Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Monarquía   República   -   Sección:   Opinión

Nunca comprenderé a los monárquicos

José Enrique Centén
jueves, 25 de septiembre de 2014, 07:26 h (CET)
Y, menos aún a los españoles, puede que anteriormente estuviese muy sujeto a ese lastre que es la religión católica, que aún hoy bendice, sustenta y parece doblegar a esta monarquía, ocurrió en el besamanos cuando entronaron a Felipe VI, todos los presentes le rindieron a él pleitesía con una inclinación de cabeza, salvo un caso, fue Felipe VI quien inclinó la suya ante Rouco Varela, una muestra más del poder de la iglesia en la actualidad. Poder que viene desde Isidoro de Sevilla al recoger una tradición sobre Túbal como antecesor de los íberos y de Iberia, engendró un gran número de reyes, siendo la dinastía tubalita la rama de la historiografía ibérica que pretendía asignar el origen mítico en Túbal (quinto hijo de Jafet y nieto de Noé), primer hombre que vino a España después del Diluvio Universal, origen del pueblo vasco y su primer rey ibérico, convirtiendo mito en religiosidad y España como tierra elegida.

Es curioso al observar frente al Palacio de Oriente de Madrid las estatuas de 20 reyes españoles, empezando por el godo que logró unidad en torno a un rey, Ataulfo, un invasor que solo reinó durante unos meses en el año 415 instalándose en Barcino (la actual Barcelona), dinastía goda que duró hasta Rodrigo en al año 711, dinastía arriana a pesar de que el arrianismo fuese una herejía desde el Concilio de Constantinopla del año 381; el resto de las estatuas son de 15 reyes cristianos. Pero no aparece ninguno de los Omeyas que reinaron desde el 757 al 1031.

Los godos fue una violenta dinastía, conocida como “morbo godo”, la oligarquía elegía el soberano, la mayor parte de las veces lo imponía la espada o el veneno y en algunos casos la Iglesia desde que Recaredo I se convirtió al catolicismo en el año 589.

Continuó con los Reyes Católicos, porque Isabel arrebató en 1474 el trono a Juana (la Beltraneja), hija de Enrique IV rey de Castilla, hermano de Isabel, por considerarla hija ilegítima, después de suceder dinásticamente a su hermano Alfonso, muerto en 1468 y en extrañas circunstancias, ¿perduración del morbo godo en los Trastamara? Vinieron las Augsburgo paladines en la defensa del catolicismo, con Carlos V y Felipe II, y la decadencia de con Felipe III, Felipe IV y Carlos II, gobernando los validos por la incapacidad de los reyes, cuando no desidia o estado mental. Esta dinastía dio paso a la más abyecta de todas, la borbónica, asesinos y corruptos, que para mantenerse en el poder o ser reconocidos como reyes vendieron o entregaron parte del territorio de ultramar y peninsular, incluso con un bastardo, el hijo de la promiscua Isabel II, Alfonso XII. Es paradójico una Isabel sube al trono por considerar hija ilegítima a su sobrina, y otra Isabel vende parte del territorio para que reconozcan a su hijo como rey, hijo fruto de las relaciones con el capitán Enrique Puigmoltó, ambas reinas lo lograron por y con la mediación del papado. Los borbones copiaron a sus antecesores, Alfonso XIII dio su consentimiento al golpe de Estado de Primo de Rivera, fue monarca corrupto con la Guerra de África, destronado en 1931, y tras una cruenta Guerra Civil seguida con 40 años de dictadura, una nueva rama borbónica sube al trono en el nombre de Juan Carlos I, hay que recordar que nunca fue Príncipe de Asturias, porque Franco se levantó contra la República nunca en nombre de Alfonso XIII, creó otra dinastía al no poder crear la suya, aunque lo intentó con la boda de su nieta con un borbón, por si fallaba la de Juan Carlos.

A pesar de la historia y los reyes que nos gobernaron, el último, Juan Carlos I, del que no se sabe nada de su fortuna, ni la de Suiza dejada por Alfonso XIII o Juan de Borbón, los pagos de sus correrías por África, los regalos recibidos…y la corrupción dentro de su familia o su obscuro papel en el Tejerazo, publicado por Pilar Urbano y no desmentido, solo criticado. Abdicó por los escándalos de las corruptelas dando paso a su hijo Felipe, a quien se le atribuye también una intermediación por Urdangarín, según la prensa. Esperemos que Felipe VI no se perpetúe, porque algo pillará él o sus hijos, sobrinos, primos…, característica común de todos los reyes desde la antigüedad y la borbónica en particular.

Y a pesar de la historia y de los reyes que el pueblo español ha sufrido, aún hay monárquicos y un partido pseudorepublicano y pseudosocialista que apoya a la monarquía en la abdicación, dando legitimidad a Juan Carlos I, y votando en contra de realizar un Referéndum sobre Monarquía o República, aduciendo defender la Constitución de 1978, porque sustentan a la Corona (impuesta por un dictador), si esta defiende la Democracia, afirmando a su vez "la esencia republicana del socialismo", que alguien me lo explique, porque yo, como Sócrates, “solo sé que no se nada”. Defienden una nueva dinastía que en poco menos de 40 años ya ha hecho honor a las anteriores, por sus corruptelas, falta de claridad, supuesto apoyo a un golpe de Estado… ¿y aún dudan cómo se comportará en el futuro?, cito a Zorrilla “día de hiel, /de luto y baldón y saña, /para la infeliz España”. Repito “nunca comprenderé a los monárquicos”.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris