Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Impertinencias   Urdangarín   -   Sección:   Opinión

Subditos y sin huevos

"Las excepciones procesales respecto al caso Urdangarín, vuelven a cuestionar la independencia judicial y la salud de nuestra democracia"
Alex Vidal
viernes, 10 de febrero de 2012, 08:48 h (CET)
Declara su abogado que “si Urdangarin ha hecho cosas que no son correctas, lo reconocerá”. ¿Quiere decir que lo reconocerá porque aún no sabe si son correctas? Lo primero que puede derivarse de sus palabras, es que el concepto de lo "correcto" dependerá de lo que establezca un juez (acaso esté pensando en el valor que muestre, si es que lo tiene). Para empezar, el Duque declarará en privado y sin cámaras y el CGPJ inspecciona ya al juez Castro. Lo segundo que podemos colegir es aún más preocupante: nadie pone en duda que Urdangarin es plenamente consciente de sus presuntas ilegalidades, con lo que el "reconocimiento" al que se refiere su abogado, lejos de cualquier síntoma de vergüenza o reparación, sólo queda interpretarlo de manera forzosa.

Luis XIV, viva encarnación de Dios y del Estado, no hubiera perdido el tiempo en reconocer un poder judicial terrenal. Éste sólo podía respaldar sus intereses. Pero en un Estado de derecho, no es posible (en teoría) sustraerse a la acción de la justicia. Si Urdangarin es condenado por un juez, no tendrá más remedio que “aceptarlo”. Acatar la sentencia es lo que toca, guste o no. Se puede discrepar de los razonamientos que fundan una sentencia, pero no, dejar de reconocerla.

De las declaraciones del singular letrado puede desprenderse pues, que lejos de mostrar arrepentimiento o vergüenza alguna, Urdangarin no se resigna y advierte a navegantes: si este país (social y judicialmente) es capaz de retratarme como “un chorizo de tomo y lomo”, (si es que se demuestran las acusaciones), tendrá que mostrar la misma madurez para asumir las consecuencias que de ello puede derivarse respecto al presunto enriquecimiento y complicidad de mi mujer”. Acaso lo que el letrado viene a decir, es que "no hay huevos". En lenguaje de Palacio, por supuesto.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris