Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Frente Guasu postulará a presidente de curas pederastas

El destituido por mal desempeño de sus funciones Fernando Lugo, apenas puede aspirar ya a presidir la sociedad de curas pederastas
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
martes, 7 de agosto de 2012, 07:20 h (CET)
Un cercano colaborador al ex presidente Fernando Lugo, destituido el mes pasado por mal desempeño de sus funciones, reconoció ante la prensa esta semana que el obispo jubilado le mintió al ocultar que había faltado a sus deberes con la iglesia católica, regando de hijos no reconocidos todo el Paraguay. Aquel escándalo que muchos pretendieron subestimar, o que pretendieron atenuar con actitudes ingenuas como la beligerancia contra algunas de las denunciantes como Hortensia Morán, había sido en realidad el principio del fin.

En la semana santa del año 2009, el escándalo enterró al cura presidente Fernando Lugo cuando una demandante lo acusó de paternidad irresponsable. Para mayor bochorno, consignó en su denuncia que la relación entre el obispo y ella la relación se había iniciado siendo él una autoridad eclesiástica y ella una menor de edad, en relación de dependencia laboral.

Si bien el golpe recibido entonces por Lugo y los suyos era suficiente para precipitar la renuncia del gobierno, los intereses creados tanto en el plano local como internacional ya habían echado raíces. Se decidió seguir con la farsa, y atenuar a través de operativos de prensa el escándalo, llegando incluso a la adulteración de pruebas de ADN para intentar exculpar al obispo jubilado.

Paralelamente, como si hubiera perdido de golpe la vergüenza, el gobierno luguista cuyos ex funcionarios hoy se aglutinan en el mal llamado “Frente Guasu”, se precipitaron por una espiral de gruesos errores con afán suicida. Según confiesa uno de los principales implicados en la nefasta experiencia luguista, “Nuestro Gobierno necesitaba ser querido y defendido por las mayorías sociales, pero las decepciones ante medidas insuficientes o tibias, nombramientos de funcionarios mediocres, descomprometidos o cuestionados, ausencia de disciplina y de equipo de gobierno, falta de interlocución y diálogo con los diferentes sectores sociales, económicos y políticos, por citar solo algunos aspectos, fueron alimentando la sensación de que el Gobierno no tenía las riendas del proceso”.

En un documento difundido por los medios, una autocrítica luguista reconocía “falta de sabiduría política para conducir positivamente el proceso”, así como haber incentivado “absurdas provocaciones de grupos radicalizados”, a lo que debe añadirse lo señalado por James Petras, que Lugo nunca fue un progresista sino un gran colaboracionista del Plan Colombia, Álvaro Uribe y las estrategias del Pentágono. Las ejecuciones extrajudiciales de sus ex aliados de la organización campesina EPP apenas si son un botón de muestra.

El mismo episodio que precipitó la destitución de Lugo, fue una masacre en Curuguaty que perpetró el mismo gobierno luguista, por defender las tierras malhabidas de un latifundista vinculado a la memoria de Stroessner. Fueron traicionadas por Lugo no solo las reivindicaciones campesinas, también las indígenas y los postulados nacionalistas y anti-imperialistas que había invocado para ganar notoriedad,y respaldo de la propaganda chavista. La misma propaganda chavista que lo usó como fusible para lograr su ingreso al Mercosur, a través de sus autómatas del foro de Sao Paulo y otras cofradías prebendarias internacionales, a las que le basta recibir una consigna para repetirlas con insistencia goebbeliana hasta instalarla.

Como si nada de todo ello nunca hubiera ocurrido, y como si en medio de algún delirio pudiera volver a concitar el apoyo del Partido Liberal que votó su destitución, Lugo reapareció esta semana con la idea descabellada de que podría volver a postularse a la presidencia del Paraguay.

Como era de esperarse, el conglomerado de oportunistas de las ONG que lucraron con su gobierno, hoy reunidos en el autodenominado “Frente Guasu”, anunciaron que apoyarían la extravagante “reelección”.

A pesar de estos postulados de tinte más bien humorístico, si alguna postulación está en condiciones de aspirar Lugo con el apoyo de sus incondicionales, es a la presidencia de la Sociedad Internacional de Curas Pederastas. Ahí si tiene la silla asegurada.
Comentarios
bookmaring service 14/mar/13    12:58 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Canta y no llores

Tenemos aun latente un tremendo suceso al que no se le está dando la importancia que tiene, perdido entre tanto dolor e incomprensión

Cuando los filósofos caen en el separatismo

Algunas personas venderían su alma al diablo por un minuto de fama

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris