Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sexo y Psicología
Etiquetas:   Hombres   Sexualidad  

La mayor parte de los hombres no asume los cambios en su sexualidad derivados del envejecimiento

19 de noviembre, Día Mundial del Hombre
Francisco Acedo
@Acedotor
viernes, 17 de noviembre de 2017, 07:52 h (CET)
La mayor parte de los hombres no asume los cambios derivados del envejecimiento por desconocimiento o falta de información, como las dificultades en la erección y, por ello, no consultan con el especialista. Así lo advierten los expertos de Boston Medical Group, referentes en salud sexual masculina que, con motivo del Día Mundial del Hombre que se celebra el 19 de noviembre, recuerdan la importancia de que los hombres a partir de los 50 años presten atención a este tipo de modificaciones, debidas a la andropausia, puesto que pueden esconder otros problemas importantes de salud. Boston Medical Group se suma, además, a Movember, iniciativa por la cual durante el mes de noviembre se busca concienciar sobre los problemas que afectan a la salud masculina.

Entre un 5 y un 20% de los hombres mayores presentan una disminución de las cifras de testosterona total y hasta un 60% registran bajos niveles séricos de testosterona libre, según datos de Boston Medical Group. Un estudio reciente publicado en The Aging Male, realizado con más de 100 hombres mayores de 40 años, demostró que la mayoría experimentaban síntomas del hipogonadismo. “La andropausia definida como hipogonadismo consiste en una bajada en la producción de testosterona. Las consecuencias derivadas de este descenso tienen un impacto negativo en la calidad de vida de los varones, por lo que es importante que busquen solución para minimizar esos cambios”, asegura el doctor José Benítez, director médico de Boston Medical Group en España. Sin embargo, añade, “es un tema tabú que quieren ocultar o desconocen, pues cuesta asumir la pérdida de virilidad, el deterioro físico y la pérdida de potencia y rendimiento sexual. Pero es algo con lo que deben aprender a convivir”.

En el ámbito sexual, los principales signos del envejecimiento son la disminución del deseo sexual y las dificultades para alcanzar o mantener la erección. “El rendimiento físico, social y mental se deteriora de manera considerable, lo que reduce la libido. Además, disminuye el tamaño del pene y las erecciones involuntarias de la noche y la mañana van desapareciendo”, explica el doctor Benítez. Por otro lado, la fuerza y el volumen de la eyaculación es reducida, lo que hace disminuir el placer y el sentido de la masculinidad. “Es fundamental prestar mucha atención porque pueden ser síntomas de otras enfermedades como la diabetes, la hipertensión o el síndrome metabólico”, afirma el doctor Benítez. Un trabajo reciente concluye que la disfunción eréctil es común en la diabetes, afectando a más de la mitad de los hombres con esta patología.

Otros signos que pueden alertar de la presencia de la andropausia son los cambios de humor, como la depresión, la ansiedad y la irritabilidad; disminución de la masa muscular y de la fuerza, de la densidad mineral ósea con osteopenia y consecuente osteoporosis; aumento de la grasa corporal; percepción de deterioro del estado general; trastornos del sueño; disminución del vello corporal y cambios de la piel; sudoración y calores. “Los síntomas son muy similares a los de la menopausia pero ésta aparece de forma brusca y se relaciona con la interrupción definitiva del ciclo ovulatorio. En el caso de los hombres, no se produce una interrupción definitiva en la producción de espermatozoides y los síntomas son progresivos e insidiosos”, comenta el doctor Benítez.

Cómo hacer frente al envejecimiento
Aunque “el envejecimiento no se puede evitar, si podemos retrasar su aparición y conseguir que produzca el menor impacto posible en nuestra calidad de vida”, asegura el doctor Benítez. A partir de los 40, añade, “la disfunción eréctil empieza a aparecer y a partir de los 50 puede hacerse más severa, al igual que los problemas del deseo sexual, por lo que es importante no permitir que avancen y consultar con un experto en salud sexual masculina. También conviene prestar atención a los niveles de azúcar, colesterol, presión arterial alta, obesidad y los bajos niveles de testosterona. Por otro lado, será necesario seguir unos consejos como no abandonar la práctica sexual, realizar ejercicios físicos, el seguimiento de una dieta sana y equilibrada, dormir lo necesario, combatir el estrés, no consumir tabaco, alcohol y drogas y no tomar medicamentos sin control médico. Según un estudio publicado en Sexual Medicine Reviews, los hombres obesos y con sobrepeso que pierden peso a través de dietas bajas en grasa y bajas calorías tienen mejoras en su función sexual y niveles de testosterona.

En cuanto al tratamiento farmacológico, después de un estudio completo, el especialista en salud sexual masculina determinará el a seguir. En la mayoría de los casos, si la causa es la disminución de la testosterona, “se procederá a utilizar una terapia de remplazo hormonal que permitirá restituir la función sexual y de manera adicional mejorar la sensación de bienestar, disminuir la resorción ósea y restaurar las funciones cognitivas”, explica el doctor Benítez. Una investigación publicada este mes en la revista Sexual Medicine Reviews concluye que esta terapia proporciona beneficios de salud reales para la densidad mineral ósea, la anemia, la función sexual, la función glucometabólica y cardiometabólica, y las mejoras en la composición corporal y la calidad de vida.

Es importante tener en cuenta que la terapia hormonal no debe sobrepasar los niveles fisiológicos de testosterona “y debe ser bien tolerada, confortable y barata. Además, es imprescindible un control exhaustivo del paciente durante el tratamiento y que esté vigilado, pues aunque la reposición de andrógenos no induce cáncer de próstata, si puede estimular la progresión de un adenocarcinoma latente”, advierte el doctor Benítez.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Sanitarios de la COVID-19, también expuestos a cuadros ansiosos y estrés postraumático

Los profesionales en primera línea de contagio, podrían experimentar ahora un bajón emocional, advierten los psicólogos

​La realidad de las escorts en la desescalada

​Internet es el medio que ha propulsado la extensión e internacionalización de los contactos personales siempre bajo los principios de privacidad y anonimato

El 79,5% de los sanitarios sufren ansiedad

Así se desprende de una investigación llevada a cabo por el Laboratorio de Psicología del Trabajo y Estudios de la Seguridad UCM

​Psicología del bulo: Así actúa nuestra mente cuando nos llega un bulo

El equipo de psicólogos de ifeel explica en diez puntos cómo de predispuestas estamos a creernos los bulos según nuestra ideología, nuestro estado emocional, la capacidad para sugestionarnos…

El impacto emocional de covid-19 en el profesional sanitario: ¿pasará factura en el futuro?

El profesional, que está acostumbrado a trabajar bajo presión, puede sentirse confundido ante la aparición de emociones intensas, o pensar que está fallando
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris