Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Catalauña   Pedro Sánchez   Gobierno de España  

Fulero golpismo catalán

El golpismo ha llegado a creerse un Estado que no existe y una república que no pasa el corte de “bananera”
Jesús  Salamanca
jueves, 6 de agosto de 2020, 09:25 h (CET)

Al golpismo catalán y al gobierno de la Generalidad se le ha llenado la boca con el manoseado artículo 11.1 de la Ley Orgánica del año 1979. Se incide en que “corresponde a la Generalidad la ejecución de la legislación del Estado en materia penitenciaria”. Decíamos hace unos días que, precisamente, en virtud del mal uso del Real Decreto del año 1983 -- sobre traspaso de servicios en materia de Administración Penitenciaria-- se han cometido verdaderas barrabasadas, atropellos y atentados sociales que han llegado a permitir a los golpistas su endiosamiento, inusual en unos condenados y como si fueran héroes. Y lo son, pero de pacotilla circense. Que pregunten al Supremo y sepan cómo les han puesto orejeras.

El golpismo ha llegado a creerse un Estado que no existe y una república que no pasa el corte de “bananera”. Cada golpista, a su manera, ha creído reencarnar lo que Cataluña no es y han hecho un daño descontrolado al mundo de la empresa, a la convivencia y al Estado de derecho. Incluso veían normal la malversación por la que se les ha juzgado y condenado, todo en nombre de “su país”.

Permanecer en Lledoners los terroristas-golpistas no deja de ser una estupidez amparada en la ley. No sé qué pensarán los familiares de presos etarras a quienes se les aplicó la política de dispersión durante años. Es otra desigualdad entre desiguales. Han arruinado Cataluña y a los catalanes; miles de empresas se han marchado de allí ante la inseguridad jurídica y la algarada permanente; cientos de ellas en proceso de abandonar Cataluña. A ver por dónde sale ahora el titular del Juzgado nº 5 de Barcelona. En pocas palabras: más inseguridad para empresas y trabajadores.

Creo recordar que desde octubre de 2019, el Partido Popular viene reclamando que el Estado recupere esas transferencias de prisiones. Esos permisos a los golpistas es la prueba de que ninguna comunidad debe asumir competencias. No las saben gestionar y la ciudadanía tiene la percepción de sectarismo, desigualdad, chapuza y mofa. Nada volverá a ser igual para el golpismo.

¡Qué habrán pensado los demás presos cuando hayan visto que los golpistas efectuaban recepciones a autoridades, sindicatos y líderes fuleros como Iglesias Turrión! Pero es que también han hecho homenajes, celebrado cumpleaños, orgías de todo tipo, salidas innecesarias e ilegales para acudir a tratarse un resfriado, amenazas al Estado, petición de plebiscito, amenazas al actual rey, reafirmación de independentismo, soflamas en periodos electorales y un largo etcétera.

Hoy podemos comprobar que, desde la vulgaridad y el totalitarismo pagados con dinero público, se presenta a esa cuadrilla de delincuentes como héroes y se manipula a la ciudadanía con el sectarismo, la mentira y la amenaza. “No hay cosa más difícil de soportar que la fe ciega del estúpido”, decía R. Tagore.

Sabiendo de la sobrada profesionalidad y dignidad humana de Manuel García Castellón, Manuel Marchena y Pablo Llarena nos queda la suficiente esperanza para perder el miedo a los trucos, trampas y raterías de “Sanchinflas” y su desgobierno de termitas que están convirtiendo a España en carcoma socialcomunista

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El mundo trasbalsado

Si se anda en las tinieblas no se puede encontrar el camino

¿Qué es para nosotros el Adviento?

Si en este tiempo de Adviento solo pensamos en pasarlo bien cuando llegue la Navidad, como cristianos no hemos entendido nada

Traspasar, reprobar, suspender, o aguantar al madrileño Pedro Sánchez

El Gobierno de coalición se ha comprometido con ERC, de momento aunque puede que haya algún otro compromiso, a tratar de forzar a la CAM para que suba sus impuestos

El mundo no puede ser una cárcel

“Volvamos a ser personas de sueños. Movilicémonos a la acción, a la cooperación y al compromiso. La cuestión es de voluntad”

Menos iluminación y más luces

En estos últimos días se han podido escuchar comentarios sobre las “pocas luces” de algunos malagueños que comparto
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris