Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   Cataluña   -   Sección:   Opinión

Rahola y Pamies quedan en evidencia defendiendo a Puigdemont

La temperamental periodista nacionalista y el columnista de La Vanguardia, desaprovechan la ocasión de mantenerse callados
Miguel Massanet
sábado, 3 de febrero de 2018, 13:08 h (CET)

Qué curioso que, a los pocos días del monumental espectáculo montado por la señora Pilar Rahola en los estudios de TV3, donde dio un recital de lo que puede llegar a ser una mujer temperamental, repleta de prejuicios independentistas, incapaz de dominar sus reacciones intempestivas y dispuesta a perder la educación y las buenas formas, en una tertulia donde se sintió incomodada por un representante del PP que sacó a relucir la estancia del señor Puigdemont en un hotel de la cadena Husa del señor Gaspart, aparentemente invitado a residir gratis en el mismo, como invitado del antiguo presidente del FCBarcelona. La inoportuna reacción de la periodista catalana, sus aspavientos (se levantó de su asiento para enfrentarse belicosamente con el señor Sergio Santamaría del PP) y su actitud amenazadora hacia su interlocutor, crearon una situación de gran tensión en el estudio de la cadena catalana. Pilar Rahola desmintió, sin aportar prueba alguna, el hecho de que el señor Puigdemont residiera en aquel hotel, afirmando que, solamente utilizaba sus salones para atender las visitas que recibía. Por lo visto, estos nacionalistas que se han pasado mintiendo sobre el famoso process a todos los infelices que se han prestado a dejarse engatusar por ellos; que han engañado, o lo han pretendido, a todos los catalanes; afirmando que una Cataluña independiente seguiría dentro de la UE y que las empresas se pelearían para establecerse en Cataluña si ésta conseguía independizarse de España; ahora, una vez han quedado desmentidos sus engaños, completamente aclarada la postura de todas las naciones de la UE y de los directivos de Bruselas, respecto a este intento del separatismo catalán que, pese a sus desesperados intentos de encontrar apoyos para su objetivo, han acabado solos y sin que nadie les apoye desde fuera de nuestro país; pretenden que sus exabruptos y declaraciones tienen más credibilidad que las noticias que toda la prensa ha venido facilitando.


El señor Pamies, en La Vanguardia, ha asumido la defensa de Puigdemont y de su mecenas, el señor Gaspart, pretendiendo en su artículo presentar una imagen amable, buenista, impecable y de gestor eficiente de sus negocios de este personaje, cuando la realidad es que: todo lo que ha venido tocando Gaspart ha quedado maldito y, como ocurre en la actualidad, sus negocios están pendientes de un hilo acosado por sus acreedores. Los desplantes y los improperios que dirigió contra los equipos españoles, el catalanismo que rezumaba por cada poro de su cuerpo y la incontinencia en su forma de expresarse, desmienten por completo esta imagen amable del personaje que el señor Pamies, evidentemente intentando justificar lo injustificable, ha pretendido presentar de este catalanista cómplice, sin duda, de un señor Puigdemont, un buscado por la los tribunales en situación de prófugo de la Justicia española. Desgraciadamente para ambos periodistas nacionalistas, los hechos se han encargado de desmentir sus palabras cuando ha saltado la noticia de que el señor Puigdemont había alquilado un palacete en el pueblo de Waterloo, por el que pagaba 4.400 euros mensuales. No parece que, la aparente modestia con la que se intentaba demostrar con la que estaba viviendo el fugado de la Justicia española, en Bélgica, se compadezca con este hecho que la prensa belga ha denunciado y que ha sido confirmado por los mismos actores, que no han tenido otro remedio que reconocerlo ante las apabullantes pruebas que lo confirmaban. Por lo visto, el gran apoyo de la aventura del señor Puigdemont, es una burgués, propietario de varias sociedades, que no ha abandonado al prófugo desde que se refugió en Bélgica y que, según las informaciones recibidas, es quien presta apoyo económico para que Puigdemont tenga una estancia principesca en una de las poblaciones más exclusivas, con viviendas de alto standing que, según informan los entendidos, el promedio de sus alquileres supera los 3.000 euros mensuales.


Evidentemente, tan pronto como la prensa ha divulgado esta información, el señor José Mª Matamala, el mecenas al que nos hemos referido, se ha puesto en contacto con la agencia con la que se tramitó el alquiler de la mansión, para poner el grito en el cielo por el hecho que se haya filtrado la noticia a la prensa. Es obvio que, ni a Puigdemont ni a su causa, pueden beneficiarles que un señor que pretende gobernar Cataluña, que se fugó de España para no ser detenido, dejando en la estacada a todos aquellos que habían cooperado con él en la preparación del levantamiento independentista y que han tenido que apechugar con sus responsabilidades, que los han llevado directamente a la cárcel, donde siguen ingresados la mayoría de ellos y su socio y colega de ERC, el señor Oriol Junqueras, que tiene que contemplar cómo su antiguo colega se da la gran vida fuera del alcance de la Justicia española, mientras él se ve obligado a permanecer encerrado en un régimen que, para nada se puede considerar envidiable.


¿Qué cara le habrá quedado a la defensora de la austeridad de Puigdemont, Pilar Rahola, ahora, que le ha explotado en plena cara la evidencia de que, su defendido, no es más que un bonvivant que se da la gran vida, mientras en España todos sus seguidores se tienen que jugar el tipo para intentar conseguir que le preparen la investidura que, de forma egoísta, se empeña en seguir reclamandola para sí? ¿Cómo van a justificar la Rahola y Pamies, la conducta evidentemente contradictoria y egoísta del señor Puigdemont que, por mucho que pueda extrañar, aún después de haberse descubierto su secreto de Waterloo, sigue manteniendo que: el único que puede ser investido es él y que todos los arreglos que se han propuesto para proponer un nuevo candidato, no son admisibles. Y es que 500 m2, seis habitaciones, tres cuartos de baño, cocina con toda equipación, garaje con capacidad para cuatro coches y terraza de 100m2, amén de un jardín de una superficie de 1000 metros cuadrados, a 20 kilómetros de Bruselas, como describe L’Echo, no se puede decir que sea un alojamiento “modesto” adecuado para alojarse un presunto delincuente, buscado por los tribunales españoles, sobre el que pesan acusaciones tan graves como: desobediencia, prevaricación, sedición, malversación de caudales públicos y sublevación.


Creo que lo que ha quedado demostrado ha sido que, con esta revolución de parte de la ciudadanía catalana; todos estos gastos que, evidentemente, se han venido produciendo para que todo un proceso de esta magnitud haya podido ser financiado hasta ahora, dejando aparte la parte del FLA que el Estado español (pese a las advertencia que se le hacían de que, el destino de las partidas que se enviaban a la Generalitat no era aquel para el que se debían destinar) les iba inyectando, con la absurda idea de que, mientras fuera enviando euros a Cataluña podrían controlar a los separatistas. Se equivocaron y también lo hicieron si pensaron que, esta rebelión en contra del Estado de derecho y del gobierno español, la iban a dirigir ellos aunque, es evidente que no surgió espontáneamente de los simples ciudadanos de a pie, sino de los agitadores pagados por ellos con la misión de ir preparando, como hicieron apoderándose de la enseñanza para adoctrinar a la juventud, con la idea de que, llegado el momento, la burguesía sería la que tomaría el mando. No parece que vaya a ocurrir así si se toma en cuenta que han proliferado partidos de izquierdas, junto al veterano de ERC, que aglutinan a una parte importante de las clases menos favorecidas de la ciudadanía catalana a quienes, si es cierto que han sido utilizadas como meros testaferros de quienes, en realidad, han sido los que han buscado la ruptura total con el resto de España; pero que, contrariamente a lo planeado, están pensando en ser ellos los que en definitiva gobiernen Cataluña; si bien esperan que llegue su momento para quitarse de encima a los que se han constituido en la avanzadilla de la insurrección nacionalista. Los burgueses, seguramente pensaron que el resto de Europa los apoyaría y podrían conseguir un tipo de estado independiente, como Mónaco o San Marino, donde los empresarios, la burguesía catalana que se mantuviera en Cataluña, podría fácilmente hacer su agosto económico. Error mayúsculo que ya están empezando a pagar, no solamente por haber calculado mal la reacción de la CE ante el intento catalán, sino también por pensar que partidos como la antigua CDC, en el que la mayoría de ellos se sentían cómodos, iban a tomar la batuta. Por el contrario, han dejado de existir y, el partido artificialmente creado por Carles Puigdemont, no tiene la solera precisa para poderse imponer a todos los partidos de izquierdas que siguen a la espera de la oportunidad que les permita demostrar su fortaleza.


O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, tenemos el presentimiento de que el tema del señor Puigdemont puede, si no mañana dentro de un tiempo prudencial, pasar a un segundo término, dado que, como es evidente, a los partidos independentistas no les interesa que pase el tiempo y que sea el señor Rajoy quien tenga que convocar unas nuevas elecciones para de aquí a unos cuantos meses, lo que comportaría un retraso en la constitución de un gobierno que pudiera empezar a ocuparse de los problemas de Cataluña y no solamente seguir trabajando para conseguir una independencia, que es ya evidente que no tienen ninguna posibilidad de conseguir.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Cuándo dejará Europa de ser un vasallo de EEUU?

El fracaso de las sanciones de EEUU a Rusia

Eso de la Cuaresma ¿va contigo?

Ahora es tiempo favorable para convertirnos y creer en el Evangelio

¿El castellano en Cataluña? ¿Quién permitió que se aboliese?

La Constitución española no necesita ser interpretada respeto a la vigencia, en todo el territorio español, de la lengua que hablan más de 500 millones de personas: el castellano.

Banalización

Si bien, en esta lucha maníquea entre movimientos que se oponen a la igualdad y sólo buscan la discordia entre los diferentes géneros, un papel clave lo juega el auge del feminismo radical. A grandes rasgos, el feminismo no es una única ideología, sino que se divide en variantes como el liberal, el socialista, el étnico y el radical. Mientras el primero defendía los derechos de las mujeres, el segundo destacaba la opresión de las mujeres de clase trabajadora y el tercero el de las mujeres pertenecientes al mundo postcolonial. Actualmente, el feminismo radical se arroga el monopolio sobre el discurso feminista, convirtiéndose en un pensamiento excluyente y etiquetando como “machista” a todas aquellas corrientes que no comparten la totalidad de sus puntos de vista. El feminismo radical culpabiliza al hombre por el mero hecho de serlo, lo feminiza en su forma de ser y lo funde bajo el signo del patriarcado. En última instancia, el fin de esta versión ultramontana del feminismo es presentar la supremacía de la mujer sobre el hombre como una supuesta y falsa igualdad. No hay que engañarse. El feminismo radical no sirve a la mujer, ni tampoco al hombre. Ha desechado como motivo de su lucha otras causas en las que también está en juego la igualdad frente a la coacción: la violencia en los matrimonios homosexuales (tanto de hombres como de mujeres), la identidad transexual, el maltrato de los niños en el seno familiar, el maltrato del hombre en el hogar, el maltrato de los discapacitados y de las personas mayores por parte de su propia familia. El feminismo radical entiende que esta violencia no existe, que es mínima y que no puede ser comparada con la sufrida por la mujer. En definitiva, el feminismo radical es la gran traición -tanto como el patriarcado- hacia el propio ser humano.

El riesgo feminista

Hace unos días el arribafirmante escribió sobre los peligros del neomachismo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris