Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Demagooglerías   -   Sección:   Opinión

Tópicos en utopía

Como maltratar las palabras en el discurso del día a día
Ángel Pontones Moreno
@boucicaut71
martes, 2 de febrero de 2016, 08:05 h (CET)
La crisis le golpeó a destiempo, haciéndole sentirse único, y a ratos incluso habitante de un planeta distinto al del resto. Cuando estos (los demás) navegaban en una relativa y artificial estabilidad, él languidecía por falta de oportunidades, del mismo modo que lo hacían los prestamistas y los apóstoles del apocalipsis. Igual que no recordaba cómo había llegado a aquel estado indolente propio de alguien que se ha cansado de coleccionar días grises, olvidó el momento en que salió de él, cuando volvió a sonar el teléfono o el zumbidito del wasap, y el día a día volvió a ser una aventura ilusionante. Los dramas particulares que contemplaba en los noticiarios incidían en su desarraigo respecto al mundo que le rodeaba. Algo parecido les sucedía a los fabricantes de taquígrafos con luces. Era tentador llegar a sentirse culpable de prosperar en el desierto.

Su tarea era pintar. Pintor de líneas rojas, naturalmente. No había día en que alguna agrupación no le encargara dos o tres, trazadas en medio de propuestas aparentemente irreconciliables. Por eso, por el “aparentemente”, es por lo que nuestro hombre usaba siempre pinturas lavables.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

No todo se solventa con la prisión

Hay penas que sólo pueden penarse en familia

Renovarse o morir

Desde la militancia apelamos a la honestidad personal e intelectual del futuro líder, su competencia política y su lealtad a una España sin fisuras ni frivolidades nacionalistas

Amenazas para España: separatismo, feminismo combativo y Justica populachera

“Resulta que no sirve de nada que se cierren las heridas si se cierran con la mierda dentro” Nerea Delgado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIX)

El deseo de dar de comer todos los días a los de la propia familia consigue lo que no hace la convicción

Ser estoico

El libro de Massimo Pigliucci titulado Cómo ser un estoico nos hace reflexionar sobre la conducta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris