Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Regateo  

El cofre de los sueños olvidados

¡Retomo la sección inaugurando con el tema estrella de la semana! Los JJOO de 2020 ya tienen dueño, pero Tokio no absorbe todo el protagonismo en una elección más que cuestionada. Donde la palabra negocio queda como la clave.
Lara Franco Andrés
@laram87
miércoles, 11 de septiembre de 2013, 14:09 h (CET)

Días que comienzan grises y lluviosos como los que nos vienen esta semana parece que nos hacen ver que las palabras fin y verano cada vez resuenan con más fuerza, pese a que nos neguemos a ponernos los pantalones largos y a abandonar la satisfacción del “terraceo” veraniego.

Vuelve la rutina, se abre una nueva etapa y parece un buen momento para retomar pensamientos y opiniones sobre el terreno deportivo. Que si el verano con tanto fichaje estrella ya nos ha dado para juzgar a más de uno, el tema de las olimpiadas no se queda atrás.

Inauguro oficialmente la nueva temporada de Regateo con la “resaca olímpica”. Un término que jamás se me hubiera ocurrido ligar al mundo del deporte, pero que no puede venir más a cuento.

El dopaje, esa eterna sombra que viene persiguiendo al deporte español los últimos años parece ser la razón principal en la que se escuda la flamante delegación española para justificar el estrepitoso fracaso de la candidatura de Madrid 2020.

Cualquier persona que disfrute con el deporte, apoya este tipo de eventos. Sin duda potencian ciudades y países, pero este año cuando todo el mundo pensaba y confiaba en el milagro, nos explotaron  la nube de golpe y el COI nos bajó de un plumazo los pies a la tierra.

La ecuación es sencilla. Olimpiadas = Negocio. Es simple y no afectan más variables. La ilusión de una ciudad, un proyecto terminado y la perseverancia no sirven de nada en un país donde la posibilidad de negocio se eleva a cero y el paro se convierte en nuestra realidad.

Todos estábamos ilusionados, incluso Amaya Salamanca nos mostró su mejor registro interpretativo con un primer plano de lágrimas de cocodrilo. Pero dónde queremos llegar o qué imagen queremos dar. Esa sería la pregunta clave para valorar a toda la panda “no justificable” que se ha desplazado hasta Buenos Aires para disfrutar de unas vacaciones subvencionadas a todo plan mientras el equipo de piragüismo federado no tiene ni para equipaciones  y los medallistas olímpicos cobran alrededor de 400 euros mensuales y eso cuando llegan.

Esto cada vez se va pareciendo más al festival de Eurovisión y si siguen apostando por ello, no tardaremos en perder dinero para que una y otra vez se rían de nosotros. Señores, si les sobra, yo se lo administro. Cómo si no tuviéramos sectores donde invertir.

De la actuación estelar de “The Bottle” no tengo mucho más que añadir, ya se han hecho eco las redes sociales. ¡Prefiero no hacer leña del tree caído y que the sun salga por donde quiera! Porque donde no hay no se puede sacar y una vez más los que salimos perjudicados somos los ciudadanos. Adiós ilusiones, euritos y reputación.

Sin embargo si de algo presumimos a diario es de nuestro carácter abierto, nuestra cultura festiva y de quedarnos con lo bueno. De modo que valoremos de forma positiva este corte y dejemos de apostar por algo que hoy por hoy se nos escapa de las manos. Una vez más las olimpiadas son negocio y para los negocios se necesita dinero y España…no lo tiene. Bueno sí, recuerdo a un buen puñado de políticos que han sido previsores y han ido guardando el dinerito de todos en paraísos fiscales por si llegan las vacas flacas.

Esto resulta ser un Expediente X. Ahora nadie es el culpable y nadie ha hecho nada mal…pero cuando te eliminan antes de una ciudad que no apuesta por el deporte y que se ha reído del COI como es Estambul, es que algo falla.

Pero bueno, nosotros a lo nuestro. Ahí siguen los verdaderos protagonistas. Los que han apostado fuerte por este proyecto, los que se sienten mangoneados por esta “jugada” del Comité. Nuestros olímpicos y deportistas como Rafa Nadal que llevan día a día el nombre de España a los medios y no por fraude o estafa. La gente por la cual Madrid se merecía ser la ciudad elegida, como premio a tanto esfuerzo y dedicación en cualquier campo. Baloncesto, tenis, Taekwondo, natación, fútbol. La modalidad es lo de menos, la implicación es total.

En cualquier caso, sigamos por nuestro camino, aprendamos la lección; no queramos ser gigantes sin resolver nuestros problemas. Apoyemos el deporte, disfrutemos con él y sintámonos campeones, porque motivos hay más que suficientes para presumir deportivamente de todos ellos. 

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Bestia USA y churros UP

Parece adecuado tener presente la dicotomía entre la realidad internacional atisbada en Madrid desde la cumbre OTAN y el dúo PSOE-UP

Redescubriendo el inmenso valor del ser frente al parecer

La privacidad y el anonimato frente a la cultura de la permanente e insoportable exposición constante

Viaje festivo y feminista a EE.UU.

Cuando se viaja a otro país es imprescindible llevar una agenda clara y organizada. Vean en Instagram cómo presume la tropa de Irene Montero de reuniones con apenas diez personas

¿Permitiremos que los “diferentes” nos impongan otra ética o moral?

Se está creando una sociedad que amenaza con quebrar todos aquellos principios por los que nos hemos regido durante siglos

Por unos Sanfermines sin violencia hacia los animales

Debemos hacer frente a una profunda reflexión sobre la licitud moral que nos asiste para infligir sufrimiento a inocentes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris