Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Carlos Ortiz de Zárate
Carlos Ortiz de Zárate
En twitter se mencionó mi recurso a la “catéresis”. Me di cuenta de que ésta era mi supervivencia. La actualidad es un escenario desgarrado que nos atrapa. Necesitamos una buena catarsis
Son muchas las voces que llevamos años clamando por la búsqueda de antídoto contra el “discurso de poder” y aún no lo hemos logrado. La tragedia griega y el sicoanálisis hicieron sus pinitos, pero, el “discurso del poder los utiliza y nos los sirve:

Donald Trump pone en cuestión los pilares del Estado y amenaza el “orden”.

Mariano Rajoy se arroga el poder de interpretar las decisiones parlamentarias y de usar sus privilegios para colocar a sus amig@s sobre quienes pesan dudas jurídicas, morales y profesionales. Ya solo faltaban los casos como el de Bárbara Rey.

Veamos, escuchemos o leamos la actualidad vemos un mundo que puede estallar en cualquier momento; un sistema y orden que se caen a pedazos. Lo más triste es que el poder, también tiene nuestro ocio y nuestra mente.

Eso es lo que nos dicen que hay y yo digo que no es así; el objetivo de la catarsis es la sanación. Podemos salir del escenario que nos imponen y, de hecho, ciudadan@s, instituciones, académic@s, polític@s, empresari@s, lo están haciendo; en USA y en todas partes.

“El discurso de la arrogancia”: https://www.rebelion.org/hemeroteca/imperio/040120ortiz.htm ha llegado a su fin, cada vez somos más quienes nos lo tomamos como un “espectáculo” y estamos decidid@s a defender con uñas y dientes nuestra exigencia de un Estado de Derecho trasparente y eficiente.

Artículos del autor

Un ministro de Economía que fracasó en su proyecto de deslocalización laboral, que pasó desapercibido pese al revuelo que ha creado el proyecto de reforma laboral de Valls y al ferviente liberalismo del ministro.
Esto ocurre cuando el “sistema” se cae a pedazos y nuestra cotidianidad está cada vez más amenazada. Lo que nos dicen que hay no se sostiene y nos amenaza un buen porrazo.
Es cierto que la primera vuelta ha tenido escasa participación. Un millón setecientos, cuando en las primarias de la derecha del pasado noviembre votaron más de cuatro millones, y eso que los sarkozistas lo tienen muy crudo con el “asunto” libio.
El espectáculo que se ha montado no es para menos: Marine Lepen, Putin, confrontaciones con CIA, con una parte importante de las “artes”, de la media, de la ciencia… y de la norma.
Nadie se inmuta ante una impunidad impúdica que mancilla el Estado. Las acusaciones que pesan sobre Trillo, que están documentadas, no parecen compatibles para un organismo que vela por la pervivencia del Estado.
“ha tenido un papel determinante en la garantía de la calidad, la técnica y el rigor de la actuación del Ejecutivo”.
Se trata del apartado 1 del artículo 56. Resumo: símbolo de la unidad y permanencia del Estado, “arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones”.
No te cuento mi vida; lo estoy haciendo en twitter. Te lo cuento con el discurso del artículo: “Obama promete represalias contra Rusia por los ciber ataques en campaña”.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris