Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Josu Gómez Barrutia
La fuerza de la palabra
Josu Gómez Barrutia
El país se enfrenta al reto de su nueva reconversión industrial

Cuando aún la sombra de la pandemia de la Covid19 se muestra presente en forma de contagios y tasas de incidencia en aumento en todo el territorio nacional, España se enfrenta al reto de su nueva reconversión industrial, en esta ocasión con dos pilares fundamentales en ese desafío de reorientar la economía nacional hacía los nuevos nichos de oportunidad global, la digitalización y la sostenibilidad. 


Así,  la llegada del fondo europeo de reconstrucción dotado con más de ciento cuarenta mil millones de euros vendrá a suponer una oportunidad única y definitiva al mismo tiempo, no por menos perder el tren de la cuarta revolución verde, tecnológica e industrial supondría para el progreso español un lastre de complejas consecuencias en el presente y el futuro. De esta forma, sí algo podemos tener claro es que el mundo ha cambiado, lo venía haciendo antes de la irrupción de la pandemia y ahora esta transformación se ha visto acelerada a golpe de necesidad productiva, económica, comercial o educativa.


Es aquí, donde la llegada de los fondos europeos de reconstrucción dotados con más de ciento cuarenta mil millones de euros vienen a fijar una senda de crecimiento y desarrollo que podría permitir la transformación del modelo productivo nacional frente a los desafíos que el siglo XXI nos depará. Si bien, surgen aquí varias necesidades y certezas sobre la gestión, apli ación e implementación de este nuevo Plan Marshall europeo. En primer lugar, la permeabilidad de los fondos económicos en el tejido de Pymes, Mycropymes y emprendedor nacional. No por menos, el éxito del impacto de los mismos en el proceso de apuesta por la digitalización y la sostenibilidad de la economía nacional dependerá en gran medida de la llegada de dichos fondos a los agentes que hoy representan más del 90% del tejido productivo de nuestro país. 


No cabe así, trampas al solitario en forma de gestión acelerada de los fondos europeos a golpe de reparto directo entre las grandes empresas con capacidad de gasto acelerado de los mismos, medida tal vez tentadora por los plazos marcados por europa en la ejecución de dichos fondos en nuestro país.  


En segundo lugar, se muestra necesario el papel de los ayuntamientos en la gestión de unos fondos que tienen que tener necesariamente un apoyo en su gestión justificativa y un papel de desarrollo municipalista con óptica en el desarrollo local y equilibrado del territorio nacional, siempre orientando esta participación al objetivo final de la apuesta por la digitalización , la sostenibilidad y la innovación en todas sus vertientes como motores de generación de empleo, emprendimiento y desarrollo productivo. 


En tercer lugar , la participación público y privada colaborativa entre todos los agentes nacionales en la implementación de un cambio de modelo productivo que requerería del talento, la capacidad y la coinversión de quienes hoy se muestran decididos a implementar el desarrollo del país. 


Por último, pero no menos importante, se muestra necesario y urgente un cambio en el modelo tributario y fiscal en un país que debería al menos hasta que se produzca un desarrollo de su economía y su tejido empresarial apoyar de manera decidida y con incentivos, flexibilidad y empatía el mantenimiento, ubicación y atracción de aquellas empresas y emprendedores que quieran impulsar proyectos transformadores de la economía y generadores de empleo. 


Lo contrario, el impulso recaudador per se, sólo conllevaría a la emigración del talento innovador y la no efectividad de la atracción de las inversiones a un país , el nuestro ,que debe de mirar hacía fuera para aprender de otros que poco a poco van posicionandose en un mundo que ha cambiado, seguirá haciendolo y en el que no caben políticas del pasado sino mirada larga hacia el futuro.

Artículos del autor

Sin lugar a dudas, la puesta en marcha de la Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social conocida coloquialmente como Ley de Segunda Oportunidad ha venido a poner blanco sobre negro en la necesidad de favorecer procesos de reactivación y recuperación de un tejido económico y profesional que antaño acababa en el destierro empresarial.

No existen dudas de que hoy vivimos como generación un cambio de época, una transformación del marco global de relaciones geopolíticas como los vividos antaño a lo largo de la historia de la humanidad. Somos así en mayor medida más espectadores que tomadores de decisión en un entorno en el que los cambios evolucionan hoy de manera exponencial  y rapidamente afectando a las relaciones sociales,económicas,políticas y sociales. Ámbitos, en los que la geopolítica aparece como elemento transversal de quienes hoy mueven sus piezas en el tablero de la influencia global.

Vivimos sin lugar a dudas uno de los momentos más importantes en la historia de la humanidad, de nuevo un agente catalizador ,en este caso en forma de pandemia, ha impulsado una aceleración extraordinaria, exponencial y veloz que nos dejará profundos cambios en la economía, la política, la geoestratégica, las relaciones humanas y sociales. La historia, nos ha situado así, de esta forma como espectadores , voluntarios o no, de un nuevo momento transcendental y revolucionario.

Así, hoy, Andalucía se enfrente a una cita con su historia, y lo hace en un momento en el que la toma de decisiones llevadas a cabo en el seno de los gobiernos públicos y los consejos de administración de las empresas del territorio marcaran el futuro de las generaciones que nos procedan.

No por menos, el análisis de los datos vienen a arrojar una realidad clara en 1980 el PIB China era del 2,3 del PIB mundial , en 2019 su PIB ascendía al 17,4% y tras la pandemia las tendencias apuntan a que será superior al 20%, el primero en el mundo en poder adquisitivo. Datos tremendamente reveladores si la comparativa se lleva sobre el crecimiento de las economías Europea, China o de EEUU. Un elemento que de nuevo arroja un posicionamiento favorable al expansionismo asiático del gigante chino. Estará por ver sí esta lucha por la hegemonía será de convivencia o confrontación. Máxime cuando Rusia y otros países emergentes aparecen como aliados del jugador asiático en el tablero de la geopolítico.

Pero junto a estos pensamientos peligrosos por lo exponencial de los mismos y su capacidad de réplica en el mundo en esa coalición ultraconservadora mundial ,ayer mismo en España, Santiago Abascal normalizaba la toma del Capitolio como el derecho de unos demócratas en la defensa de la patria , lo cierto y verdad es que hoy vivimos un proceso de desgaste de las democracias en todo el planeta. Sus causas múltiples y de complejo análisis en una tribuna de espacio limitado como esta, pero de necesaria referencia.

Pero junto con lo que respecta a lo sanitario, toca lo económico, un ámbito en donde las medidas urgentes, necesarias y extraordinarias deben de ir al menos orientadas en varios sentidos vitales para el presente y futuro de nuestro tejido productivo y económico.

Una crisis humana, sanitaria, social, económica e incluso política en algunos momentos que a modo de tormenta perfecta han puesto contra las cuerdas la vida de muchas familias, de hombres y mujeres que hoy se enfrentan en el cierre de este año al vértigo del futuro, ese que no está escrito pero sobre el que la mezcla de las luces y las sombras hacen sumamente complejo el simple hecho de conciliar el sueño.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris