Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Jesús Salamanca
La tronera
Jesús  Salamanca
​Mientras todo eso sucede, el “marqués de Galapagar” sigue agarrado a su poltrona

Tras comprobar que el Gobierno ‘sanchista’ sigue aturdido, el Ejecutivo de Díaz Ayuso trabaja para encontrar soluciones al Covid-19 y ha organizado el “Hackathon de Madrid” (#VenceAlVirus).

Díaz Ayuso, Isabel, ha dejado de ser una gran luchadora para pasar a ser la heroína de la “guerra” contra el Covid-19. Tras la carta del presidente, Pedro ‘Plagio’ Sánchez, en el mes de julio, donde pedía a 11 comunidades autónomas fuertes recortes en sanidad, después de que el PSOE la dejara reducida y devaluada con Rodríguez Zapatero, la presidenta de Madrid está demostrando que el Gobierno “bichavito” es un desastre, como así lo han calificado en la OMS y en la Unión Europea. ¿Hace algo a derechas este Gobierno? Han dado motivos suficientes para que la población se enfade y critique los abrumadores recortes. No dan una. El “affaire” de Turquía ha demostrado la inutilidad e ineptitud de esta caterva de “jugones” de la política con minúsculas..

Lleva unos días circulando un video en el que se echa la culpa a Rajoy de los recortes sanitarios. No parece que hubiera tales, según por propios datos ministeriales: los gruesos recortes sanitarios se acometieron en Andalucía cuando desapareció el dinero destinado a cocaína, putas y orgías. ¡En el caso de los ERE estamos hablando de 680 millones de euros!. A ello hay que añadir los 3.000M€ desaparecidos con “Mariasú” Montero, actual ministra de Hacienda. Ahora vemos a los medios de comunicación mercenarios de la izquierda ‘bichavista’ –armados solo con la mentira de los datos-- cómo hacen el caldo gordo al Gobierno y siguen consintiendo el circo de las preguntas en las ruedas de prensa soporíferas, falseadas y negociadas; eso sí, tras recibir rodilleras y situarse “mirando a Cuenca”. No dan más de sí.

De lo que sí entiende mucho este nefasto y negligente Gobierno es de estadísticas de “cajón de madera de tabla”. Veamos: el ministro estalinista y prochavista, Alberto Garzón, ha obtenido un dato de transcendental importancia, como es el descenso del montante económico de apuestas desde que se declaró el estado de alarma: “Hemos comprobado que ahora que no hay eventos deportivos (...) han bajado las estadísticas de apuestas deportivas”.

Y digo yo: también es significativo cómo ha bajado el consumo de alcohol en los bares y el de “Ribera del Duero” en las bodegas. Ni que decir tiene que el consumo de crudo también ha bajado en las gasolineras. Todo ello lo ha constatado él solito consigo mismo, tanto numérica como estadísticamente. No es de extrañar que las redes tilden al tal Garzón de “lumbreras”, “caso médico” o “paranoico visceral”, en tanto que muchos particulares le instan a que cambie de “camello” y de proveedor de “polvos de talco”.

Piensen, amigos lectores, que la ministra de Trabajo no le va a la zaga al tal Garzón. No solo se parte de risa con los 10.000 muertos y con los datos del paro sino que, sin saber lo que es un ERTE, intentaba ser didáctica. En su intento de compararlo con una baja por maternidad ni siquiera ella entendió lo que decía: “Los ERTE no son paro, pero los trabajadores y trabajadoras están parados y paradas aunque los del paro cobrarán y los de los ERTE, si paran, estarán parados y paradas unos y otras, pero otros y otras no y cobrarán en parte, pero aún no sabemos quiénes son ERTE y si serán ERTE o no lo serán. Es el mismo caso de una baja por maternidad”. No se puede explicar un ERTE con más estupideces subordinadas, menos didáctica y más chapucera. Al final, reconoció que no sabía explicarlo. Podemos en su salsa envenenada.

Cuando ya sabemos que se prorrogará el estado de alarma, pendiente de las Cortes, nos enteramos de que Salvador Illa no asistió a la cumbre que la OMS organizó en Ginebra los días previos al 8M: se trataba de hacer frente al coronavirus. Pensaban que era un simple constipado. De momento ya llevamos casi 12. 000 fallecidos y subiendo, además de los 124.736 infectados. Por suerte los recuperados ya rozan los 35.000.

En fin, que tras comprobar que el Gobierno ‘sanchista’ sigue desnortado, el Ejecutivo de la Comunidad de Madrid trabaja para encontrar soluciones al coronavirus y ha organizado el “Hackathon de Madrid” (#VenceAlVirus) para combatir al Covid-19 con aportaciones de científicos, universitarios, expertos sanitarios, profesionales innovadores y la sociedad civil. Se trata de “encontrar respuestas en torno al coronavirus”. De nuevo, Díaz Ayuso destroza al Gobierno socialcomunista y se pone por delante de él en gestión y soluciones. ¿Será el momento de proponer a Ayuso como sucesora inmediata de Pablo Casado?

Mientras todo eso sucede, el “marqués de Galapagar” sigue agarrado a su poltrona. Se esperaba su cese esta misma semana, pero ha hecho lo de la lapa, no sin improperios, desplantes y amenazas. ¿Se acuerdan de su estupidez de coaccionar a la ciudadanía con el artículo 128.1 de la Constitución? Pues eso mismo. Pero tranquilos que hay antídoto también constitucional. En fin, siguen pintando bastos negros en el Gobierno bipolar.

Artículos del autor

A la vista está la falsedad de esta formación prochavista, colaboradora del narcodictador venezolano y responsable de la tensión generada en un sector de la población con el exabrupto de Pablo Iglesias al amenazar con el contenido del artículo 128.1 de nuestra manoseada Constitución.Como mensaje me parece acertado el entrecomillado del principio, pero ya saben aquello de “Dame pan y llámame perro”, “Haz lo que yo digo, pero no hagas lo que yo hago”, “No es lo mismo predicar que dar trigo”… Muchos dichos consolidados hay en nuestro refranero para ese entrecomillado que, por cierto -- transcurridos seis años-- no merece la pena tenerlo presente.

Hay que salvar las televisiones privadas para que no hablen mal de su pésima gestión, pero no miran las morgues abarrotadas de ciudadanos y ciudadanas que fallecieron por su negligencia.


La izquierda gubernativa no atenderá necesidades de la población, pero nunca faltará dinero para sus medios de comunicación, altavoces propagandísticos, ‘agitprop’, vocingleros y periodistas con rodilleras.


Cada día el gobierno “bichavista” aumenta el capítulo de irresponsabilidades, torpezas y represivo sectarismo. Fíjense en el ejemplo: un autónomo está obligado a quedarse en casa, sin ingresar ni un solo euro y es multado si no cumple. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se pasan la cuarentena por el “arco del triunfo” y siguen cobrando.

Ayer decía en este mismo medio que “antes de que esto vaya a más, SÍ es el momento de pedir DIMISIONES. Y la Fiscalía --si no quiere hacer más el ridículo-- ha de entrar de oficio en la cuestión porque la hediondez es ya insoportable”.

Ahí tienes la respuesta, Pedro: numerosas entidades y asociaciones médicas se están organizando para hacerte frente judicialmente. Tu incompetencia te está acorralando. En el pecado llevas la amarga penitencia.


He empezado el día con el desayuno atragantado. Hay dos motivos que me han llevado a ello: en primer lugar, comprobar que ya tenemos 56.188 afectados y 4.089 fallecidos; tan solo nos superan en afectados China, Italia y EE.UU., pero respecto a los fallecidos ocupamos el segundo lugar después de Italia y por delante de China.

No ha habido Gobierno en España que no haya concedido indultos desde 1978, empezando por los de los reos que procesionan en Semana Santa, siguiendo por otros casos solicitados con poca envergadura penal y acabando por los etarras arrepentidos, enfermos o en fase terminal. Ahora también se van a ver en la calle los golpistas catalanes tras ser juzgados recientemente. Es lo que tiene retorcer la ley y que ésta no sea nunca cuenta justa como las matemáticas.


 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris