Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Josu Gómez Barrutia
La fuerza de la palabra
Josu Gómez Barrutia
Asistimos al desgaste y la caída constante del liderazgo global de unos Estados Unidos

No existen dudas de que hoy vivimos como generación un cambio de época, una transformación del marco global de relaciones geopolíticas como los vividos antaño a lo largo de la historia de la humanidad. Somos así en mayor medida más espectadores que tomadores de decisión en un entorno en el que los cambios evolucionan hoy de manera exponencial  y rapidamente afectando a las relaciones sociales,económicas,políticas y sociales. Ámbitos, en los que la geopolítica aparece como elemento transversal de quienes hoy mueven sus piezas en el tablero de la influencia global.


Así, hoy , asistimos al desgaste y la caída constante del liderazgo global de unos Estados Unidos, hoy más desunidos que nunca en sus controversias de luchas instestinas entre esas dos americas presentes desde antaño en el substrato de un territorio incapaz de entender los cambios culturales,económicos y sociales que en sus propias estructuras de relaciones hoy se están produciendo y en los que el white power deja paso a la mezcla racional hispana,afroamericana y asiática de un nuevo modelo de país, en el que el auge del nacionalismo patrio y la retirada del escenario de decisión mundial en los últimos años ha venido a ceder espacio a otros poderes emergentes como los de Rusia o China. Países, que en los últimos años habían generado además acciones de influencia y acción para decapar el liderazgo norteamericano y por ende el de Europa somo socio europeo del mismo.


Hoy, la llegada de la pandemia de la Covid19 ha venido a servir a la generación de una estrategia de nueva diplomacia por quienes desde el inicio de esta crisis ostentaban el poder de los medios y las infraestructuras para la producción de aquellos bienes fundamentales para hacer frente a este nuevo enemigo que en forma microscopica ha servido por casualidad o tal vez causalidad a potenciar de manera acelerada el poder de influencia de China y Rusia en el escenario global. Así, a la guerra por la obtención de las mascarillas, los test o los respiradores en los primeros momentos de la irrupción del covid19 que permitieron a estos países expandir sus posicionamientos de poder en Europa, América Latina , Asia y África, hoy se acompaña el deseo por las codiciadas vacunas como vía de salvación de las economías nacionales de todo el mundo y de Europa en particular.


Aparece, de nuevo, la diplomacía de las vacunas como herramienta de inestabilidad y posicionamiento, no por menos, el ofrecimiento de Rusia de sus vacunas a los países miembros de la Unión Europea aún sin la aprobación de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), parece responder de nuevo a ese intento de erosión  y desfragmentación de la confianza  de los países de la UE de un proyecto europeo en la cola de la carrera de salida de esta crisis. Tal vez como consecuencia lógica del posicionamiento de una Europa que hoy se encuentra en un escenario geopolítico incomodo en medio de una  pugna entre los gigantes de China, Rusia y EEUU por el control del liderazgo global. 

Artículos del autor

Vivimos sin lugar a dudas uno de los momentos más importantes en la historia de la humanidad, de nuevo un agente catalizador ,en este caso en forma de pandemia, ha impulsado una aceleración extraordinaria, exponencial y veloz que nos dejará profundos cambios en la economía, la política, la geoestratégica, las relaciones humanas y sociales. La historia, nos ha situado así, de esta forma como espectadores , voluntarios o no, de un nuevo momento transcendental y revolucionario.

Así, hoy, Andalucía se enfrente a una cita con su historia, y lo hace en un momento en el que la toma de decisiones llevadas a cabo en el seno de los gobiernos públicos y los consejos de administración de las empresas del territorio marcaran el futuro de las generaciones que nos procedan.

No por menos, el análisis de los datos vienen a arrojar una realidad clara en 1980 el PIB China era del 2,3 del PIB mundial , en 2019 su PIB ascendía al 17,4% y tras la pandemia las tendencias apuntan a que será superior al 20%, el primero en el mundo en poder adquisitivo. Datos tremendamente reveladores si la comparativa se lleva sobre el crecimiento de las economías Europea, China o de EEUU. Un elemento que de nuevo arroja un posicionamiento favorable al expansionismo asiático del gigante chino. Estará por ver sí esta lucha por la hegemonía será de convivencia o confrontación. Máxime cuando Rusia y otros países emergentes aparecen como aliados del jugador asiático en el tablero de la geopolítico.

Pero junto a estos pensamientos peligrosos por lo exponencial de los mismos y su capacidad de réplica en el mundo en esa coalición ultraconservadora mundial ,ayer mismo en España, Santiago Abascal normalizaba la toma del Capitolio como el derecho de unos demócratas en la defensa de la patria , lo cierto y verdad es que hoy vivimos un proceso de desgaste de las democracias en todo el planeta. Sus causas múltiples y de complejo análisis en una tribuna de espacio limitado como esta, pero de necesaria referencia.

Pero junto con lo que respecta a lo sanitario, toca lo económico, un ámbito en donde las medidas urgentes, necesarias y extraordinarias deben de ir al menos orientadas en varios sentidos vitales para el presente y futuro de nuestro tejido productivo y económico.

Una crisis humana, sanitaria, social, económica e incluso política en algunos momentos que a modo de tormenta perfecta han puesto contra las cuerdas la vida de muchas familias, de hombres y mujeres que hoy se enfrentan en el cierre de este año al vértigo del futuro, ese que no está escrito pero sobre el que la mezcla de las luces y las sombras hacen sumamente complejo el simple hecho de conciliar el sueño.

Cambio Climático, Inmigración, Oportunidades de Inversión Económica y Desarrollo compartido, Cooperación, Derechos Humanos y Educación serán algunos de los asuntos abordados por los participantes.

José Luis Rodríguez Zapatero , Presidente del Gobierno de España entre los años 2004-2011 fue el principal impulsor de la cooperación entre Europa y África. En su período como presidente destaca además la creación de la Alianza de Civilizaciones como elemento de cohesión entre países y culturas frente a los retos y desafíos del Siglo XXI.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris