Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Rey   Abdicación  

Carta a la Jefatura del Estado

La abdicación podría ser un acierto o una maniobra desafortunada
Carlos Ortiz de Zárate
martes, 3 de junio de 2014, 07:15 h (CET)
Me hubiera gustado hacer llegar este mensaje a sus destinatarios, pero no he conseguido encontrar un canal más directo. Me sirvo de lo que tengo a mi alcance, con la esperanza de que llegue a su destino.

La abdicación sería un acierto si, como lo hiciera el Conde de Barcelona, el entorno del heredero tiene armado un proyecto de consenso con las fuerzas del nuevo régimen y por su parte, el abdicando dispone del mismo instrumento para lograr un consenso con los poderes del actual régimen. La jefatura del Estado obraría en esos supuestos con mucha más agilidad que los partidos del poder frente a la crisis de un sistema que se desmorona, como lo acreditan los escándalos, los resultados de las encuestas y de las elecciones y el alejamiento cada vez mayor de los ciudadanos y ciudadanas a las instituciones.

El nuevo monarca se situaría en el escenario de la actualidad y buscaría su puesto en las nuevas relaciones de poder, como lo hizo el conde de Barcelona. El sucesor, lógicamente, tiene que dar el paso que han dado los ciudadanos, cada vez más alejados de las instituciones, incluida la jefatura el Estado.

Me permito recordar a la última la gran responsabilidad que asume. Los ciudadanos estamos lamiéndonos las heridas de nuestras ilusiones perdidas y cada vez somos más conscientes de la urgencia de defender nuestros derechos.

También me permito recordar algunos Borbones: Enrique IV, los Orleans y no olvidemos a Don Juan o a Carlos Hugo de Borbón Parma, que, a mi juicio, dieron esos pasos, en sus respectivas épocas.

Finalmente, creo mi deber advertir la necesidad de tener en cuenta los errores cometidos en los casos mencionados; así, la dinastía Orleans, la del que se hacía llamar “rey de los franceses” fue arrasada por el bonapartismo.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​La crónica de Pere el Ceremoniós

Suso do Madrid, A Coruña

​¿Qué hubiera pasado?

Jaume Catalán Díaz, Barcelona

​La crisis universal de los sesenta

Valentín Abelenda Carrillo, Barcelona

​La educación concertada es necesaria

Juan García, Cáceres

​Volvemos a los totalitarismos socializantes

Pedro García, Girona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris