Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Jesús Salamanca
La tronera
Jesús  Salamanca
Sánchez ‘Cum Fraude’ ha heredado todo lo malo de Rodríguez Zapatero, ocupándose y preocupándose de cuestiones que poco o nada interesan a los españoles, sobre todo de cara al futuro

Me sorprende sobremanera que, con la que está cayendo en Cataluña, el Gobierno siga mirando al alero y sin ponerse a trabajar. La Constitución se nos va de las manos por la reiterada dejadez de nuestros políticos, muy alejados en su quehacer y preparación de aquellos que dieron ejemplo durante la transición.

No voy a insistir en que tenemos un presidente veleta porque ya han insistido otros compañeros en ello. Parece más entendido en el pasado que preocupado por el presente y el futuro: no hay más que echar un vistazo y hacer recuento de cuántos planes, leyes, normas o resoluciones ha sacado adelante en los meses que lleva en funciones; eso sí, trabajar, no trabajará, pero va a acabar gripando el Falcon.

Sánchez ‘Cum Fraude’ ha heredado todo lo malo de Rodríguez Zapatero, ocupándose y preocupándose de cuestiones que poco o nada interesan a los españoles, sobre todo de cara al futuro: empezando por la profanación de la tumba de Francisco Franco y la exhumación del cuerpo –si es que sigue allí y no fue trasladado en marzo de 1976-- y siguiendo por la ocultación de la compra de votos en Andalucía. Estoy seguro que si el ‘doctor Fraude’ pusiera tanto empeño en crear trabajo como en sacar a Franco de Cuelgamuros, trabajaría hasta él. Por cierto, el chascarrillo es plagio de un meme que circula por ahí; para fabricar plagios de tesis ‘fake’ ya está la máquina de la UCJC

La prensa alemana e inglesa decían hace unos días que el ‘doctor NO’ está excesivamente alejado de la realidad española. Muy preocupado por allegar asesores donde no hacen falta; gastar un dinero del que ahora no dispone; prometer lo que sabe que no puede cumplir; hablar de un diálogo que no domina ni practica….y, cuando vienen mal dadas, se marcha del país con cargo al erario público.

Una vez más vuelve a ser acusado de “fantasma” y de estar excesivamente preocupado por los muertos, cuando debería preocuparse de resolver los problemas de los vivos. Ahora, con la campaña electoral cercana y la presunta crisis que se avecina, y desconociendo que ya hay candidato de consenso en su partido, por si el PSOE gana las elecciones, vuelve a sacar a Franco en campaña electoral, ordena represaliar a los monjes benedictinos y entorpece la entrada de los niños en la escolanía del Valle de los Caídos; incluso llegó a dar orden de prohibir que se dijera misa en el interior del templo: vamos, casi como en los primeros meses de 1936 tras el triunfo del Frente Popular.

Y como los atropellos que va cometiendo no vienen solos, hace un par de meses, si la memoria no me falla, la ministra de Hacienda decía que “tenemos las jubilaciones más altas de Europa, en proporción a lo que han cotizado los españoles” y hasta el exministro, Solchaga, ha redundado en esta reflexión, afirmando que ningún español “ha cotizado lo que llegará a cobrar como jubilación”. ¡Chupa del frasco, Carrasco! Incluso el ‘doctor plagio’ no dudó en afirmar no hace mucho que “hay un margen importante para reducir las pensiones en España de hasta un 42% en los próximos tres años, con una tendencia a subir la edad de jubilación como en Europa”. Ayer “pipo” y hoy “popi”. Veleta, veleta. Torpe, torpe.

Entrecomillo lo anterior para que no me acusen de plagio, como han hecho altos cargos y hasta el propio presidente que -- en un acto de abuso desnortado-- llegó a utilizar fondos públicos para rebatir las acusaciones sobre su plagio; unas acusaciones que se han demostrado ciertas y certeras. Por cierto, sigue sin dar explicaciones al respecto en el Parlamento, al igual que tampoco ha tomado ejemplo de la directora general de Educación Concertada, Becas y Ayudas al estudio de la comunidad de Madrid. La máquina de dar doctorados en la UCJC se ha gripado. Ahora, vamos a ver si la comisión mixta –Ministerio y UCJC— se atreve a hacer justicia y anula las tesis “fake” detectadas. Y van…

Un presidente capaz de mentir en lo académico, en lo político y en lo personal, es capaz de mentir en todas las facetas de la vida. “Al mentiroso y al tramposo, al foso”, decía Séneca. De ahí que su credibilidad haya caído tantos enteros, sobre todo en el último año: no ha sido capaz de formar Gobierno ni ha sabido negociar (para él “negociar” es que la otra parte se ciña a sus antojos y ocurrencias). Incapaz de presentar y aprobar unos presupuestos para el país. No ha movido un dedo y ha vagueado en exceso. Ni siquiera ha trabajado, pero ha cobrado desde el primer día. Ha viajado para cuestiones personales con medios públicos y ha chuleado a periodistas y diputados, hasta que Casado le puso frente a sus contradicciones y Abascal frente al espejo de los horrores, falsificaciones y atentados del socialismo español en la Historia reciente predemocrática. Ni que decir tiene que Iglesias no se quedó atrás y le hizo ver que no es el ombligo del mundo aunque él se lo crea. Hasta el propio Rivera le hizo ver que, desde el punto de vista académico, tanto él como su tesis son todo un “fake”.

En unos días, los españoles vuelven a tener la palabra aunque después no se les haga caso en nada, ni siquiera vean resueltas sus preocupaciones. El ‘doctor fraude’ ya ha sido rechazado cuatro veces en el Parlamento. Soportar un presidente así es llevar al país al ridículo permanente. En Europa ya no tiene recorrido. En EE.UU. le toman por el “pito de un sereno” y el “chocho de un mejillón” (Véase el desprecio con que le trató Donald Trump, en la reunión del G20, con la expresión: “¡Siéntese y no moleste!”).

Parece que la única alternativa es deshacerse de él por la vía democrática, por eso el mejor comienzo es NO OTORGARLE VOTOS en las urnas e intentar que esté en la oposición con su equipo ministerial de ayudantes en entredicho permanente y de perfil contradictorio. Un voto al ‘doctor fraude’ no es un voto útil. Su objetivo principal era Franco; Cataluña para él no existe; a las comunidades autónomas las ha chantajeado; el 155 no lo sabe escribir; el adoctrinamiento hasta lo niega y la sectaria ley de Memoria Histórica se está quedando en simple memoria histérica..

En fin, con lo que hemos presenciado en los últimos días, me acuerdo del pensamiento de Bertold Brecht y no terminaré sin citar una de sus sentencias, tal vez la que más me gusta desde hace años: “Muchos jueces son absolutamente incorruptibles; nadie puede inducirles a hacer justicia”.

Artículos del autor

España vuelve a votar porque el nuevo fracaso de Sánchez aboca al rey a convocar elecciones. La ciudadanía ya no es fácil de engañar.

No hace mucho tiempo expliqué a mi alumnado -- todo él mayor de edad y con derecho a voto-- lo que era un plagio, cómo se detectaba y técnicas para intentar ocultarlo.

Estos últimos días están siendo una verdadera vergüenza para la política española, sobre todo en lo que se refiere al incautado barco “negrero” del Open Arms. Demasiadas sospechas sobre él como para no pensar que algo huele mal detrás de todo eso. No es de recibo que se vista como humanitaria una actuación presuntamente rodeada de ilegalidades, delitos, confrontación y desprecio a la ley. En esto último ha insistido la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Es difícil entender lo que viene sucediendo en el Partido Popular de Valladolid. Se mantienen los sospechosos en sus cargos, pero a los honrados los 'aniquilan', siguiendo la política de humillación que está extendiendo la formación de Alberto Rivera, “veleta mayor del reino de las Españas”. Esa actitud de Igea y de Ciudadanos es más que retrógrada, sospechosa y torticera.

Han reaccionado cuando han comprobado que la sociedad no aguantaba más el sectarismo y cuando los medios han difundido que en las aulas --desde la educación infantil-- se presiona al infante para que "beba" fascismo catalanista desde los primeros niveles educativos.La misma cobardía que ha esgrimido y aventado la Alta Inspección se ha puesto de manifiesto en el Ministerio de Educación y Formación Profesional que preside la mediocre ministra, Isabel Celaá, quien tras recibir informes objetivos de la situación se ha limitado a decir que "no es para tanto" y que esos informes son antiguos: Yo me pregunto: ¿Si son tan antiguos por qué no se actuó antes?

No olvide que es el líder de Ciudadanos en Castilla y León y tampoco que su jefe “veleta” es muy cambiante; además, usted destapó el pucherazo que pretendía eliminarlo en beneficio de la segoviana y “patatera mayor”, Silvia Clemente.

Cuando de un granero se sacan granos y no entran otros nuevos, al granero le pasa lo que a las huchas: si sacas y no metes…mal asunto. Pues eso mismo le ha sucedido al Gobierno de Castilla y León; no se ha renovado, se han tirado años a la bartola, veían imposible que el PSOE tocara poder y ya lo ven. ¿Se acuerdan de Pedro y el lobo? Pues también sirve el ejemplo.

Era suficientemente sabido que la anterior presidenta del Congreso había dejado el listón muy alto; hasta los propios diputados díscolos y dislocados, como Rufián, han hablado maravillas de ella. “Es rigurosa, se hace respetar y demuestra que sabe ser justa”, decía el diputado republicano catalán. Apenas han pasado cuarenta y ocho horas y la nueva presidenta ya se ha autoridiculizado, demostrando una ineficacia que da miedo y una formación jurídica nula.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris