Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un lugar llamado desarrollo   Coaching   -   Sección:   Opinión

Qué hacer para mejorar tu vida

res tú quien consciente o insconscientemente crea una gran parte de su realidad
César Piqueras
@cesarpiqueras
viernes, 20 de mayo de 2016, 10:04 h (CET)
Muchas personas queremos avanzar, evolucionar y aspirar cada vez más a una vida con mayor satisfacción. En este post me gustaría hablarte de lo principal que puedes hacer para mejorar tu vida…

Buenos días! ¿Cómo estás? Espero que empieces este viernes con energía y ganas de disfrutar del día. Yo empiezo en Sigüenza, una ciudad Castellana preciosa a la que vengo de vez en cuando con Belén. Aunque en este caso he venido por motivos de trabajo, ya que estaré un par de días en un Coaching de Equipos con una empresa del sector médico-quirúrgico. El día empieza genial, con un running de 8kms por El Pinar, una zona preciosa llena de naturaleza.

Cómo mejorar tu vida
Estamos condicionados por un temperamento (ADN) y por un carácter (experiencia de vida) que nos ha traído hasta aquí. En demasiadas ocasiones creemos que “somos así” y que no podemos hacer nada por cambiar nuestra realidad.

En otras ocasiones sin embargo, la vida nos demuestra que cuando nos tomamos en serio algo lo conseguimos, somos capaces de vencer a todos los pronósticos de fracaso y conseguir el éxito.

Uno de los términos que explica esto en el mundo de la psicología es que el se conoce como Locus of control (creo que en castellano se dice solamente “locus”).

En definitiva este concepto lo que nos dice es si un sujeto percibe el origen de los eventos, conductas y comportamiento como algo externo a él (que viene de fuera y provoca una respuesta en él o ella) o interno (que nace desde dentro).

De esta forma, personas con un locus externo suelen pensar que ellos no tienen nada que hacer para cambiar su realidad. Algo así como que el mundo entero confabula para que tú consigas lo que tienes. Pero que tú, por ti mismo/a, no tienes mucho que hacer.

Como puedes adivinar, este tipo de perfil siempre estará diciendo aquello de:

Es el destino…
La crisis ha hecho que cerremos nuestro negocio…
No hay nada que hacer…

Los resultados no serán muchos, como también puedes adivinar.

Sin embargo, si tenemos una sensación de locus of control interna, quiere decir que nos sabemos responsables de que el cambio ocurra, y hacemos todo lo posible por provocarlo.

Esta característica es común a muchos empresarios y personas con éxito. Creen que pueden cambiar su realidad, y lo hacen.

En esta situación existe una mayor sensación de poder interno. Las cosas no van como van porque nadie lo diga, van como van porque tú te has metido en ellas. Y lo que tienes que hacer ahora es salir de ahí.

Ante cualquier problema en la vida, podemos decidir cómo tomarnos la solución. Podemos quedarnos llorando en una esquina o podemos aceptar la realidad y hacer lo posible por cambiarla.

La cuestión es que quejarte no va a servir de nada.

Tampoco servirá echarle la culpa a otros de tus desdichas.

Ni siquiera autocomplacerte y sentirte un poco más patito feo.

Lo único que va a cambiar tu realidad es que hagas acciones encaminadas a cambiarla.

Que quieres más clientes, llama.
Que quieres cambiar de trabajo, muévete.
Que quieres crear tu empresa, empieza.
Que quieres adelgazar, cuídate.
Que quieres ser más feliz, sonríe.

Lo cierto es que tu realidad no está escrita, ni tu destino, en ninguna parte.

No existe el destino, el destino es “lo que ocurrirá”, y eso dependerá de ti sobretodo. Como decía el maestro Sabina en una de sus canciones estrella “cuándo me hablan del destino cambio de conversación”.

Normalmente creamos nuestro futuro sin darnos cuenta, lo hacemos inconscientemente, no sabemos cómo, pero muchas veces acabamos metidos en un pozo en el que no queríamos haber entrado.

El poder de las creencias es mayor del que crees, y también del guión de vida que en tu pasado se escribió para ti.

Pero todo eso puedes cambiarlo, puedes mandar a tu pasado a freir espárragos.

El presente es tuyo, no es de nadie. El futuro te pertenece.

Repito: el futuro te pertenece.

Si no has tomado conciencia de esto, o si no eres capaz de creértelo, entonces tienes que tomártelo más en serio. O esa sensación de que todo te pasa a ti, de que eres una víctima del sistema, de que no puedes conseguirlo, te acompañará hasta el último día.

Ahora depende de ti si quieres seguir haciendo más de lo mismo o si quieres cambiar las cosas.

Hay personas que cambian las cosas, y los resultados son sorprendentes, y además son más felices.

Que tengas un gran día.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Yihadismo que no cesa

Parece que estamos entrando en una nueva etapa de la historia europea

Muchas personas mayores, pero pocas personas sabias

Sólo la actitud que se tiene al ir entrando en años define cuanta plenitud de vida posee una persona de edad

Fariseismo religioso

El fariseísmo, sea religioso o político, mata todo lo que toca. Una sociedad edificada sobre la mentira se destruye

Matanza en Barcelona

Es una guerra y somos tan inconscientes que decimos no tener miedo

¿Seguiremos soportando desplantes de la CUP y los separatistas?

¿España no es capaz de acabar, de una vez, con semejantes incordios?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris