Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers   -   Sección:   Opinión

Espero que Daniels sepresente y pierda

Espero que el Gobernador de Indiana Mitch Daniels se presente a presidente
Ruth Marcus
viernes, 13 de mayo de 2011, 07:08 h (CET)
WASHINGTON - Deje que vaya más allá: Espero que se haga con la candidatura Republicana.

No se me pasa por la cabeza votarle.

Pero la presencia de Daniels mejoraría el nivel de la campaña 2012. Haría de Barack Obama un candidato mejor.

El actual reparto Republicano recorre el espectro entre defectuoso y ridículo. El que menos pegas tiene es el ex gobernador de Minnesota Tim Pawlenty, pero ser el tipo que queda después de cribar al resto de candidatos por una razón u otra no es el más firme de los motivos para encabezar tu formación.

Daniels, antiguo responsable de la Oficina de Gestión y Presupuestos, actual Gobernador de Indiana, es lo opuesto a Romney. A diferencia del ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney, cuya única convicción parece ser que tiene que ser presidente, Daniels mantiene una visión del mundo establecida y estable.

Es el anti-Trump - de hecho, es el anti-Newt. Bramidos y bravuconadas no son términos que vengan a la mente al encontrarte con Daniels. Menudo y cada vez más calvo, tiene aire de contable y una empresa industrial media.

A diferencia del promotor inmobiliario Donald Trump y del ex presidente de la Cámara Newt Gingrich, que reúnen seis esposas entre los dos, Daniels tiene una - por duplicado. Desconozco lo que sucedió cuando Cheri Daniels abandonó a Mitch, se mudó a California y se casó con otro caballero (volvió unos años más tarde), pero cualquier padre que logre superar de una pieza tener cuatro hijas merece mención en mi versión de los hechos.

Y cualquier marido que logre dejar claro que su esposa tiene una voz, tal vez la voz, que más pesa al decidir la cuestión de si inicia o no una campaña presidencial recibe más puntos Marcus.

Tengo cierta debilidad por los responsables de la Oficina de Gestión. El puesto ofrece una amplia perspectiva del funcionamiento de la administración federal y de las solicitudes rivales de los departamentos por la financiación. El responsable de la Oficina sabe dónde está el exceso -- y conoce las fuerzas políticas que impiden que se recorte.

Tengo una debilidad aún mayor por los gobernadores. La experiencia ejecutiva no es imprescindible para ser el jefe del ejecutivo, pero ayuda. Negociar con recalcitrantes legislaturas estatales o con abigarradas burocracias estatales es un buen entrenamiento para la etapa nacional. Además, cualquier presidente tiene que vérselas con las cuestiones de federalismo; las actuales presiones fiscales sobre los estados hacen aún más valiosa la perspectiva de tener con inquilinos la mansión del gobernador.

Pero el verdadero atractivo de una candidatura Daniels reside en que estoy convencida de que habla en serio de reducir la deuda y de forma realista cuando habla de lo que hará falta para lograr eso, como conocedor tanto del contenido como de los manejos.

Sí, Daniels supervisó la caída en picado del superávit al déficit de los presupuestos federales entre 2001 y 2003 siendo responsable de la Oficina de Gestión. Pero en Indiana, donde ha estado realmente al frente, los resultados de Daniels reflejan lo contrario: El estado pasó de un déficit de 200 millones a un superávit de 1.300 millones de dólares y logró su primera calificación triple A.

En un mundo rígido Republicano de ideólogos contrarios a promulgar impuestos nuevos, Daniels propuso realmente una subida tributaria temporal para ayudar a cerrar la brecha presupuestaria del estado. Creó un plan sanitario para los residentes sin seguro que no son lo bastante pobres para acogerse al programa Medicaid - y lo financió en parte a través de impuestos más elevados al tabaco. Cree en el gobierno limitado, pero implantó la atención infantil a jornada completa y sacó adelante nuevos gastos en infraestructuras.

Más fundamental, Daniels comprende que el compromiso es señal de inteligencia, no de debilidad. "La pureza del martirio", dijo a la Conferencia de Acción Política Conservadora a principios de este año, "es para terroristas suicida".

Los verdaderos fieles no estaban contentos con eso -- ni con la intervención anterior de Daniels, con Andrew Ferguson en el Weekly Standard, diciendo que el próximo presidente "tendrá que convocar una tregua en las cuestiones consideradas sociales. Vamos a tener que llegar a un acuerdo para ir tirando un tiempo".

Deje que sea clara: No estoy impaciente por ver a un Presidente Daniels - en especial a un Presidente Daniels con una Cámara y un Senado Republicanos. Piense en la legislación que acaba de aprobar: limita el aborto a las 20 semanas de gestación. Suspende la financiación pública a las clínicas del colectivo Paternidad Responsable en el estado -- y a riesgo de perder 4 millones al año de los fondos federales de planificación familiar. Niega ayudas estatales a la matriculación escolar de los inmigrantes en situación irregular. Prohíbe a las instancias locales la implantación de la mayor parte de las leyes de control de armas.

Si eso es una tregua en cuestiones sociales, me da miedo pensar en el aspecto que tendrá la guerra.

Pero el candidato Daniels presionaría al Presidente Obama hasta centrar su hincapié en meter en cintura la deuda, y elaborar con mayor claridad cómo lo piensa lograr. Sería un rival especialmente digno -- incluso si me da escalofríos pensar que podría ganar.

Noticias relacionadas

Yihadismo que no cesa

Parece que estamos entrando en una nueva etapa de la historia europea

Muchas personas mayores, pero pocas personas sabias

Sólo la actitud que se tiene al ir entrando en años define cuanta plenitud de vida posee una persona de edad

Fariseismo religioso

El fariseísmo, sea religioso o político, mata todo lo que toca. Una sociedad edificada sobre la mentira se destruye

Matanza en Barcelona

Es una guerra y somos tan inconscientes que decimos no tener miedo

¿Seguiremos soportando desplantes de la CUP y los separatistas?

¿España no es capaz de acabar, de una vez, con semejantes incordios?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris