Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   La tercera puerta   -   Sección:   Opinión

Mercenarios en política

Xabier López de Armentia
Opinión
martes, 30 de diciembre de 2008, 13:05 h (CET)
En un mundo donde el poder está repartido entre cuatro grandes que controlan a su gusto tanto el “cómo” como el “porqué” de las acciones que se llevan a cabo a lo largo y ancho del planeta, pocas opciones nos quedan a los que estamos bajo su control, pocas opciones nos quedan a los habitantes del planeta.

Si a este fenómeno, ayudado en todo momento por el sistema económico actual, un capitalismo galopante que no entiende de culturas, costumbres y seres humanos, le sumamos una de las mayores lacras que tiene el actual sistema político de cualquier país, la presencia de mercenarios en política, el futuro se atisba muy poco esclarecedor.

Los políticos se preguntan por qué la ciudadanía no confía en ellos y en la política. Y aquí tenemos una de las razones principales. En la actualidad existen dentro del denominado mundo de la política, muchas personas que están simplemente para ganar dinero, para llenarse más rápido los bolsillos, y contemplar el futuro desde una residencia en unos de los miles de sitios paradisíacos del mundo, sin tener mayor complicación. Este fin puede llegar a ser loable, pero el problema reside en que durante su mandato público ha dispuesto de una serie de tomas de decisiones que han afectado y afectan a toda la ciudadanía. Esas decisiones son tomadas en cuenta por intereses propios y nunca por intereses generales, como deberían ser.

El político de hoy en día, y hablo en general, porque no puedo hablar de todos y cada uno de los casos, ya que existen políticos honrados y honestos, busca su propio interés, busca enriquecerse y no le importa lo más mínimo la realidad de su sociedad.

Evidentemente existen otro tipo de fenómenos dentro de este marco, que son los denominados mercenarios políticos de ideologías, los cuales hoy defienden a ultranza una serie de postulados políticos, cuando cuatro años antes defendían completamente lo contrario. Estas personas, llamadas vulgarmente “trásfugas”, abundan en la clase política de hoy en día. No hace falta que recordemos casos concretos, todo el mundo sabemos de quiénes hablamos.

Mi objetivo no es otro que denunciar a esas personas que se encuentran en política para servirse de ella, y no para servir a la ciudadanía. La política tiene que ser el mecanismo por el cual busquemos y creemos una sociedad más justa, más igualitaria, un reflejo de las inquietudes, de las necesidades de nuestros ciudadanos y ciudadanas. Un reflejo del ciudadano de a pie.

Noticias relacionadas

¿Profecías de Sánchez para el 2040? Antes habrá arruinado España

“No pierda la cabeza, nada ocurre como está previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.” Daniel Pennac

Menosprecio hacia la vida de algunos

Todos nos merecemos vivir para poder obrar y dejar constancia de lo que uno hace

Lastres y estercolero en la Sesión de Control al Gobierno

​Para el PP, la Sesión de Pleno del Congreso de los Diputados número 156 empezaba lastrada

Rajoy, Sánchez y el mito de Ícaro

“En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él” John Fitzgerald Kennedy. 35º presidente de los Estados Unidos

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris