Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Jesús Salamanca
La tronera
Jesús  Salamanca
Desde el PSOE y Podemos han querido encender el totalitarismo al estilo chavista, pero eso en España dura lo que un caramelo a la puerta de un colegio

Al Gobierno español le aterra la verdad con respecto a los miles de muertos por su calamitosa gestión, por eso hay que buscar un plan como sea y caiga quien caiga. La realidad del desprecio a los muertos acoquina a la izquierda, pero es su gestión y es lo que hay. Al Gobierno le gustaría que desaparecieran para salvarse y, a la vez, despenalizar al presidente más embustero y cínico de los últimos nueve lustros.

Nunca habíamos conocido presidente “narciso”, desmemoriado y tan alejado del pueblo; hace tiempo que empiezan a darse en él síndromes diversos y preocupantes: desde el de “Diógenes”, por lo que ya es su propio Gobierno, hasta el de “Estocolmo” tras identificarse con el grupo Bilduetarra, pasando por el síndrome de “Medea”, devoradora de sus hijos, si por estos tomamos a quienes más le apoyaron para que medrara tras no poder hacer el cambiazo de urna en la sede de Ferraz.

En este Gobierno, a cuyo vicepresidente segundo ya apunta la Fiscalía General de EE.UU., cargarán con ellos como culpables principales por su dejación de funciones. Sus ideologías no resuelven problemas, pero sí son las indicadas para mantener viva la crispación, la división social, la polarización permanente y el enfrentamiento. Además precisan con urgencia de los extremistas que anhelan destrozar la convivencia, la economía y el país aunque sea apoyando el terrorismo que los hizo sufrir y al que la “X” de Garzón no dudó en poner en cal viva desde las cloacas del Estado.

Consciente de las posibles críticas, es evidente que mientras el delegado del Gobierno en Madrid, Franco Pardo, busca la crispación, el incentivo del odio y el engaño, la presidenta – Isabel Díaz Ayuso-- apoya a las claras a todos los sectores madrileños que han sufrido la crisis o la padecen todavía. Y vamos más lejos: al delegado del Gobierno le ha salido el tiro por la culata desde el momento en que los médicos madrileños desmontan la campaña contra Ayuso: “No hemos abandonado a su suerte a los mayores en las residencias”. El colegio profesional de médicos rechaza que se haya negado la asistencia; tal vez por eso es por lo que José Manuel Franco Pardo anda por las esquinas de Madrid cual cadáver político a quien todos apuntan con el dedo: mentiras, falsificación, incitación al odio, inquina, desidia, paranoia política…

Y si el delegado socialista del Gobierno busca propagar la guerra de guerrillas para crear mala imagen de la ensalzada gestión de la comunidad, Díaz Ayuso apoya, trabaja y se desvive por los 179 municipios que componen la comunidad madrileña, sin detenerse en colores, ideologías o rencillas. La ciudadanía ve a diario ese trabajo y sacrificio. En el delegado del Gobierno no se ha visto nada que no sea provecho propio, engaño en el currículum y falsedad ideológica; es decir, ve al Gobierno de la nación.

Desde el PSOE y Podemos han querido encender el totalitarismo al estilo chavista, pero eso en España dura lo que un caramelo a la puerta de un colegio; es decir, el tiempo que se tarda en parar los pies a quienes degeneren la convivencia. Y si el Gobierno español no tuviera suficientes problemas económicos, se está encontrando con dos más: los pagos del Ingreso Mínimo Vital (IMV) y el informe de William Barr contra Pablo Iglesias.

El primero es que la previsión del Ingreso Mínimo Vital fue tremendamente errónea: no son 2.000M sino 4.600M de euros, hasta ahora, porque faltan muchos miles de solicitudes de procesar, lo que descoloca más toda la cuestión económica. El segundo es que la Fiscalía General de EE.UU. pone negro sobre blanco que Pablo Iglesias podría estar vinculado con grupos terroristas internacionales. Al parecer, tanto desde EE.UU. como desde varios países de Sudamérica llegan noticias sobre los vínculos de “miembros de Podemos con extraños negocios y organizaciones, sobre todo relacionadas con Venezuela y sus tentáculos en varios países del mundo”.

Tiempo tendremos de analizar esto último, pero alguien debería aclarar cuanto antes --y no solo la prensa comprometida contra el terrorismo o el fiscal general estadounidense-- las posibles relaciones entre el informe de William Barr, Hezbolá, pasaportes venezolanos falsos, presuntos contactos de terroristas en España con el líder podemita, País Vasco y entorno de ETA, tráfico de estupefacientes, preocupación de la OTAN y financiación de Podemos, entre otros.

“Mil21.es” y “Heraldo de Cuba” se han tomado muy en serio la cuestión sobre el “marqués” de Galapagar y no dejan de airear información. Sin duda, esto a España le saldrá caro porque Europa no dará ni un euro mientras no haya claridad al respecto. No hay credibilidad de ningún tipo en el Gobierno español y Nadia Calviño puede acabar muy tocada. El presidente ya lo está. Ésta es la cera que arde.

Artículos del autor

El PSOE no parece haber aprendido nada bueno desde la crisis de 2008. Sus presuntos ‘valores’ precisan de una inmediata revisión. Entender la política como lo hace José Manuel Franco, delegado del Gobierno en Madrid, es un atentado a la dignidad, una bofetada a la convivencia y un claro delito de odio por la crueldad que expande entre los alcaldes socialistas.

Me cuesta entender que ostente la titularidad de la Delegación de Gobierno de Madrid una persona que ha falsificado su currículum diciendo ser licenciado en Ciencias Matemáticas, a sabiendas de que era falso. Bien es verdad que si el jefe falsifica y plagia su tesis doctoral.

Apenas cuatro días desde que el Gobierno central abrió el plazo para solicitar el Ingreso Mínimo Vital y ya se vislumbra la masificación que lo pedirá, así como la gran cantidad de desestimaciones que se van a producir. Muchas provincias están preocupadas por el bloqueo de los servicios sociales

Sería justo que quienes reciban el Ingreso Mínimo Vital (IMV) a cargo del Estado prestaran a cambio una colaboración en alguno de los sectores de la vida laboral dependiente de los poderes públicos, aunque solo fueran algunas horas al día.

Viniendo de donde viene no se podía esperar otra cosa del “marqués” de Galapagar, Pablo Iglesias. Parece que a los “Pablos Iglesias” les persigue la falsedad y la mentira. El socialista, a quien consideran fundador del PSOE, no tuvo inconveniente en ocultar su verdadero nombre, como está suficientemente demostrado por la historiografía.

¡Qué facilidad para mentir tiene el señor ministro de Justicia! Se nota que tiene un buen maestro en la persona de Pedro Sánchez: todo un experto en mentir y engañar. Aquel personaje del cuento, Pedro, sólo tenía igual el nombre y además únicamente mentía con el lobo y su llegada. Nuestro presidente no se ha especializado en una sola mentira: lo miente, trifulca y tergiversa todo; da igual un título que un doctorado.

Cada vez tengo menos dudas de que hay un plan oculto para deshacerse de Unidas Podemos y dejarlo fuera del Gobierno. Eso de que el “marquesito” salga tanto en televisión me hace pensar que entre Sánchez y Redondo se cuece algo.

En reiteradas ocasiones se ha negado Grande-Marlaska a equiparar económicamente a la Guardia Civil y a la Policía Nacional con las Policías autonómicas. Ahora ha querido apagar el fuego después de haber vertido gasolina a chorros, pero su demostrada cobardía y el verse acorralado le han llevado a intentar tapar la boca con dinero para calmar la rebelión en el Cuerpo.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris