Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Social   Informática   -   Sección:   Opinión

Niños enredados

La práctica que va en aumento de enviar fotos íntimas resulta ser nociva cundo el amor de mi vida deja de existir
Octavi Pereña
martes, 10 de mayo de 2016, 09:32 h (CET)
La policía catalana detecta dos casos por semana de difusión de fotos de menores en Lleida. Internet, móviles, Smartphones, Whatsaaps, son dispositivos altamente conectados que pueden facilitarnos casi instantáneamente información. En este sentido son herramientas que pueden darnos la información que deseamos con mucha facilidad y sin tener que movernos de casa o de la oficina. A la vez, tienen el peligro, ya que la información que se les suministra prácticamente es indestructible. Debido a ellos se debe ser muy cuidadoso a la hora de introducir información de tipo personal, sea erótica o no.

El sargento Xavier González Espinet, responsable de la Oficina de Relaciones con la Comunidad asegura que “uno de los problemas más frecuentes es el caso del menor que ha enviado a una persona de su entorno fotografías de carácter íntimo…los menores deben saber que cuando se hacen un selfie y lo cuelgan en la red pierden el control de dicha imagen.

Nos espantamos ante la alarma que se genera cuando niños y adolescentes envían fotos íntimas que se convierten en boomerangs que los golpean fuertemente. ¿Qué ejemplo damos los adultos a los menores? ¿Qué tipo de modelos son los padres para los hijos? Recientemente se ha descubierto el acoso a celebridades norteamericanas, por este motivo. En nuestra casa tenemos los casos de Olvido Hormigos, regidora en el ayuntamiento de Los Yemenes que gravó y envió fotos en posturas que jamás se deberían haber producido, i de Teresa Terelu, presentadora de televisión. ¿Qué pueden decir estas mujeres a sus hijos? ¿Cómo pueden justificar sus inmoralidades? ¿Cómo pueden explicar a sus hijos lo peligroso que es enviar por Internet fotos íntimas si ellas han caído en la trampa del exhibicionismo?

En nombre de la libertad sexual y de que somos dueños de nuestro cuerpo y que con él podemos hacer lo que nos plazca, estamos banalizando el sexo. No debe extrañarnos, pues, que niños que nacen y se crían en hogares en los que se habla del sexo de manera degradante y envueltos de imágenes que objetivizan a la mujer y que de tanto repetirse llegan a la conclusión de que esta es la manera correcta de considerar a la mujer. No debe extrañarnos que la policía catalana diga que la edad media de menores implicados en el envío de imágenes comprometedoras sea de 12-15 años.

Hoy, con la negación masiva de Dios y de su Ley se ha creado una sociedad carente de pudor: Aversión del alma hacia aquello que puede ofender la decencia, también la modestia. Cuando se atenta una y otra vez contra el pudor, las celebridades se encargan de enseñar que es normal mostrar públicamente las partes íntimas de sus cuerpos con vestidos que tapan poco y presentándose en público con transparencias que lo enseñan todo, se crea una adicción al sexo que es insaciable. La palabra basta ya no existe. El profeta Jeremías describe así la sociedad que vive para el sexo: “Como caballos bien alimentados, cada cual relincha tras la mujer de su prójimo. ¿No habrá de castigar esto?, dijo el Señor. De una nación como ésta, ¿no se habrá de vengar mi alma?” (5: 8,9).

A continuación cito unos textos bíblicos que si son asumidos por los padres les podrán ayudar a instruir a sus hijos sobre sexo y no esperar que sea la pornografía que aprovechándose del vacío educativo se encargue de hacerlo de manera degradante y perjudicial para aquellos que la reciben y acepten las instrucciones tan perjudiciales para su salud moral.

“¿Qué hijo mío? ¿Qué hijo de mi vientre? No des a las mujeres tu fuerza, ni tus caminos a lo que destruye a los reyes” (Proverbios 31: 2,3)

“Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla, pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios” (Hebreos 13:4).

“Pues la voluntad de Dios es vuestra santificación, que os apartéis de fornicación, que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor, no en pasión de concupiscencia como los gentiles que no conocen a Dios” (1 Tesalonicenses 4: 3-5)

Victoria Villamil dice: “El comportamiento sexual compulsivo también denominado trastorno hipersexual, puede destruir la vida de una persona de la misma manera como lo hacen la adicción al alcohol o a las drogas”.

Valerie describe su experiencia adictiva al sexo, así: “Para muchos la adicción al sexo es una forma de automedicación para borrar la angustia, desesperación y el miedo paralizante que obsesiona desde la niñez. Con el propósito de aligerar la soledad y el miedo de no ser amada, buscaba el amor en lugares equivocados. Debido a mi adicción al sexo arruiné dos matrimonios. Perdí el trabajo y la vivienda y me quedé en la calle”. Después de una década de travesía por el desierto Valerie intentó suicidarse con una sobredosis de medicamentos.

Banalizar el sexo y utilizarlo como automedicación para esconder los problemas emocionales conduce a empeorar las situación porque de las llamas se cae sobre las ascuas. Los expertos dicen que la infelicidad creciente es la causa del envío de fotos íntimas y de la adicción a Internet. Los afectados por las situaciones no gratificantes que se dan en los hogares lo intentan suplir con el sucedáneo que les ofrece la red con el resultado nefasto de hacerse adictos al sexo en línea.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Qué puedo hacer yo?

Hasta hoy, el siglo XXI ha sido una sangría inquietantemente evolutiva de Derechos humanos. Dejemos las lamentaciones para iniciar las reparaciones

Okupas, terrorismo y protocolo

“Hay algunos tan obsesionados por la prudencia que, a trueque de evitar cualquier error minúsculo, hacen de toda su vida un error” A. Graf

Degeneración frente a regeneración

Aquellos polvos trajeron estos lodos y no va a ser fácil que la corriente se lleve toda esa ‘porquería’ social y política

Yihadismo que no cesa

Parece que estamos entrando en una nueva etapa de la historia europea

Muchas personas mayores, pero pocas personas sabias

Sólo la actitud que se tiene al ir entrando en años define cuanta plenitud de vida posee una persona de edad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris