señales (pero con muchos años de retraso) de las tropelías de todo orden que cometieron los gerifaltes de la Junta de Andalucía en sus treinta y siete años de gobiernos socialistas. Son las conclusiones de las 54 auditorías, desarrolladas en más de seis mil folios, que el actual gobierno de la Junta ha encargado -a consultoras externas- para averiguar lo ocurrido en ese oscuro periplo de ideología chavista, griñanista y susanista. 


Los pelos se ponen de punta al leer, por ejemplo, cómo con el sistema de esas Administraciones Paralelas “se permitía contratar a dedo y cobrar tres veces más por hacer el mismo trabajo que en las consejerías”. O que “en el año 2018 había 92 organismos (que se componían de: 10 agencias administrativas, 18 agencias públicas empresariales (3 de régimen especial),16 consorcios, 23 fundaciones y 22 sociedades mercantiles), con 28.443 trabajadores en nómina y 66 convenios colectivos diferentes”. Según dicen los auditores, “se trataba de una estructura desproporcionada, poco operativa, con duplicidad de funciones, que incrementaba el gasto público debido a su baja eficiencia”. 


A mi juicio, todas estas barbaridades se crearon, como verdaderas mafias para “colocar” a los suyos y eternizarse en el poder. Todos recordamos lo de “dinero para asar vacas”, las “mariscadas pantagruélicas”, y hasta los 32.566 euros que el director de una Fundación se gastó en prostíbulos y en su declaración señaló que estaban dentro del capítulo de “relaciones institucionales”. ¡Menudas relaciones! 


Por eso, para mí, a estas organizaciones no hay que llamarlas Administraciones Paralelas sino “Para lelas y lelos”. Porque así hemos sido las personas que hemos aguantado a esta gentuza casi cuarenta años. ¡Y, para más “inri”, presumiendo de honradez! ¿De cuanto más nos tendremos que enterar todavía?

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¡Adiós, amigos, no pudimos despediros!

¡Qué pronto se pasan las hojas del libro que no se quiere leer!

Pena de post-muerte

Si Guzmán hubiese muerto durante el Fujimorato, lo más probable es que le hubiesen permitido un entierro

Evaluando la cumbre de la CELAC

El debutante presidente peruano se destacaba por ser el único con sombrero y por sus discursos en favor de diferentes nacionalidades indígenas de su país

Lo que Castillo podrá decir en la ONU

Constantemente habla del sufrimiento de los que tienen raíces amerindias y africanas

Años de “diálogo”, solo beneficioso para las izquierdas y el separatismo

“La abundancia de palabras inútiles es un síntoma cierto de inferioridad mental”, Gustave Le Bon
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris