Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Diario de un español en crisis   Política   -   Sección:   Opinión

Veleidades y preacuerdos

a última propuesta del mago de Oz de la coleta ha sido su programa
Francisco Morales Lomas
miércoles, 17 de febrero de 2016, 08:38 h (CET)
Nunca había habido en la política española tanta necesidad de travesear. Parece que nuestros políticos sienten una inclinación especial para hacer el ganso.

Es un lenguaje maravilloso esto de llamar reuniones a las puestas en escena con amagos de hablo pero no hablo. De no te juntes con aquel o me voy con el otro. En Primaria el alumnado tiene comportamientos menos oblicuos. Pero la farándula es el momento sublime antes de llegar a la tragedia. País de charanga y pandereta lo definió el bueno de don Antonio Machado, del que estos días (el 22) se cumple el aniversario de su muerte en Colliure.

La última propuesta del mago de Oz de la coleta ha sido su programa, con el que ha lanzado un apóstrofe incendiario en las formas y en el fondo al advenedizo de Pedro Sánchez. Hace unas semanas le hizo el consejo de ministros. El lunes le hizo un nuevo roto en la moral de Sánchez, en la línea de flotación de su jactancia. Con lo que duelen los ataques a la vanidad.

En realidad, esta especie de opereta bufa tiene todos los condimentos para hacer una farsa que hubiera sido el deleite del ingenioso Valle-Inclán, que ya se lució con aquella España finisecular. Los personajes de este nuevo teatrillo son el hazmerreír de los españoles que asisten jocosos ante tanto espectáculo de corbatas, de negación de corbatas, de pajaritas, de camisas blancas y de un gobierno de progreso.

Mientras tanto, Rajoy, hombre-tancredo, contumaz y arrogante, asiste al evento metiendo cuchara y sacudiendo todo lo que puede al guapo, que a los guapos, como decían los boxeadores pendencieros, hay que partirles la boca. ¡Ay, Rajoy, el limpiador de corruptelas! ¡Sé fuerte! Todavía no se ha enterado que ya no existe. Que ya es un personaje antiguo, como toda su política, como todas sus miserias. Pero pudiera seguir existiendo con tanto juego escénico. Que los españoles ya se tapan la nariz o han perdido el olfato.

Todos se preparan para la merienda electoral próxima colocando sus bancadas y sus caballos en las mejores posiciones. Pero mientras tanto hay que pasar un buen rato y despachar al vecino, hacerlo caer en contradicciones, ridiculizarlo, cabrearlo y negarlo. La política española actual nace desde la negación. Los españoles ya no queremos las dos Españas sino las cuatro, las cinco o las seis. Farsa y licencia de los políticos castizos.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris