Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Lectores
Lectores
L. Esquena, Girona
Merkel y Macron, el día siguiente de que este tomara posesión, se reunieron en Berlín. En el discurso que había hecho Macron, en su toma de posesión como presidente de la República, apostó por una Europa refundada y relanzada. Al tiempo, el partido de Merkel se hacía con una clara victoria en las elecciones de Renania del Norte-Wetsfalia. El resultado permite pronosticar un nuevo mandato de la líder de la CDU.

Los dos hechos señalan la posibilidad de un impulso para el proyecto europeo, más necesario que nunca, a juzgar por lo que está pasando en Estados Unidos y en otras partes del mundo.

Artículos del autor

El diálogo teológico con el Islam busca el reconocimiento común de Dios como creador de la vida humana, que por ello es sagrada y debe ser siempre protegida. Y que ese mismo Dios misericordioso quiere para todos la paz.
PeDesde la perspectiva que día a día traslada la calle, da que pensar que ALGUIEN, muy listo, con otros, seguidores del listo, y con otros muchos “llenadores de plazas mitineras” desea proclamar el fracaso de la quinta del 78.
El autor del libro bíblico del Eclesiastés, al enumerar los tiempos de la vida del hombre, recuerda entre otros: tiempo de ganar y tiempo de perder; tiempo de callar y tiempo de hablar; tiempo de amar y de tiempo de odiar; tiempo de guerra y tiempo de paz.
Verdaderamente, si nos enfrentamos al problema de la transexualidad con los ojos abiertos y sin prejuicios, con sincero deseo de ayudar, tenemos que reconocer que lo que se les ofrece ahora a los transexuales es una mala solución.
No siempre las contradicciones son producto de una mentira planeada. A veces, y aquí reside el problema, las contradicciones son inconscientes, por falta de meditación.
En el “Cuento de Navidad” de Dickens, Scrooge necesita de apariciones fantasmales para que se convierta y sea capaz de atender a los pobres.
El corrupto, al igual que cualquier otro delincuente, es un producto, una consecuencia, de la sociedad. Toda esta plaga de corrupción que asola nuestro país, compuesta por elementos que en un pasado no muy lejano eran considerados como la “flor y nata” de la sociedad.
Dado que estamos en época de pago de impuestos municipales, recientemente me he acercado al ayuntamiento de mi ciudad, Lérida, para solicitar la información sobre trámites, calendario y recibos –IBI, basuras, etc-.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris