Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Lectores
Lectores
Pedro García, Lleida

Lo que está ocurriendo estos días entre EEUU y China es una muestra de lo que puede ser , mejor dicho, ja está siendo. Por ello, me parece que, en las relaciones comerciales, hay que garantizar la protección de sectores decisivos como infraestructuras, comunicaciones, tecnología y finanzas. Europa debe garantizar la supervisión del 5G y que la expansión de algunas compañías no sirva para que información muy sensible y datos privados acaben en manos de un Estado como el chino, que utiliza la tecnología y la inteligencia artificial para imponer un sistema totalitario.

La Nueva Ruta de la Seda no es un proyecto de cooperación multilateral sino una ambiciosa fórmula de hegemonía que se extiende desde Asia hasta América Latina. Por eso es preocupante que dos socios europeos como Grecia e Italia se hayan integrado en esta iniciativa imperialista sin coordinarse con el resto de socios de la Unión Europea.

Artículos del autor

Me sorprende ver a Junqueras y Puigdemont presentarse como víctimas que nunca han roto un plato. Yo recuerdo perfectamente cuando se burlaban de la Justicia y se hacían fotos riéndose con las notificaciones judiciales, recuerdo cuando pisoteaban leyes y sentencias diciendo que había que “desobedecer”. Eso ni en España ni en cualquier país del mundo quedaría impune.

No es, en lenguaje juvenil, celebrar el Día Internacional de la Vida una cuestión de postureo en torno a una manifestación y a una fecha, 25 de marzo, señalada en el calendario, sino un trabajo constante y diario de mucha gente en defensa de la vida. Su enorme labor, más meritoria aún en medio de tantas dificultades, es un signo claro de esperanza, que sirve además para que cada 25 de marzo recordemos, de manera especial, que toda vida humana es valiosa, única e irrepetible y que tiene una dignidad que no se pierde con la edad, la enfermedad o las circunstancias adversas.

Enlazar siempre ha sido una actividad positiva, una actividad de juntarse con los demás para conseguir algo bueno que uno solo no puede alcanzar, pero que si puede si se junta con otros. Incluso entrelazar tiene el sentido de formar un conjunto homogéneo a partir de cosas diversas. Los lazos de sangre, los lazos que permiten ligar, fomentar amistad o amor, juntar, conectar, pero siempre con respeto hacia el otro, sin invadirle, ni atosigarle.

Dice Eclesiastés:”Mejor es ir a una casa de luto que ir a una casa de banquete, porque aquello es el fin de todo hombre, y al que vive lo hará reflexionar en su corazón.” Pero, ¡qué difícil es abrir la mano para dejar ir! A pesar de lo que se podría pensar, es más difícil abandonar lo que nos esclaviza, que agradecer lo que nos libera. Por ejemplo, es más liberador ser que tener, rendirse que luchar, abrir la puerta que cerrarla, perder que ganar, abrir la mano que cerrarla, aceptar lo que nos viene que patalear…

Para construir una sociedad de los cuidados no basta contar con medios técnicos y profesionales. Se requiere una nueva cultura en la que todos se sientan responsables de todos. Y ese precisamente era uno de los mensajes de la marcha en Madrid de la Plataforma “Sí a la vida”. Lo que empezó como denuncia de las políticas abortistas, especialmente en la etapa de Rodríguez Zapatero, se ha transformado en una campaña para generar conciencia de que toda vida merece la pena.

Nada tenemos que alegar a la concesión del tercer grado penitenciario a Oriol Pujol, con los beneficios que conlleva, pero sí reparar en la diferencia de trato con otros reclusos que, como Pujol, no representan peligro alguno para la convivencia social y a los que se mantiene sin progresión de grado, pese a que sus circunstancias personales lo permiten.

La delicada situación de Navarra requiere iniciativas generosas como ésta. A nadie se le escapa la estrategia del nacionalismo vasco desde la Presidencia de la Comunidad Foral. Uxue Barcos, con el apoyo explícito de Podemos y de EH Bildu, no ha escondido en ningún momento su deseo de favorecer la anexión de Navarra al País Vasco, y ha llevado a cabo una política sectaria, marginando a una mayoría de navarros. Mientras tanto el PSOE prefiere acercarse al frente nacionalista antes que pactar con el centro-derecha constitucionalista.

Lo conocí en 1992 durante un evento del partido socialista en Mallorca. Era entonces Ministro de Educación y, en mi opinión, la última persona a la que podía acudir. Por entonces, yo era un inmigrante legal con contrato de trabajo por cuenta ajena y dependía de la homologación de mi título de médico especialista para poder ejercer plenamente en España.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris