Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Festival del vino 2016 - D. O. Somontano
Miguel Massanet
Hablemos sin tapujos
Miguel Massanet Bosch nació en Palma de Mallorca y reside en Barcelona. Es licenciado en Derecho y su vida laboral ha transcurrido como asesor de empresas. Es cofundador de la patronal catalana SEFES, de la que fue Primer Secretario General. Empezó su prolífica carrera como escritor de novela y cuentos tras su jubilación y ha conseguido el segundo premio del Instituto Cervantes de Barcelona de narración corta. Ha publicado numerosos artículos en prensa de papel y digital. A través de su columna 'Hablemos sin tapujos' analiza la actualidad política y social.
Miguel Massanet
Últimos textos publicados
¿Cuánto más habrá que aguantar del separatismo catalán?
Amenaza al Estado español con pedir la independencia de Cataluña
Una vez más esta rara simbiosis entre la familia Godó y el separatismo catalán nos ha proporcionado la posibilidad de escuchar, de boca del presidente de la Generalitat, señor Puigdemont, una de las muestras de cómo, la pasividad del gobierno de España y la indefinición de muchos de los partidos políticos respeto al desafío catalán a la unidad de la nación española, está produciendo nefastos y, cada día, más atrevidos intentos de los políticos catalanes de ir avanzando en su proyecto soberanista, hasta llegar a la amenaza y la coacción hacia los que vivimos en Cataluña, como un anticipo de lo que sería este hipotético gobierno catalán con el que nos vienen amenazando desde que, el señor Mas, en uno de sus delirios de locura, amenazó al Estado español con pedir la independencia de Cataluña.

Primero, el jueves, en la 8TV, el señor Conde de Godó y Grande de España (¿cuándo el Rey le privará a este señor que, por lo visto no quiere saber nada con España, de este título nobiliario español que, como viene demostrando claramente, es indigno de seguir ostentando?), a poco que el señor Puigdemont recibiera, en el Parlamento catalán, el respaldo, condicionado, eso sí, de la CUP para seguir su carrera independentista, fijando una fecha para el llamado referendo “por el derecho a decidir”, aunque no consiguió obtener el respaldo del grupo comunista para la aprobación de los PGC; este viernes los Godó, de nuevo, le prestaron los micrófonos de la RAC1 (emisora del grupo de La Vanguardia) para que se pudiera explayar respecto a lo que tiene en mente en cuanto a lo que supondría, para los ciudadanos que vivimos en esta autonomía, el vivir en la Cataluña con la que sueña, con la vana pretensión e idea de que sería él y no los comunistas, mayoritarios en la política catalana (junto con los miembros de ERC), los que, en realidad, fueran quienes se harían con la dirección del nuevo estado, suponiendo que, el resto de España, decidiera consentir que, una parte tan importante de la misma, dejara de pertenecer a la madre patria.

Y es que, señores, este caballero, que lleva el camino de dejar al señor Mas como un simple aprendiz de traidor a España y a la Constitución, que juró fidelidad a la Constitución como miembro de un gobierno comunitario de la nación española, cuando ya está dando pasos que, si España no estuviese en un periodo de extrema dificultad, sin gobierno y en manos de una serie de partidos empeñados en acabar con el actual sistema democrático (del que nos dotamos los españoles cuando aprobamos mayoritaria la Constitución de 1978 que ha sido la garante de la unidad de la nación y la que ha fijado las condiciones por las que se deben regir las autonomías y los que las gobiernan), no distrajesen la atención del tema catalán, ya debiera hacer tiempo que, quienes debieran velar por el orden, la prosperidad, la obediencia a las leyes y la hermandad con el resto de territorios de nuestra nación, hubieran puesto freno a quienes, por su cuenta, alegando derechos que nunca han tenido y amparándose en una falsa democracia, a la carta, ignorando que lo que están llevando a cabo no es más que una traición a España, un acto de sedición y un ataque directo a la democracia; siguen en la brecha intentando la separación de Cataluña de España, cuando ésta goza, en estos momentos, de una democracia al igual de las que están vigentes en todas las naciones con las que nos relacionamos y compartimos alianzas.

Cada vez que los políticos nacionalistas catalanes se escudan en una supuesta democracia reducida a los límites de su autonomía, están incurriendo en lo que podríamos entender como un sofisma que les permitiría a unos cuantos, no importa qué número, decidir por su cuenta ir declarando democracias, cada vez más pequeñas como, en su día, ocurrió con el efímero cantón de Cartagena. Resulta insultante para cualquier mente que sepa razonar que, una y otra vez, insistan en que su petición de independencia se basa en la democracia ¿de cuántos? ¿de uno o dos millones de catalanes? Cataluña, en la actualidad tiene cerca de 7 millones de habitantes. La última vez que lo intentaron resultó que los que deseaban la independencia fueron minoría y los que no, mayoría. Sólo en el Parlamento catalán consiguieron la mayoría y de ello se han valido para afirmar que toda Cataluña quiere separarse de España.

En todo caso, estos que nos quieren vender que, si Cataluña se independizara, los catalanes iban a vivir en la tierra de Jauja, que todos cobraríamos mejores pensiones, que la sanidad sería un prodigio, que seguiríamos en Europa y que, a poco que nos descuidáramos, nos pondríamos delante de las naciones importantes en cuanto a desarrollo económico; parece que no se enteran de lo que, en estos momentos, está ocurriendo en las tierras catalanas y de lo que ocurriría si nos desgajáramos del resto de los españoles. Empecemos por hablar de la situación económica de Cataluña, de esta situación que se nos vende como de color de rosas intentando presentarla como un país que está situado por encima del resto de la península. ¿Qué sucede con los más de 68.000 millones de deuda que tienen contraída, para cuya renovación y pago de intereses se ven obligados a emitir bonos que las agencias de ratio califican como basura y, sólo porque el Estado español los avala, consiguen que alguien los compre a intereses astronómicos?, ¿Qué ocurriría cuando se independizaran y el Estado se desentendiese de ellos? Cataluña ha recibido del Estado por el FLA, desde el 2012 la cantidad de 57.994 millones de euros lo que supone el 30% del total que el estado destina para todas las autonomías españolas. No obstante, siguen quejándose porque lo consideran insuficiente, lo que se callan es ¿cómo devolverían estos préstamos si partieran peras con el resto de los españoles? O ¿acaso pretenderían que, aparte de dejar España, el resto de los españoles les condonasen las deudas por las inversiones que el resto del Estado ha hecho en la comunidad catalana?

Pero, el señor Puigdemont permanece ajeno a cualquier otra consideración, se pone chulo y nos amenaza a los que nos consideramos españoles antes que catalanes y nos advierte de que va a perseguir a los contribuyentes que residan en Cataluña que pretendan seguir pagando sus impuestos al Estado español, con la siguiente soflama: “Quien no pague a la Generalitat, el “Estado catalán”, será requerido” o lo que es lo mismo que ¡quien no pague a los que intentan suplantar al gobierno español, van a ser obligado a hacerlo” ¿cómo? Habrá que verlo, como también habrá que ver qué les va a ocurrir a todos estos farsantes que se atribuyen facultades de las que carecen, entre ellas destinar el dinero de nuestros impuestos a destinos delictivos como es crear estructuras para un gobierno distinto del español, cuando saben que esta posibilidad no cabe dentro de lo contemplado en nuestra vigente Constitución. O esperan que el resto de España siga indiferente mientras unos pocos engallados pretenden imponernos sus leyes y obligarnos a renunciar a nuestra nacionalidad como españoles.

El señor Puigdemónt, con su apariencia chopiniana, parece que pretende constituirse en el Sabino Arana catalán y sigue la senda de sus predecesores en tales lides, el señor Maciá y el señor Companys. Ambos fracasaron y, el último, acabó en la cárcel, siendo fusilado. Puede que algunos “valientes” que no saben cómo se empiezan las guerras, que nunca han visto una trinchera ni conocen los sufrimientos de la población civil, puedan pensar que el resto de españoles van a aceptar pacíficamente, sin alterarse y amedrentados, que un puñado de impresentables osen intentar quedarse Cataluña para sí solos, pretendan engañar a los ciudadanos de buena fe, prometiéndoles el oro y el moro y se atrevan a amenazar a los que no les sigan con represalias. Pero convendría que, antes de amenazar, coaccionar o vender la pieza antes de cazarla, tomaran nota de lo que les ocurrió a los que, en otros tiempos, intentaron hacer lo que ellos se proponen ahora. ¿Quién puede asegurar que estos osados políticos catalanes, si siguen empeñados en conseguir su objetivo, en lugar de dirigir un hipotético gobierno catalán independiente, no acaben con sus huesos en la Modelo o cual fuera la nueva prisión que la sustituya? Tienen más posibilidades de que esta última contingencia tenga lugar que, que sus proyectos contra la unidad de España, lleguen a tener éxito.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, tenemos que manifestar nuestra indignación ante la poca reacción del gobierno español, los partidos políticos, las autoridades y los funcionarios judiciales ante el desafío catalán. Que sigan en stand by mientras las posibilidades de que, el tema catalán, acabe teniendo un desenlace cruento cuando, cada día parece que existen más posibilidades de que acabe produciéndose. Entendemos la necesidad de una cierta prudencia pero, la verdad, cuando ya llevamos una serie de años en los que, los distintos gobiernos españolas se ven sometidos al continuo chantaje de los nacionalistas, parece que el tiempo de los intentos de acuerdos, de las transacciones, de la paciencia y la inacción, debiera de darse por concluido, para dar paso al imperio de la Ley que, en el caso que nos ocupa, solo los ciegos, los mojigatos y los inconscientes, pueden entender que, a esta colección de traidores, no se les apliquen los correctivos de toda índole que nuestro Estado de Derecho tiene previstos para estas ocasiones.
sábado, 1 de octubre de 2016.
 
Barack Obama, un presidente ni fu ni fa
“El tiempo ayuda a descubrir todo: las mentiras más ocultas, las razones más ciertas y las personas más falsas” Anónimo
Parecía que su llegada a la presidencia de los Estados Unidos iba a causar una verdadera revolución en una nación en la que el mero hecho de que llegara una persona de color al poder para ocupar el sillón presidencial, ya algo insólito y difícilmente creíble para un país en el que la erradicación de la esclavitud fue causa de una cruenta guerra civil entre los estados del norte, antiesclavistas y los del sur, mayoritariamente defensores de la esclavitud. Abraham Lincoln, el primer presidente de los EE.UU salió vencedor de aquella larga contienda cuando, por fin, Ulises S. Grant consiguió derrotar al general más capacitado del sur, el señor Robert E. Lee acabando con la confederación de estados esclavistas presidida por Jefferson Davis. Muchos, especialmente hispanos y negros pusieron sus esperanzas en aquel demócrata de color, de buena posición y con verbo convincente, que les prometía lo que la mayoría de ellos estaban esperando escuchar desde hacía muchos años. Una parte importante de la ciudadanía americana vieron en Barack Obama a un reformador capaz de darle un cambio a la situación de las marginadas colectividades de negros e hispanos, tantos años postergados en la política americana, acudiendo en masa a las urnas para otorgarle su apoyo en su carrera hacia la presidencia de la nación americana.

Pero el señor Obama ha resultado ser, aparte de un buen orador, un personaje que a lo largo de las legislaturas que ha presidido ha dejado la sensación de haber sido incapaz de cumplir con sus promesas electorales, en constante pugna con las dos cámaras, el Congreso y el Senado, que le han impedido que pudiera culminar unas reformas que, seguramente, como ha sido el caso de la sanitaria, no se valoraron debidamente ni se tuvo en cuenta la repercusión económica que, para un país en el que no se tenía una cultura de una sanidad pública, pudiera llegar a asustar las consecuencias de una empresa de tal magnitud.

Sin embargo, Obama, ha venido incurriendo en errores de estrategia y en contradicciones que han puesto en duda el que la nación americana, bajo su dirección, haya salido beneficiada o, incluso, en algunos casos, haya resultado perjudicada especialmente en su imagen, como gran nación y potencia mundial, que durante años supo mantener en su proyección internacional. En primer lugar, su tan cacareada reforma migratoria con la que pretendía regularizar a millones de inmigrantes sin papeles que habitan habitualmente en los EE.UU. Una propuesta que, sin embargo, suponía un claro reclamo para que la ya excesiva inmigración que constantemente, de forma ilegal, se produce a través de las fronteras de los estados vecinos, especialmente de México, sufriera aun mayor efecto llamada. El resultado de dicha ley: permanece estancada en el Congreso sin que se haya llegado a debatir.

Otro tema que se ha ido enfriando a medida que las dificultades de tipo administrativo y político han impedido que, la medida que Obama intentó aplicar cuando llegó al poder, el cierre de la base de Guantánamo, cuando el Congreso rechazó su proyecto de ley anual de defensa. Otra de sus contradicciones, el tema de Irak: en 2008 prometió poner fin a la guerra; en 2013 promete no enviar más tropas, pero, en 2015, envía más soldados y bombardea el territorio. Pero su gran fracaso se ha debido a su incapacidad para el control de las armas en el país, una circunstancia que ha provocado que la policía asesinara en el 2015 a 1134 personas desarmadas con la particularidad de que los más afectados por esta matanza hayan sido sus principales votantes, los afroamericanos y los latinos. Una curiosidad de la actual campaña entre los dos rivales, el republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton; contrariamente a lo que podría haber esperado, resulta que hay determinados lugares del país en el que los afroamericanos han decidido votar por Trump.

El quinto de los incumplimientos del actual presidente de los EE. UU demuestra como el señor Obama tiene una facilidad muy destacada por cambiar de opinión cuando puede constatar que el mantener una determinada política puede afectar a sus intereses electorales. El señor Obama autorizó ataques aéreos en Siria, pese a que había anunciado públicamente su renuncia a bombardear posiciones del EI. La señora Clinton, si llegara a hacerse con la presidencia de los EE. UU también será la primera mujer en alcanzar tal dignidad, pero tendrá que demostrar al pueblo americano que es capaz de llevar la nación con la misma solvencia que lo han hecho sus predecesores en el cargo. Por desgracia para ella, si bien es una mujer preparada y muy bregada en política, tiene antecedentes que la ponen en el punto de mira de muchos americanos que ven en la familia Clinton un clan que se vale de sus relaciones para enriquecerse algo que ha quedado demostrado si se comprueba la importante fortuna que el matrimonio ha sabido amasar desde que entraron en política.

Puede que los republicanos no hayan conseguido su mejor representante para enfrentarse a los demócratas y también puede ser que si hubieran< tenido un sentido más alto de la unidad, de la necesidad de formar una piña en lugar de dedicarse a desprestigiar a su principal aspirante a la presidencia y se hubieran dejado de tantos personalismo y declaraciones en contra tales como declarar que van a votar en contra de su candidato sus posibilidades de ganar las elecciones fueran mayores. Puede que consigan que Trump sea derrotado, pero se exponen a que la habitual compensación con la que los americanos que votan demócrata para la presidencia, votan en el Congreso o en el Senado, republicano, o viceversa; en esta ocasión les falle y se encuentren en una grave situación en la que no tengan presidente ni el control de las cámaras una situación muy comprometida para mantener el prestigio del partido.

La última de las malas noticias que ha recibido el señor Barack Obama a un mes de finalizar su mandato como presidente, sido la anulación por el legislativo de su veto a la ley del Congreso que autoriza a las víctimas del 11S a acusar a Arabia Saudí ante los tribunales estadounidenses por su implicación en los ataques a las Torres Gemelas y al Pentágono. La amistad que ha pretendido mantener el señor Obama con Arabia Saudí le ha impulsado a pretender dar por zanjada una cuestión que trascendía de lo diplomático para entrar en el terreno de la Justicia, justicia que demandaban todos los familiares de los miles de víctimas producidas por aquellos actos terroristas. Un grave problema para Obama que le dejaría a su sucesora, si ganase la señora Clinton, en una endiablada herencia cuyas consecuencias nadie parece capaz de llegar a evaluar.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, vemos con la perspectiva de la lejanía como en Estados Unidos se están jugando, una vez más, su categoría de nación señera, de superpotencia capaz de mantener el orden mundial y evitar que las naciones que aspiran a implantar otro tipo de regímenes políticos, dejen de intentarlo para no indisponerse con el gran coloso americano.
viernes, 30 de septiembre de 2016.
 
Inoportunas e impertinentes declaraciones del presidente del TC
Pérez de los Cobos da alas a los independentistas
Hubo un tiempo en que muchos se preguntaban ¿a cuenta de qué se le hurtaba al Tribunal Supremo del país el determinar sobre una serie de cuestiones relativas al cumplimiento de la Carta Magna, para entregarle la correspondiente competencia al TC, como único encargado de resolver los recursos de inconstitucionalidad contra leyes, disposiciones normativas o actos con fuerza de ley del Estado y de las Comunidades Autónomas amén de otras cuestiones relativas a la aplicación de la normativa constitucional española? Sin embargo, por Ley Orgánica del 3 de octubre de 1979, se creó la figura de este alto tribunal que asumió para él lo que, en resumen, se podría definir como la defensa de que, en el Estado español, se cumplieran, por todos los españoles, las normas Constitucionales que el pueblo se dio cuando, en referéndum, se aprobó la Constitución de 1978, de acuerdo con el espíritu y la recta hermenéutica que, sus redactores, le quisieron imprimir a dicho cuerpo legal.

Es evidente que los magistrados, 12, que forman parte de dicho tribunal tienen por única y esencial misión el velar por el cumplimiento de la vigente Constitución, pronunciándose y aclarando sobre cualquier cuestión o duda que tenga que ver con lo que dispone dicha Ley Orgánica, creando doctrina jurisprudencial en cuanto a los temas sobre los que se pronuncia.

Ello evidencia que, la función de los magistrados ( no necesariamente procedentes de la carrera judicial) tiene la singularidad de buscar ayudar, tanto a los tribunales como al resto de españoles, a aplicar las normas constitucionales según están establecidas en los artículos que la integran, aclarando el sentido de aquellas que pudieran provocar dudas interpretativas en aquellos juzgados, administraciones, corporaciones etc. que pudieran tener dudas al respeto y obligar a rectificar, ajustándose a la ley cuando alguien se hubiera equivocado o aplicado incorrectamente la norma, en su aplicación.

Ello nos lleva a que, en manera alguna, los magistrados del TC pueden escurrir el bulto cuando deban decidir sobre las cuestiones de su competencia ni dejar que los temas se eternicen en las estanterías de tan alto tribunal cuando, a juicio de quienes tiene que resolver sobre ellos, el dictamen que pudieran emitir pudiera crear rechazo en algunos grupos políticos influyentes. Tal es el caso de los viejos recursos contra la ley socialista sobre el aborto libre, que llevan años durmiendo el sueño de los justos (mejor diríamos de los injustos) cuando, de la resolución que se pudiera emitir sobre el caso, sabemos que depende la vida de cientos de miles de fetos que, en la actualidad, son sacrificados impunemente de acuerdo con la libertad que la actual legislación les da a las madres para deshacerse de ellos, sin apenas restricción alguna.

Y en este contexto, nos sale el señor presidente del TC, don Franciso Pérez de los Cobos, cuando, en dicho organismo quedan pendientes de sustanciarse importantes decisiones sobre cuestiones de tanta entidad y tan esenciales, para la defensa de la unidad de España, como son todas aquellas actuaciones urgentes de las que depende que se ponga fin a las pretensiones de los separatistas catalanes, a sus intentos de crear un estado paralelo al actual y a sus expresas declaraciones, negándose a someterse a los dictámenes de los tribunales españoles y, en concreto, al TC; encaminadas, todas ellas, a negar la unidad de la nación y a prescindir del Estado español, en un claro ataque directo a lo establecido en nuestra Carta Magna de 1978; de modo que, en una conferencia dada en su tierra, Murcia, en la que, a nuestro juicio, se extralimitó, habló imprudentemente y expresó opiniones personales que pudieran tener su reflejo en su responsabilidad como magistrado del TC en las resoluciones que, actualmente, están pendientes de resolución precisamente sobre cuestiones referidas al independentismo catalán. Habló sobre ser partidario de una reforma de la Constitución para “garantizar su perdurabilidad y eficacia”, quiso dar a entender que el problema se centra en que, la evolución del estado autonómico se ha visto sometida “al juego partidario”.

Admitió que, para el TC el “derecho a decidir” es una “aspiración defendible” y que no cabe “exigir adhesión a la Constitución”. Es obvio que, para un ciudadano de a pie, las palabras del magistrado pueden resultar contradictorias y hasta difíciles de comprender procedentes de una persona cuya función es precisamente hacer que la Constitución se cumpla en todos sus términos sin que se espere de él que opine sobre si se debe modificar o no y, mucho menos, cuando debe conocer que sus palabras, en cuanto a la pretensión independentista de separarse de España, pueden ser mal interpretadas como un apoyo a la causa del “derecho a decidir”, que es evidente que no se trata más que de un intento de un plebiscito que avale su intención de atentar contra la unidad del país, algo que, expresamente, está defendido en nuestra Constitución y que no puede ser puesto en duda, ni mucho menos, apoyado por una persona de su categoría. Precisamente si, en estos momentos, nos encontramos ante una situación que podríamos definir como límite se debe, en gran parte, a la forma negligente como los distintos gobiernos democráticos han intentado soslayar las incesantes demandas de más independencia y gobierno autonómico que, a través de los distintos estatutos comunitarios han conseguido (unas autonomías más, como la catalana y otras menos) han ido arrancando al Estado las autonomías independentistas y, no debemos olvidarlo, a la politización evidente que se ha detectado dentro de los magistrados del propio TC, cuando hubo un momento en el que, contrariamente a lo decidido por el TS, tuvieron el gran error de legalizar a los etarra de BILDU, una decisión política que, tan graves consecuencias, ha traído a la comunidad vasca y, por ende, al resto de España.

No somos capaces de entender que ahora, el TC, se parapete en lo que ellos entienden como “juego partidario”, para quejarse de que tienen que tomar decisiones para resolver los recursos de inconstitucionalidad que pudiera presentar cada partido, cuando considera que, o bien el Gobierno o cualquier comunidad autónoma toma decisiones, adopta posturas o ejecuta actos que, en sí mismos, pudieran ser contrarios a nuestra Constitución. ¿De qué se queja, el señor Pérez Cobos?, ¿acaso de tener demasiado trabajo o de no disponer de medios para solventar tanta tarea?, pues que pida más ayudas al Estado o que evite que se les vayan acumulando asuntos por resolver, como el indicado del tema del aborto. ¿O es que hay alguien tan incauto que pueda pensar que, en todos los años que hace que se presentaron los recursos sobre la ley de aborto, no les ha dado tiempo a poder decidir sobre ellos? No lo han hecho porque saben que es un tema peliagudo, que se han pasado de unos a otros sin que, en ningún caso, se hayan decidido a ponerle el cascabel al gato.

Los españoles nos quejamos de que, siendo tan evidente el desafío que hace años vienen haciendo al Estado los nacionalistas y los separatistas, todavía no se hayan aplicado los artículos 155 en relación con el 153, como primera providencia, algo que probablemente hubiera frenado la gran expansión que ha experimentado el sentimiento nacionalista, que los políticos catalanes han tenido la habilidad de inculcar en todos los catalanes, a lo que ha venido contribuyendo, en gran manera, la trasferencia de las competencias en educación, uno de los errores más garrafales de los gobiernos de la democracia. Lo cierto es que, el Estado de Derecho, viene siendo puesto en cuestión, en la actualidad, por una serie de grupos antisistema, progres, anarquistas, comunistas bolivarianos y separatistas que, ante la impasibilidad, la falta de autoridad, la mojigatería y la abulia de los sucesivos gobiernos, han ido proliferando y reforzándose, hasta este momento de la historia en el que parece que, España, está pasando por un momento en el que, todas las instituciones, parecen haber entrado en un proceso de descomposición que, de seguir así y nadie tenga el valor de remediarlo, es posible que muy pronto empecemos a sentir los nefastos efectos de la ingobernabilidad del país, algo que seguramente tendría muchas similitudes con aquellos tristes meses del año 1936, que precedieron a la Guerra Civil española de 1936.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, no podemos menos de lamentarnos de esta situación en la que, existe la sensación en el pueblo español, de que las más altas instituciones del Estado, parecen haber entrado en crisis, renunciado a sus responsabilidades y cedido a la tentación de la politización, de modo que, la Audiencia Nacional y los tribunales superiores de la nación, han sido ocupados por una serie de funcionarios y jueces que han convertido el ejercicio de su cargo en un medio de aplicar sus ideas políticas algo que, en muchas ocasiones, nada tienen que ver con la correcta aplicación de la Justicia que, por ética y responsabilidad profesional, tienen la obligación de aplicar.
jueves, 29 de septiembre de 2016.
 
 
Pedro Sánchez, record en fracasos electorales
“Las elecciones, a veces, son la venganza del ciudadano. La papeleta es un puñal de papel” David Lloid Jeorge
martes, 27 de septiembre de 2016.
 
Colombia cierra en falso su lucha con las FARC
“¿Cuál es la esencia de un buen gobierno? No resolver los asuntos con precipitación y no buscar el propio provecho.” Confucio.
domingo, 25 de septiembre de 2016.
 
Acabaremos suspirando por las terceras elecciones
“Es el porvenir quien debe impera sobre el pretérito, y de él recibimos la orden para nuestra conducta frente a lo que fue” J. Ortega y Gasset
sábado, 24 de septiembre de 2016.
 
El gran bluf de los políticos nacionalistas catalanes
“Las personas son máscaras, las acciones son juegos de enmascarados, los deseos contribuyen al desarrollo normal de la farsa, los hombres denominan toda esta multiplicidad de seres y fenómenos, ¡Consumen el tesoro de sus días disfrazándose de muertos!” Gonzalo Rojas.
miércoles, 21 de septiembre de 2016.
 
Y… después de los comicios de Galicia y País Vasco, ¿qué nos espera?
“En los grandes peligros, la poca esperanza de vencerlos saca del ánimo desesperadas fuerzas” Miguel de Cervantes
martes, 20 de septiembre de 2016.
 
Se les encoge el ombligo a los magistrados del TC
“El deber de un juez es administrar la justicia, pero su costumbre es diferirla” J. de la Bruyère
lunes, 19 de septiembre de 2016.
 
P. Zabala establece el mismo rasero para familiares de asesinos de ETA y los de sus víctimas
“¡Fabricarse una conciencia para sí, una moral personal, una religión personal! Estas cosas, por su naturaleza, no pueden ser privadas.” J. Joubert
domingo, 18 de septiembre de 2016.
 
La izquierda mediática tóxica: el cuarto poder en España
“Una prensa cínica, mercenaria y demagógica producirá un pueblo cínico, mercenario y demagógico”. Joseph Pulitzer (1847-1911)
viernes, 16 de septiembre de 2016.
 
¿Autonomías y municipios como un instrumento para incumplir la ley?
“El mundo es un lugar peligroso. No por causa de los que hacen el mal, sino por aquellos que no hacen nada para evitarlo” Desconocido.
miércoles, 14 de septiembre de 2016.
 
¿A qué estamos jugando, señores?
“Es vano empeño tratar de buscar a las artes del engaño su punto flaco, mientras que los hombres hallen placer en ser engañados” J.Locke
martes, 13 de septiembre de 2016.
 
¿Acabará la envidia y la hipocresía del pueblo con los buenos políticos?
“La política no es más que el arte de realizar en cada momento histórico aquella porción del ideal del hombre que taxativamente permiten las circunstancias” A. Cánovas del Castillo
lunes, 12 de septiembre de 2016.
 
El Islam. De aquellos polvos el Dáesh actual
Algunas fuentes sitúan bajo esta denominación un vasto territorio entre Irak y Siria, con ciudades como Mosul o Al Raqa donde ubican su capital
domingo, 11 de septiembre de 2016.
 
11 de Septiembre. Echando el resto hacia la izquierda
"No me hablen de Escocia. Si Escocia tuviera la mitad de la mitad de las competencias de Cataluña, no se tomarían allí tantas molestias" M Rajoy
sábado, 10 de septiembre de 2016.
 
El PP debe reflexionar seriamente acerca de su futuro. ¿La clave está en Galicia?
“El tiempo es activo, produce. ¿Qué produce? Produce el cambio. El ahora no es el entonces, el aquí no es el allí, pues entre ambas cosas existe siempre el movimiento.” Thomas Mann
viernes, 9 de septiembre de 2016.
 
Los engaños del separatismo
jueves, 8 de septiembre de 2016.
 
P.Sánchez reintenta promocionarse, asumiendo el protagonismo.
“El buen ciudadano es aquel que no puede tolerar en su patria un poder que pretende hacerse superior a las leyes”. Marco Tulio Cicerón
miércoles, 7 de septiembre de 2016.
 
¿Más diálogo? ¿Sobre qué, entre quiénes y con qué fin?
“Trata de evitar el ultimátum, podría arrinconarlos a ti y a tu oponente en un callejón sin salida” Jim Jenning
martes, 6 de septiembre de 2016.
 
Reparto injusto y malicioso de culpas entre el PP y la oposición
“... Esa imperiosa necesidad de culpar a los otros, que es patrimonio específico de los corazones inferiores.” Horacio Quiroga
lunes, 5 de septiembre de 2016.
 
Rivera, vende su apoyo a quien le de el plato de lentejas
“El enemigo no es aquel que tienes delante con la espada en la mano, es el que está a tu lado con el puñal en la espalda” Manuscrito de Accra.
domingo, 4 de septiembre de 2016.
 
Consumatum est. Sánchez intenta vengarse de Rajoy
Y, mientras tanto, la inercia de la bonanza económica se va quedando sin fuelle
viernes, 2 de septiembre de 2016.
 
¡Si querían acción, Rajoy se la ha dado! Tardá reniega de España
“A una inteligencia pervertida, cualquier cosa la corrompe” Ovidio
jueves, 1 de septiembre de 2016.
 
Si Rajoy “no se lo merece” ¿se lo merecerán el resto?
“No hay cosa tan común en el mundo como hacerse insoportable con sus buenas cualidades” A.F. Rondelet.
miércoles, 31 de agosto de 2016.
 
¿Sobrevivirá España a los pactos políticos?
“En general, los hombres juzgan más por los ojos que por la inteligencia, pues todos pueden ver pero pocos comprenden lo que ven” Nicolás Maquiavelo.
lunes, 29 de agosto de 2016.
 
Independentismo y comunismo, los dos frentes abiertos en Cataluña
“Existen dos maneras de ser feliz en esta vida, una es hacerse el idiota y otra es serlo” Sigmund Freud
viernes, 26 de agosto de 2016.
 
Archivo
24/08/2016 P.Sánchez y el PSOE, juegan a la tercera vez
23/08/2016 ¡Ni Rajoy haciendo footing, ni el PP cediendo ante Ciudadanos!
22/08/2016 Olimpiadas y política. Cielo e Infierno de la humanidad
21/08/2016 El ciudadano no entiende lo que ocurre en España
20/08/2016 El deterioro de la autocrítica de los Casanova seniles
19/08/2016 El contubernio PSOE- Podemos, sigue amenazando el futuro de España
18/08/2016 Iceta, el lazarillo de Sánchez, entona la letanía del adulador
16/08/2016 ¿Es España el país de Europa que más derrocha en empleo público?
15/08/2016 Fidel Castro y Maduro. La cuna del comunismo caribeño
14/08/2016 Rafa Nadal, mi paisano ¡Un orgullo para España!
13/08/2016 El PP se vacuna ante unas posibles elecciones
12/08/2016 Ada Colau resucita la figura del ciudadano delator
10/08/2016 ¿Se abre una rendija de luz para evitar las terceras elecciones? Rivera tiene la palabra
09/08/2016 Los enterados
08/08/2016 Sin alternativa
07/08/2016 ¿Intervención militar si hay declaración unilateral de independencia en Cataluña?
06/08/2016 El no repetido de PSOE y C's puede acabar irritando al pueblo
05/08/2016 La conjura de los necios
04/08/2016 Homs esperaba entrar en las Cortes con la “Pompa y circunstancias” de Elgar
03/08/2016 El TC trata con guante blanco a los secesionistas catalanes
02/08/2016 Albert Rivera y su no a Rajoy
01/08/2016 ¿Cómo comprender la avalancha de vacaciones, si el pueblo está en la miseria?
31/07/2016 ¿Proporcionalidad? Si peligra la unidad de España, ¡al Diablo con ella!
30/07/2016 Las coladuras de la Colau. Ahora la gran mezquita
29/07/2016 ¿Quién se beneficiaria de unas terceras elecciones en España?
28/07/2016 Ley de Murphy: “Si algo puede ir peor en Cataluña, irá peor”
27/07/2016 España, los partidos políticos y el caos de la democracia
26/07/2016 Carta semiabierta al director de La Vanguardia, Marius Carol
25/07/2016 ¿Gobernaría Rajoy sólo con sus 137 escaños?
24/07/2016 Los hay que se empeñan en dar oxígeno al dictador Maduro
23/07/2016 La jugada sucia de Mas. Su ego le traiciona
22/07/2016 Errores y políticos empecinados, lastran el destino de España
21/07/2016 Felipe Juan Froilán, un inadaptado a la decadencia monárquica
20/07/2016 El milagro de los 179 votos de los candidatos del PP y C’s
19/07/2016 El derrumbe moral, ético y político de la España del XXI
18/07/2016 ¿La democracia ha sido un mero espejismo para España?
17/07/2016 Barcelona, el coto particular de moratorias y prohibiciones de Colau
15/07/2016 Sr. Rajoy: gobernar sí, pero no a cualquier precio
14/07/2016 El no a Rajoy, si no hay alternativa, significa irresponsabilidad
13/07/2016 Theresa May ¿una antitesis al thatcherismo de los 70?
11/07/2016 Que les diría, si fuera Obama, a los tres defensores del “cambio”
10/07/2016 La intolerancia de los fracasados nos arrastrará a unos nuevos comicios
09/07/2016 Inquisición lingüística, Puigdemont, la ANC y el desprecio por el TC
08/07/2016 Los vudús de la política ahora apremian a Rajoy para que ceda
08/07/2016 El Ayuntamiento de Madrid, ¿una franquicia de la KGB?
06/07/2016 Cuando los perdedores de los comicios se las dan de vencedores
04/07/2016 ¿Quién, en estos tiempos de relativismo, defiende a sus mayores?
02/07/2016 ¿Estalinistas, podemitas o nazis? Por sus desatinos los conoceréis
01/07/2016 La rebeldía de los perdedores puede acabar hundiendo al país
30/06/2016 La pérfida Albión: se va de Europa… pero roncea al marcharse
29/06/2016 El empecinamiento de Sánchez y Rivera, ¿un escollo para un gobierno de pacto?
28/06/2016 España vota en clave conservadora y Podemos se estanca
27/06/2016 ¿Hablamos de España o de un país tercer mundista?
26/06/2016 ¿Hay una relación directa entre la avalancha inmigratoria y el Brexit?
25/06/2016 ¡Go home Europe!, ¡By, by UK!
24/06/2016 La Mano Negra del populismo chavista amenaza a España
23/06/2016 Todo vale, hasta inundar de inmundicia el panorama electoral
22/06/2016 Barcelona amanece adornada con grandes banderas españolas. Insólito
21/06/2016 Fraseología electoral de los líderes políticos
20/06/2016 Peligrosas expresiones manejadas por los extremistas de izquierda
 
Quiénes somos  |   Qué somos  |   Contacto  |   Aviso Legal  |   Creative Commons  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris