Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Economía   Empleo   PIB  

Spain is different

España es un país de camareros y obreros
José Castelao López
@peip_lee
miércoles, 27 de agosto de 2014, 10:00 h (CET)
La población que se va de España al extranjero suele decir “No hay país igual en todo el mundo”. Y razón no les falta, España es un país peculiar en más de un sentido. Desde siempre fue un país humilde y con un retardo en aspectos políticos (destacando la dictadura de Franco hasta su muerte en 1975, momento que dio paso a una transición que finalizó con una democracia parlamentaria en el año 1978) como en aspectos económicos, destacando un retraso en la revolución industrial (debido a las numerosas guerras que tuvieron efectos devastadores a niveles demográficos y económicos). A pesar de existir en esta época (s. XX) un despegue en algunos sectores como el siderúrgico, textil o el ferrocarril, la tecnología y el capital se encontraban en manos extranjeras.

Estos acontecimientos que nos parecen muy lejanos, marcaron para siempre el rumbo a seguir de nuestro país. Es cierto, tampoco hay que quitarle merito a las penosas medidas tomadas en los últimos 30 años, como la Ley 6/1998 del Gobierno de Aznar, también conocida como la Ley de liberalización del suelo. Se han aprobado todas las “patochadas” posibles y se dejaron en el tintero todas las necesarias y oportunas reformas estructurales. Como señala Ramón Cesar Bejarano, “somos lo que fuimos y seremos lo que somos”.

Para muchos lo único que se conoce de España hace años se encuentra en los libros de historia, pero se conoce porque Spain is different en la actualidad. En línea con los párrafos señalados anteriormente, nunca se tuvo un sector fuerte a nivel nacional pero la Ley de liberalización del suelo logró que toda la actividad de España fuera a desembocar a un determinado sector, la construcción. Esto provocó que se construyeran entre el periodo de 1997 y 2007, más viviendas que Alemania, Reino Unido y Francia juntos. Una subida galopante y descabellada sí se tiene en cuenta que por superficie, sólo Francia es más grande que España.

En las dos siguientes figuras que representan únicamente los primeros trimestres desde el año 2007 y 2014, se muestra que el sector servicios es la división que más aporta al PIB y que más empleo genera. El sector primario representa en el periodo analizado entre un 2% y un 3% del PIB. La industria se mantiene prácticamente constante en un valor aproximado del 17%. La construcción a pesar de ser parte del sector secundario es tan relevante que se analiza por separado, en el primer trimestre del 2007 llegó a representar aproximadamente un 14% del PIB, mientras que ahora apenas aporta un 6%. Por último el sector servicios es el que más aporta al PIB de España, pasando de representar aproximadamente un 65% en el primer trimestre del año 2007, a casi un 73% en el primer trimestre del año 2014.


270814castelao1


En relación al empleo por sectores existe una relación perfecta con el PIB, por lo tanto, todo el empleo en parte destruido en la construcción y en la industria lo absorbió el sector servicios.


270814castelao2


La respuesta a porqué Spain is different se encuentra en los dos últimos gráficos, el sector servicios y la construcción llegan a representar en el último trimestre analizado un 80% del PIB y aproximadamente el 85% de asalariados, se encuentran en estos dos sectores (incidiendo nuevamente que no se incluye la industria). Por lo que se concluye que España es un país de camareros y obreros.
Comentarios
Marta 28/ago/14    15:53 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

PSOE: el silencio de los corderos

"El que se mueva no sale en la foto"

Inmigrantes, población errante, nueva nación

la inmigración indocumentada es un problema de oferta y demanda de empleos en esos imperios capitales

​Dibujando sin el mundo

Amo escribir, escribir es mi vida. Pero había olvidado otra parte de mí: el dibujo

¿Qué culpa tenemos los españoles?

España puede hacer gala, con más razón que la otras naciones descubridoras, de haber dejado un legado inmarcesible en lo que hoy es Hispanoamérica

El Pilar de Zaragoza, el anticristo, la Divina Eucaristía y el Garabandal

Jaime Fomperosa Aparicio, Santander
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris