Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Francisco Morales Lomas
Los trabajos y los días
Francisco Morales Lomas
El PSOE está en coma y no despertará del mismo hasta que el príncipe azul al cabo de los veinte años le dé el beso a esa princesa que duerme
No es de hace poco, de cuando guillotinaron a su secretario general Pedro Sánchez. El PSOE anda en coma desde hace mucho tiempo. Acaso desde aquella aciaga noche en que Zapatero se rindió a Merkel y dijo aquello de “cueste lo que cueste y me cueste lo que me cueste”. Después Rubalcaba persistió en el padecimiento haciendo una de las oposiciones más blandas que se conocen. Mariano, el hombre inmóvil, acabó de rematarlos ganándoles una y otra vez las elecciones.

Con la llegada al poder de los representantes de los indignados de Podemos y el nuevo centro democrático de Ciudadanos el coma se hizo profundo e irreversible.

El PSOE está en coma y no despertará del mismo hasta que el príncipe azul al cabo de los veinte años le dé el beso a esa princesa que duerme. El PSOE tiene un problema grave de liderazgo pero, sobre todo y fundamentalmente, lo tiene de ideas y de democracia interna. Les iba tan bien en el pasado montando ejecutivas y secretarios generales ad hoc por el sistema de representación formal e indirecta que ahora andan perdidos.

No solo ha entrado en coma sino que ha cercenado todas las posibilidades de acuerdo de la izquierda, si es que alguna vez hubo algunas. A Podemos, no nos engañemos, no le interesó nunca gobernar con el PSOE sino ayudarlo a entrar en el coma profundo en el que está y ellos convertirse en la oposición. Podemos debe saber, sin embargo, ingenuos ellos, que no gobernarán nunca si no es con ayuda del PSOE. Están irremediablemente obligados a entenderse. Ahora mismo solo se odian.

Entre la inocencia de sus dirigentes y su tradicional espíritu cainita el PSOE ha logrado fagocitarse y quedar en coma durante veinte años. Ni todas las susanas que haya en el mundo lograrán hacer que este partido levante cabeza. Entre todos lo han llevado a la más absoluta inoperancia y a una de sus crisis más profundas. Es triste que un partido centenario entre en esta situación.

Pero lo más grave es que los ciudadanos de clase media y popular no levantaremos cabeza durante el resto de nuestra vida. Han dejado a la derecha que se asiente en el poder con toda su esterilidad e injusticia social y la mantienen con una absoluta falta de vergüenza.

A lo peor nos merecemos lo que tenemos.

Artículos del autor

Se nos van muriendo los buenos escritores: Marcos Ana, Francisco Nieva, Darío Fo, Josep Lluis Sirera… pero siempre tendremos el lenitivo de los políticos con su insignificancia.
Susana quiere coger al fin las riendas del rucio cojitranco del partido y ha asomado su rostro campechano por las cadenas televisivas esta semana.
Un nuevo fantasma recorre el mundo. Y aunque tenga nombre de pato, Donald, no lo es. Su apellido significa triunfo, Trump. Y, sobre todo, significa que el mundo está en peligro o acaso al borde de un ataque de nervios.
Muchas cosas puede discutirle la clase política paraguaya a la norteamericana, pero no precisamente sobre las ventajas de la reelección
El Partido Socialista Obrero Español, que se ha ido dejando algunos adjetivos por el camino, deberá escoger a partir del lunes 27 entre susto o muerte.
Una vez sabido que Rajoy ganará las elecciones, el secreto de estas es saber si finalmente habrá sorpasso. Las encuestas, tozudas, lo reclaman para Unidos Podemos, que se apuntan a la moderación si antaño enarbolaban la cal viva como argumento parlamentario.
Las nuevas formas de hacer política consisten en lanzar tuits, escribir cositas en Facebook, realizar espectaculares paseos por la acera del Congreso ante las cámaras, regalos de libros con dedicatorias amables, saludos cruzando las manos como aguerridos sindicalistas y unas enormes ganas de parecer ante los demás de modo que no les culpabilicen de que el país está como unos zorros gracias a ellos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris