Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Regateo  

Tardes de vino y rosas

Mitos del deporte que no necesitan más presentación que su valentía, voluntad y coraje. Rafa Nadal vuelve a deslumbrar y a encandilar París consiguiendo su noveno Roland Garros.
Lara Franco Andrés
@laram87
lunes, 9 de junio de 2014, 15:20 h (CET)

Lunes….inaugurando la semana. Mismo día para todos, pero cada uno lo empezamos de una forma diferente. Para la inmensa parte de las personas un día digno de ser eliminado del calendario y del que todos pretendemos huir o que por lo menos que pase lo más rápido posible. El mal trago de dejar atrás el fin de semana para volver a volcarte en tu rutina semanal no todos lo llevamos del mismo modo, pero más o menos la percepción es similar.

Similar siempre y cuando no seas Rafa Nadal. Un día como hoy, después de vivir uno de los eventos deportivos más impresionantes y a pocos días ya de iniciar el mundial que prácticamente colapsa la información deportiva , el tenista manacorí seguro que se ha despertado con la sensación de ser el rey de la raqueta. Con un sobresalto de libertad y satisfacción tras el trabajo bien hecho. Un sueño donde todo un equipo se ha volcado y se ha visto cumplido con ilusión y mucho sacrificio. Rafa Nadal vuelve a la posición de la nunca debió salir y firmando su noveno Roland Garros, que precisamente no son palabras menores.

Haciendo historia, tal y como le gusta a Rafa. Su torneo fetiche, una tarde mágica en París. Miles de apelativos para describir tres horas y media de espectáculo. 210 minutos de ir golpe a golpe. Donde la forma física muchas veces se enfrenta a una dura batalla mental para lograr reponerse después de un mal resto. Sufrimiento y mucho trabajo. Sacrificio más que recompensado en la arcilla de París donde después de cuatro derrotas consecutivas frente a Djokovic, Rafa Nadal logró sellar su gran victoria. Marcando con letras mayúsculas el sueño de sumar su noveno Roland Garros.

Tesón y mucha confianza. Al parecer acabó el partido con calambres y con las rodillas hechas puré….ese tipo de acontecimientos y ese tipo de reacciones son las que al final acaban definiendo a los grandes deportistas de élite. Compañerismo también el que mostró el serbio que refiriéndose ciertamente a todo esto supo valorar la actuación de su contrario para engrandecer el mito del tenista español.

Grande Rafa y toda su valentía y optimismo para dejarse la fuerza y el sudor en cada golpe. Mitos del deporte, no hay palabras.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Las vacunas y las matemáticas

La Estadística ha demostrado en muchos países, también en España, que a mayor vacunación menos contagios

Qué vida

Qué vida, puede ser un simpático saludo navarrico, la práctica habitual o los proyectos deseados

​Cuidad vuestra parcela, que el mundo está muy lejos

Antes pensaba cambiar el mundo, creía que nuestra opinión cambiaría las cosas. Ahora sé que es absurdo pensar a lo grande

Traidores a la profesión periodística

La libertad de expresión y de información es un derecho fundamental al que hay que alimentar en el día a día frente a la violencia y el odio de este Gobierno sectario y radical

​La cultura cutre y las Navidades laicizadas de las izquierdas

Blak Friday, compras navideñas, banquetes, borracheras de final de año y bacanales juveniles se han convertido en el sustituto actual de lo que fueron unas fiestas religiosas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris